Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Preocupa a OEA reclutamiento de menores en grupos armados de Colombia

20/04/2011 15:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El reclutamiento de niños, niñas y adolescentes por parte de grupos armados ilegales colombiano es “un tema de gran preocupación en los últimos meses”, según la Organización de Estados Americanos (OEA). De acuerdo con el informe trimestral sobre la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia (MAPP/OEA), dijo que existe un incremento en actividades delictivas, con un fuerte impacto en las comunidades indígenas y afrodescendientes. Expresó también su preocupación por el involucramiento de la población civil en las dinámicas violentas impuestas por grupos post desmovilización, como lo ocurrido en zonas rurales de municipios del sur de Córdoba, Bajo Cauca, Chocó, y en la costa nariñense. Por otro lado, indicó que se registran amenazas individuales o colectivas; restricciones a la movilidad; reclutamiento forzado; casos de violencia sexual, que en ocasiones afectan a los menores; asesinatos selectivos, dirigidos principalmente contra líderes sociales que reclaman derechos. Señaló que esos casos están especialmente relacionados con la restitución de bienes; desapariciones forzadas y violencia indiscriminada en zonas urbanas con el empleo de explosivos y/o granadas de mano, entre otras afectaciones. Destacó el incremento de la fuerza pública para controlar estas dinámicas, y a pesar de que han disminuido los niveles de afectación, persiste en las comunidades percepciones de inseguridad. La Misión reiteró su preocupación frente a la seguridad y protección de las personas que están participando de los procesos de restitución de tierras, e instó a retomar los esfuerzos institucionales por crear un programa de protección específico para esta población. El asesinato de Rogelio Martínez, líder que reclamaba tierras de San Onofre (Sucre) y el de Hernando Pérez en Turbo (Antioquia) a los que se suma el atentado contra Fernando Enamorado en Apartadó (Antioquia), son acontecimientos de extrema gravedad contra este proceso, de acuerdo con el informe. De la misma manera, expresó su preocupación por la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran los funcionarios judiciales, especialmente los fiscales e investigadores de la sub-unidad de exhumaciones de la Unidad Nacional de Fiscalías de Justicia y Paz. Para la Misión, la seguridad de los desmovilizados ha sido objeto de especial seguimiento durante todo el proceso. Indicó que desde mediados de 2005, las amenazas, homicidios, desplazamientos y reclutamiento de esta población por parte de los grupos al margen de la ley, han sido una constante a la cual la MAPP/OEA se ha referido en repetidas ocasiones. El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que presentó el informe ante el Consejo Permanente de la OEA, enfatizó la importancia de la desarticulación estructural de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). También valoró las oportunidades que este proceso de paz abrió en términos de verdad, justicia y reparación, al mismo tiempo que generó las condiciones para el fortalecimiento de la institucionalidad del Estado en los territorios más afectados del país. Destacó la relevancia e importancia de la ley de Justicia y Paz (975) colombiana, que actualmente está siendo observada y referenciada por varios países en el mundo como una herramienta a implementar. Refiriéndose al rol del gobierno colombiano, resaltó los esfuerzos del gobierno del presidente Juan Manuel Santos por instrumentar medidas tendientes a la restitución integral de las víctimas, particularmente en materia de tierras, y la reparación colectiva. El máximo representante de la OEA hizo un recuento de los más importantes logros del proceso, entre los que citó los 17 mil 331 desmovilizados que actualmente participan en el proceso de reintegración a la vida civil impulsado por el gobierno colombiano. Así también, la entrega y destrucción de más de 18 mil armas, las más de 300 mil personas participantes del proceso de Justicia y Paz, que ha permitido el reconocimiento de las víctimas como actor fundamental del proceso de paz. Asimismo, la identificación de más de 3 mil 846 cadáveres y la entrega de mil 217 restos de desaparecidos a las familias; los procesos de justicia y reparación; y la participación del Estado en la reconstrucción del tejido social en poblaciones que se encontraban bajo el dominio de los grupos armados irregulares.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2195
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.