Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Preocupa al Papa Benedicto XVI pérdida de fe en España y Europa

06/11/2010 14:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Papa Benedicto XVI expresó hoy su preocupación por la pérdida de fe católica en España y pidió a Europa rescatar los valores de la trascendencia y la fraternidad hacia las personas de otros continentes. En su primer día de visita a España, el pontífice desarrolló diversas actividades en Santiago de Compostela, noroeste de España, a donde llegó procedente de Roma para acudir como un peregrino más a la tumba del apóstol Santiago. Durante su viaje en el avión papal, Benedicto XVI declaró que un país como España que es también originario de la fe católica en Europa ha desarrollado “un fuerte laicismo, un anticlericalismo y un secularismo muy fuerte y agresivo”. “La fe debe renovarse para responder al reto de la laicidad que existe en Francia, y en República Checa, pero también en España”, aseveró. La aeronave de la compañía Alitalia que partió este sábado del Aeropuerto Internacional Leonardo Da Vinci, en Fiumicino, Roma, llegó poco antes de las 11:30 hora local (10:30 GMT) al Aeropuerto Internacional de Lavacolla, en Santiago de Compostela. El Papa fue recibido a pie del avión por los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia, por el vicepresidente primero Alfredo Pérez Rubalcaba, y el arzobispo de Santiago de Compostela, Julián Barrio. Tras su llegada, el Papa recibió en una tarima próxima al avión los honores como Jefe de Estado, con los himnos de España y del Estado Vaticano y las campanas de 46 iglesias de Santiago de Compostela repicaron de manera simultánea a su llegada. Luego se trasladó a la Catedral de Santiago de Compostela, la que recorrió para rezar ante la tumba del apóstol Santiago y realizó todos los pasos con que los peregrinos concluyen el Camino de Santiago. En su mensaje en ese lugar, Benedicto XVI llamó a conservar la fe, avivar la esperanza y seguir la verdad y la libertad, porque sin éstas últimas, el hombre se perdería a si mismo. “Entre verdad y libertad hay una relación estrecha y necesaria. La búsqueda honesta de la verdad, la aspiración a ella, es la condición para una auténtica libertad. No se puede vivir una sin otra”, sostuvo. Añadió que “La Iglesia, que desea servir con todas sus fuerzas a la persona humana y su dignidad, está al servicio de ambas, de la verdad y de la libertad”. “No puede renunciar a ellas, porque está en juego el ser humano, porque le mueve el amor al hombre, que es la única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma y porque sin esa aspiración a la verdad, a la justicia y a la libertad, el hombre se perdería a sí mismo”, aseveró. Más tarde, el Papa ofició una misa en la Plaza del Obradoiro, el exterior de la catedral ante más de seis mil personas en la que pidió a Europa recuperar los valores de la fe ante las amenazas a su dignidad, y estar abierta a la trascendencia y fraternidad con los otros continentes. En la homilía de la misa afirmó que “donde no hay entrega por los demás surgen formas de prepotencia y explotación que no dejan espacio para una auténtica promoción humana integral”. Con motivo del Año Santo Compostelano en la Plaza del Obradoiro, el Papa se preguntó sobre la Europa que ha peregrinado hacia la tumba del apóstol Santiago, sus necesidades y su realidad. “Es una tragedia que en Europa, sobre todo en el siglo XIX, se afirmase y divulgase la convicción de que Dios es el antagonista del hombre y el enemigo de su libertad. Con esto se quería ensombrecer la verdadera fe bíblica en Dios”, lamentó. Abundó que “Europa ha de abrirse a Dios, salir a su encuentro sin miedo, trabajar con su gracia por aquella dignidad del hombre que habían descubierto las mejores tradiciones”. “Dejadme que proclame desde aquí la gloria del hombre, que advierta de las amenazas a su dignidad por el expolio de sus valores y riquezas originarios, por la marginación o la muerte infligidas a los más débiles y pobres”, expresó. “La Europa de la ciencia y de las tecnologías, la Europa de la civilización y de la cultura, tiene que ser a la vez la Europa abierta a la trascendencia y a la fraternidad con otros continentes, al Dios vivo y verdadero desde el hombre vivo y verdadero”, abundó. Benedicto XVI tuvo también palabras para los peregrinos que realizan el Camino de Santiago, a los que dijo que quien peregrina a ese lugar lo hace para encontrarse con Dios. El pontífice cerró sus actividades en Santiago de Compostela con un encuentro con el presidente del opositor Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, y su esposa Elvira Fernández, en la sacristía de la catedral, donde por unos breves minutos hablaron y se intercambiaron regalos. Luego, el Papa Benedicto XVI viajó hacia Barcelona, donde mañana domingo consagrará el templo de la Sagrada Familia, una obra diseñada por Antonio Gaudí, y continuará con otras actividades en su visita de dos días a España.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2679
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.