Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diego Plascencia escriba una noticia?

Porsche 911 Carrera S 2009

19/05/2009 06:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La nueva joya de la corona

El nuevo Porsche 911 Carrera S 2009 es la más reciente interpretación de uno del deportivo más reconocible de la historia del automóvil, que ahora cuenta además con la tecnología más moderna, sin perder la referencia de su glorioso pasado.

Más poder, más eficiencia

La nueva serie 911 Carrera se ofrece en cuatro modelos: el 911 Carrera, el 911 Carrera S, el 911 Carrera Cabriolet y el 911 Carrera S Cabriolet, todos con la posibilidad de caja de cambios manual de seis marchas o automática.

Y es precisamente en la nueva transmisión PDK (Porsche Doppelkupplung), donde el nuevo modelo presenta su gran novedad y aunque es una opción que cuesta $4 mil, quizá sea la mejor inversión al comprar este Porsche porque hace una diferencia que va de la noche al día.

La PDK es una transmisión de doble embrague que Porsche ya había inventado en 1983 para el modelo 956 de carreras, pero que no había aplicado a sus autos de serie hasta ahora.

La tecnología de doble embrague combina las ventajas de un cambio manual con un cambio automático. Es decir, se mantiene el confort y el cambio sin interferencias de un auto automático sin perder la eficiencia energética y la flexibilidad de uno manual.

Porsche asegura que el sistema PDK reduce hasta 60% el tiempo en los cambios de marchas respecto a la anterior transmisión automática Tiptronic. Además, combinado con los nuevos motores, la PDK permite una mayor aceleración de 0 a 60 millas por hora (4.3 segundos en el 911 Carrera S) con un menor consumo de combustible.

La transmisión PDK –que añade una séptima marcha- es desde luego un salto considerable respecto a la Tiptronic. Además, el sistema “estudia” el tipo de conducción que se está realizando y se adapta al estilo del conductor.

El sistema de doble embrague incluye dos ejes, de manera que el primero controla la reversa, primera, tercera, quinta y séptima velocidades, mientras que el segundo eje controla la segunda, cuarta y sexta.

Cuando se está en primera, el segundo embrague ya está preparado en la posición de segunda, aunque desembragado. Cuando el auto alcanza el momento del cambio -en el modo automático- o se activa el cambio de forma manual, el eje de la primera marcha se desembraga y a la vez el segundo eje se embraga en segunda velocidad.

Además, el PDK "estudia" cuál será el siguiente cambio de velocidad y se prepara para ello. Si se acaba de meter primera y se ha acelerado, preselecciona la segunda marcha en el otro embrague. Si se suben marchas hasta tercera, entiende que el siguiente cambio será a cuarta. Pero si en cambio se reduce la velocidad, cambiará la preselección del otro embrague a segunda.Pero para quien le guste la conducción deportiva, quizá lo más sorprendente sea el paquete opcional Sport Chrono Plus, un botoncito que permite ajustar el comportamiento del auto y su PDK a una conducción más deportiva o a otra extremadamente agresiva.

En la opción Sport, el PDK cambia las marchas más tarde, con el motor más revolucionado, la suspensión del 911 se endurece un poco y el coche se “pega” un poco más al suelo.

En la opción Sport Plus, el 911 Carrera S busca en todo momento entregar la mayor potencia posible, con la suspensión aún más dura. La transmisión no salta de marcha hasta que la aguja de revoluciones llega a la zona roja, a las 7, 200 revoluciones por minuto. El auto se optimiza así para la conducción más deportiva posible en todo momento.

Además, pisando freno y acelerador a la vez para activar esta opción, el Sport Chrono Package Plus permite salir de cero con el motor revolucionado al máximo.

Según Porsche, “el PDK ayudará a la desaparición de las transmisiones manuales”. Si esta afirmación se convierte en una realidad en el futuro, será en gran parte por la variedad de conducción que permiten las opciones Sport y Sort Plus.

El Porsche Carrera S tiene un motor completamente nuevo de seis cilindros y 3.8 litros, que genera 385 caballos de potencia, un aumento de 30 caballos sobre el modelo anterior. Con este motor, el modelo S alcanza las 188 millas por hora de velocidad máxima.

Los ingenieros de Porsche lograron que el motor sea un poco más plano -30 milímetros menos- a su predecesor y, por tanto, su peso esté más cerca del suelo, lo que permite bajar el centro de gravedad del automóvil.

Otro de los aspectos sorprendentes del sistema PDK es que permite lograr consumos de combustible menores que incluso con el cambio manual. En carretera, el 911 Carrera S puede alcanzar las 26 millas por galón.El 911 Carrera del 2009 mantiene el diseño inconfundible de este mítico deportivo. En el exterior lo que más llama la atención son las nuevas luces LED para circular de día, situadas bajo los faros bi-xenon y sobre las entradas frontales de aire, rediseñadas y más grandes que en modelos anteriores. Los espejos retrovisores, más amplios, también han sido modificados para mejorar la visibilidad.

En la parte trasera, las luces LED son una de las grandes novedades, junto a la mejor integración de los tubos de escape en la carrocería.

Todos los 911 Carrera S vienen de serie con rines de 19 con sistema de frenos Brembo estándar de hierro fundido. Como opción se ofrecen los frenos de de cerámica que son 50% más ligeros y son visibles desde el exterior, con lo que participan del aspecto deportivo del 911.

En el interior, Porsche ofrece su clásica elegancia deportiva, pero ahora añadiño novedades opcionales como asientos refrigerados por absorción de aire y un mejorado sistema de audio que incluye control por voz, conexión a través de tecnología Bluetooth, reproducción de MP3… y, por primera vez en un Porsche, integración con el iPod, que se conecta por un cable que a la vez carga el reproductor en el cajetín central.

La selección de canciones y manejo del iPod se puede hacer a través de la pantalla táctil del sistema de audio del auto.

El modelo de prueba tenía un precio básico de $86, 200, pero con todas las opciones posibles –incluyendo la transmisión PDK-, el total aumentó hasta los $106, 730.


Sobre esta noticia

Autor:
Diego Plascencia (112 noticias)
Visitas:
8892
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.