Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

La tragedia de Tucson

15/01/2011 05:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El sábado 8 de enero pasará a la historia de los Estados Unidos como un día negro, de un oscuro imborrable con olor a terrorismo, pues llevará como telón de fondo las huellas de la intolerancia, el prejuicio, el sectarismo y la ausencia de miras de la ultraderecha norteamericana

El sábado 8 de enero pasará a la historia de los Estados Unidos como un día negro, de un oscuro imborrable con olor a terrorismo, pues llevará como telón de fondo las huellas de la intolerancia, el prejuicio, el sectarismo y la ausencia de miras de la ultraderecha norteamericana, que devinieron en el atentado sufrido por la congresista Gabrielle Giffords, la muerte del juez federal, John Roll y cinco personas más, incluyendo una niña de nueve años y trece heridos más.

<a href="http://www.flickr.com/photos/9106303@N05/5339486081/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/9106303@N05/5339486081/" target="_blank">Mike Licht, NotionsCapital.com</a> via Flickr

Este es el sentido del análisis realizado por El sheriff del condado de Pima, Clarence Dupnik, cuya jurisdicción incluye Tucson, quien señaló que la retórica política vitriólica que se ha ampliado por todo el país es factor importante en los hechos, según destacó el diario la Jornada, en su edición del lunes 10 de enero, dos días después del ataque ejecutado por Jared Lee Loughner, de 22 dos años, hoy por hoy estandarte de la amenaza terrorista.

Y es que, según las palabras de Dupnik, el horno no está para boyos, huele a azufre del infierno, porque: “Cuando uno ve gente desequilibrada, cómo responden a lo vitriólico que sale de ciertas bocas sobre cómo desmantelar al gobierno, la ira, el odio y la intolerancia que imperan en este país se están volviendo atroces”, siendo el atentado contra Giffords el más reciente ejemplo de esta escalada de ruindad que tiene nombres y apellidos.

Convertido Arizona en crisol de la lucha contra todo lo “extranjero”, tras el tiroteo ocurrido en Tucson, varios exponentes de la cruzada de violencia verbal e ideológica que se vive en ese, el estado más racista de la Unión, corrieron a resguardarse de la tormenta política que se les echó encima y lo hicieron criticando el hecho para lavarse las manos, como si no hubieran tomado parte en el surgimiento del clima de intolerancia que enlutó al pueblo de EU.

<a href="http://www.flickr.com/photos/36770908@N08/4189169360/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/36770908@N08/4189169360/" target="_blank">gcfairch</a> via Flickr

Tan grave es el atentado, inusual y contradictorio en una nación que se precia de ser adalid de la democracia y las buenas costumbres políticas, que cuando especímenes del calibre de la mandataria arizonense, Jan Brewer; la ex gobernadora por Alaska, Sarah Palin y el nuevo presidente de la Cámara Baja de EU, John Boehner, decidieron curarse en salud, condenando al perpetrador y expresando su pesar por la tragedia, con su deslinde esbozaron un “mea culpa”.

“Un ataque contra uno que sirve (al público) es contra todos los que sirven”, arguyó en su autodefensa John Boehner, legislador por Ohio, quien desde antes de su llegada al Capitolio, ya tenía a Barack Obama, con todo y sus acciones, buenas o malas, en la mira de sus ataques viscerales, político al fin, sin dejar de lado que es enemigo a muerte de la migración en todas sus facetas y, por lo tanto, de los indocumentados.

<a href="http://www.flickr.com/photos/9106303@N05/4341734273/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/9106303@N05/4341734273/" target="_blank">Mike Licht, NotionsCapital.com</a> via Flickr

Palin, afecta a tirar la piedra y esconder la mano, representa lo peor de la política yanqui, pues su discurso, rayano en el terrorismo, es lo suficientemente fuerte como para convertirla, a querer o no, en autora intelectual de la masacre de Arizona; prueba de ello es que a principios de diciembre pasado, ella reclamó que Julian Assange, Director del Portal WikiLeaks, fuese asesinado a mansalva, llamado a la violencia que la ubica como incubadora nata de huevos de serpiente tipo Jared Lee Loughner, el terrorista tucsoniano.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
3406
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.