Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deadmencey escriba una noticia?

Sobre "preocupados" y "resignación Canaria" (VI)

22/06/2010 15:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Escrito de Víctor Ramírez.

- VI -

Sí, amigos: el amor se acabará ?inexorablemente- convirtiendo en odio hacia quien abusa del ser amado, indefenso ante el maltrato y envilecido. Ves, por ejemplo, a tu hermana prostituida por un chulo prepotente e insaciable de codicia.

Ese chulo no sólo abusa de tu hermana con maltrato muy evidente, explotándola comercial hasta la extenuación. No, sino que también (y debido al pánico que le tiene la infeliz y a la obnubilación moral e intelectual producida por situación tan denigrante) ha logrado que piense -¡la pobrecilla!- y sienta que todo se lo debe al maldito chulo explotador y que sin él se encontraría peor, ¡que sin él no podría ella, la infeliz, vivir!

Pugnarás tú, entonces y si no has perdido el decoro ni la mínima capacidad de compadecerte, por arrancarla de esa existencia ignominiosa. Lo harás -lleno de amargura, por supuesto- intentando hacerle comprender que la vida que lleva es nefasta, sin posibilidades de futuro digno.

Inclusive le dices que está inexorablemente abocada -la pobrecilla- a una pudrición física y moral absoluta si no se quita de arriba al maldito chulo, si no se emancipa de él para poder emprender decidida un camino saludable en libertad y responsabilidad.

Pero, por desgracia, esa tan querida hermana prostituida, temerosa y obnubilada, seguramente ni te hará caso. Seguramente te dará largas con más o menos afectuosas excusas, debido -quizás- a que en el fondo aún te respete un poco o te ame vagamente fraternal.

El chulo explotador -cuando perciba que tu insistencia puede dar resultado- será capaz, por supuesto, de denunciarte 'legalmente' -¡sí!- o de amenazarte, molestarte o de inclusive castigarte a través de algún sicario.

Sí: quieras o no quieras, te guste o te disguste, concluirás deseando obsesivo terminar con el chulo. Concluirás deseando obsesivo que desaparezca él, que desaparezca por completo.

Concluirás deseando que sean otros los que le aniquilen si tú -por frágil o por impotente- no puedes hacerlo desaparecer de la vida de tu hermana. Concluirás odiándolo a muerte.

Más sobre

Eso es, amigos míos, cuanto acaban sintiendo los patriotas hacia el poderío que tiene colonizada inclementemente a su Patria indefensa y amedrentada: odio, deseo de que se desmigaje en mil pedazos, con la esperanza de que -destruido ese poderío- pueda tu pobre prostituida Patria recuperar su ultrajada decencia, su libertad arrebatada, la capaz posibilidad de un futuro digno en responsabilidad solidaria. En fin... (¿Han leído ustedes el poema CANTONALISMO, del ninguneado magnífico poeta aruquense DOMINGO RIVERO?).

Volvamos a las periodísticas manifestaciones del tan publicitariamente preocupado por nosotros escritor José Saramago, afincado tan regiamente borbonista en Lanzarote. Escuchen (y volvió el viejo Armiche a leer con voz pausada, tras afirmarse los espejuelos):

"Demandó esa conciencia colectiva que está siendo suplantada por la insensibilidad y apostó por la reflexión sobre lo que se desea para la Isla. <<¿Funcionamos con la conciencia que cada uno lleva dentro? No me parece que está ocurriendo>>".

Insistamos en el tratamiento de gurú o, poco menos, taumaturgo que el prenserío y el oficialismo cultural papanatas canarios -salvo esas excepciones silenciosas que siempre hay y habrá, y que solemos desconocer- acostumbran dispensar al galardonado portugués cuando hace demandar o exigir (cual si fuera ‘ mamá de los pollitos’ , según dicen los mexicanos del 'tipo farolillo presuntuoso') que el lanzaroteño ponga en práctica algo ?la conciencia colectiva- de lo que, por imperativo colonial, carece (con las salvedades honestas y, por ende, independentistas: salvedades que, por el contrario, parecen disgustar sobremodo al señor Saramago, quien no se ha dignado a plantearse -ni mucho menos ponerse a admitir- que todavía existen guanches alzados, cada vez en mayor número -por fortuna).

Recalquemos, además, la tremenda dificultad, casi imposibilidad, de que el lanzaroteño o el canario -con la excepción de los rebeldes, de los insumisos alzados- ponga a funcionar ese algo que se le ha negado poseer: conciencia colectiva de pueblo dueño de su destino social.

Pues lo que Saramago llama 'conciencia que uno lleva dentro' se reduce -en nosotros- a puritita espectativa temerosa y desanimada frente a las órdenes y disposiciones de los inclementes poderes que en ese momento tocan, sean poderes económicos o policiales, poderes ejercidos por fuereños o por compatriotas al servicio esbirril de la metrópoli.

11-enero-2001

* * *

Siguiente ----> http://es.globedia.com/preocupados-resignacion-canaria-vii


Sobre esta noticia

Autor:
Deadmencey (129 noticias)
Visitas:
1976
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.