Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Preocupa a centrales sindicales sudamericanas políticas salariales

30/04/2011 10:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las principales centrales sindicales sudamericanas manifestaron su preocupación por la restrictiva política salarial de los gobiernos de la región ya que, aseguran, profundiza la desigualdad y la inequidad social. La mayoría de los dirigentes sindicales de la región manifestaron que los incrementos del salario mínimo deben contrarrestar los efectos inflacionarios que se hacen sentir en varios países, en la mayoría de ellos vinculados al alto precio del petróleo. En Chile, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Arturo Martínez, aseveró que la discusión sobre el monto del salario mínimo a partir del 1 de julio próximo será uno de los ejes de la entidad en el futuro inmediato. “Este año hay mejores condiciones, porque existe un buen crecimiento económico y desempleo a la baja, pero la inflación está subiendo y hay un aumento en el costo de la vida por la subida en el precio del petróleo”, explicó Martínez. El dirigente de la principal central sindical chilena se mostró dispuesto a que el acuerdo con el Ejecutivo sea por los próximos tres años, “lo cual le convendría al gobierno porque resuelve el tema por todo su período. Pero también podríamos negociar por un año”. El salario mínimo en Chile, que es recibido por unas 900 mil personas, es de 172 mil pesos (unos 374 dólares) y la CUT pide un aumento de 16 mil pesos (35 dólares) si se discute por 2011 y de 48 mil pesos (104 dólares) si las tratativas son por tres años. El secretario general de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CVT), Manuel Cova, indicó por su parte que solicitarán un aumento del salario mínimo del 60 por ciento, en tanto que para los sueldos generales pedirán un incremento del 40 por ciento. Cova señaló a periodistas que los trabajadores deben estar unidos y participar en forma conjunta en demanda de mejoras salariales que vayan a compensar la pérdida del poder adquisitivo tras la inflación de al menos 27.2 por ciento que anotó Venezuela en 2010. A juicio del dirigente sindical, el Ministerio del Trabajo “debe reunir a todos los actores sociales (empresarios y trabajadores). Se debe establecer la comisión tripartita y discutir no sólo el tema del salario mínimo, sino de una política salarial”. En Paraguay, las centrales obreras calificaron el reajuste del salario mínimo de 10 por ciento como “insuficiente” y una “burla” ya que exigen un incremento de al menos 18 por ciento. El dirigente de la Central Nacional de Trabajadores (CNT), Miguel Zayas, señaló que “el presidente Fernando Lugo sabe perfectamente que el salario (414 dólares) debe aumentarse en 18 por ciento, porque el Estado tiene una deuda económica con los trabajadores”. El sindicalista disidente de la CNT Eduardo Ojeda dijo en tanto que “un reajuste de sólo un 10 por ciento contradice a la realidad del trabajador que viene sufriendo la variación ascendente en el costo de la canasta básica”. En Colombia, la preocupación de las centrales obreras y la Escuela Nacional Sindical está centrada en el alto nivel del desempleo, que llega a 12.8 por ciento en la actualidad, superior al promedio global (6.2) y al promedio de América Latina (7.4). Detallaron que, en la actualidad, un 44 por ciento de los colombianos ocupados son trabajadores “por cuenta propia”, mientras que un 34 por ciento están clasificados como “empleados particulares o asalariados”. Precisaron que la informalidad del empleo tendería a crecer con el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, el cual podría entrar en vigencia a fines de 2011 o en el primer semestre de 2012 tras su eventual aprobación en el Congreso estadunidense. En Ecuador, el presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), Pablo Serrano, afirmó que su principal preocupación es que están “cercenando los derechos” de los trabajadores al pretender quitarles parte de las conquistas de la contratación colectiva. El Ministerio de Relaciones Laborales prepara un nuevo Código del Trabajo, en tanto el FUT elabora su propia propuesta, la cual busca garantizar estabilidad a los trabajadores, seguridad social y evitar el despido intempestivo. En Argentina, el secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, señaló que buscará este año un alza del 20 por ciento del salario mínimo, el cual llega a mil 740 pesos (unos 424 dólares). Moyano, titular de la poderosa central sindical que aglutina a 3.5 millones de trabajadores, recalcó que también exigirán una política de control de precios para que la inflación no absorba y supere el incremento salarial. El líder de la Confederación General de Trabajadores del Perú, Mario Huamán, consideró en tanto “insuficiente” lo que perciben los trabajadores y demandó una revisión de la actual tasa salarial porque ésta apenas alcanza a cubrir la canasta básica. Huamán anunció una serie de movilizaciones contra el gobierno peruano y el sector empresarial para exigir que se respete los derechos de los trabajadores y se les garantice la seguridad social y estabilidad laboral.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2110
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.