Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mundo Chico escriba una noticia?

Lo que nos puede preocupar con un bebé de diez meses

11/01/2011 23:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A medida que el bebé crece, además de descubrir todo el mundo que lo rodea, también descubre nuevas emociones como el temor o la tensión

A medida que el bebé crece, además de descubrir todo el mundo que lo rodea, también descubre nuevas emociones como el temor o la tensión. Tirarse las orejas y el pelo, o pegarse cabezazos son algunas de las formas que utiliza para paliar el enojo.

A esta edad es muy fácil que el bebé adquiera nuevos conocimientos, ya que su memoria mejora. Sin embargo, junto con sus ganas de descubrir su entorno, también aumentan sus temores al descubrir el peligro. A continuación te damos unos datos para resolver las dudas que te surjan y lo que nos puede preocupar con un bebé de diez meses.

El bebé come poco

Es natural que los bebés jueguen más con la comida que lo que se llevan a la boca. Ésta, es para ellos, una experiencia de aprendizaje ya que conocen distintas temperaturas y texturas.

Las medidas que puedes tomar hacer esta actividad más llevadera son las siguientes: debes poner un babero a tu hijo y papeles en el suelo; muéstrale cómo se come con cuchara; no debes reírte, de lo contrario va a creer que está haciendo una gracia, y debes dar por terminada la comida si está jugando más del tiempo habitual.

Cabezazos

Es habitual que los bebés se peguen cabezazos contra la pared cuando han descubierto el sentido del ritmo, pues ésa es su manera de expresarlo hasta que aprendan a bailar o a tocar un instrumento. Otros, se tambalean para replicar cuando las mamás los mecen, o para olvidar el dolor cuando les están saliendo los dientes. Para evitar que se dé cabezazos, puedes motivarlo a realizar otras actividades para que se distraiga, además de alejarle los muebles con puntas.

Se tira el pelo: Una forma de calmar la tensión o enojo

Una forma que utiliza el niño para calmar el enojo o la tensión, es tirándose el pelo. Con esto encuentra el sosiego que antes encontraba al acariciar la mejilla o el pecho de la madre mientras amamantaba. Para que tu hijo no haga esto, debes: incentivarlo a realizar una actividad que le mantenga las manos ocupadas; entregarle mucha contención y atención y cortarle el pelo para que no alcance a halarlo.

Rechinar de dientes

Otra manera de aliviar la tensión es haciendo rechinar los dientes. Pero para que tu bebé no lo haga, debes: tratar de reducir sus tensiones; acompañarlo a realizar otras actividades; pasarle juguetes para golpear y darle mucha atención y amor antes de dormir.

Tirarse las orejas y el pelo, o pegarse cabezazos son algunas de las formas que utiliza para paliar el enojo

El niño muerde

A medida que los dientes le salen, comienzan a morder todo lo que encuentran, desde los juguetes hasta el hombro o mejilla de la mamá. Para evitar que siga con esta práctica, debes retirarlo tranquila y firmemente del área que está mordiendo y decirle “morder, no”. Luego, trata de distraerlo.

Parpadeo

No es raro que los bebés, teniendo sanitos los ojos, comiencen a parpadear con mayor frecuencia. Esto ocurre porque están descubriendo lo que sienten al estar con los ojos cerrados y luego abriéndolos. Pero si parece que el niño no reconoce a las personas o los objetos, o si no logra enfocarlos, debes consultarle a tu médico.

Se queda sin aliento

Puede ocurrir que cuando el niño se pone a llorar, quede sin aliento, se ponga azul y pierda el conocimiento. Pese a que los papás se asustan mucho, no es motivo de preocupación porque el conocimiento se recupera rápido y completamente, gracias al mecanismo respiratorio automático que entra en juego. Así, la respiración se restablece mucho antes de que el cerebro pueda sufrir alguna lesión.

Clases para los bebés

El pensar matricular al bebé a un curso, es un error, ya que todo lo que tiene que aprender se lo pueden enseñar los padres en la casa. Es más, muchas actividades estructuradas pueden agotar al niño y quitarle el interés por ir al colegio.

Zapatos para caminar

Lo mejor cuando el bebé comienza a caminar, es dejarlo que ande descalzo para que fortalezca los arcos y los tobillos. Si sale a alguna ocasión especial, los zapatos deben: tener suelas flexibles; caña baja; plantilla flexible y porosa para que los pies puedan respiran y transpirar menos; suelas planas y antideslizantes; talones fuertes y que no le queden apretados.

Cuidado del cabello

Si tu hija tiene una cabellera abundante que se le enreda con facilidad, estos consejos te pueden ayudar: desenrédaselo –comenzando por las puntas- antes de lavárselo; usa un acondicionador después de usar champú; péinala con un cepillo con dientes separados; no uses secador de pelo y no le hagas moños tirantes porque más adelante podría tener algunas zonas con cabello ralo.

Temores

A los primeros meses, un bebé no se asusta con un sonido fuerte porque no sabe lo que es el peligro, pero a medida que los descubra, le dará miedo el ladrido de un perro, el ulular de una sirena, etc. Para ayudarlo a controlar estos temores, haz lo siguiente: no lo fuerces a acercarse a lo que le da miedo; no te burles de él y dale confianza y familiarízalo con las cosas para que sepa que no hacen daño.

Fuente: Www.mundochico.cl


Sobre esta noticia

Autor:
Mundo Chico (114 noticias)
Visitas:
1566
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.