Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Neaistoria escriba una noticia?

Por la que brilla el sol

15/02/2011 00:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En estos días que vemos una grave crisis política en Egipto, así como violencia, quizá ese país no sea lo primero que nos haga pensar en algo romántico, sin embargo en el siglo XIII a.C., con Ramsés II en el trono de Egipto, el país del Nilo llegó a gozar de cierta paz y estabilidad, y es que este gran faraón, supo como convertir a Egipto en uno de los Reinos antiguos más fuertes de la antigüedad, luego de luchar con varios pueblos. Así que finalmente, como hijo de un dios (Ra) y un dios encarnado, podía hacerse de cuantos pláceres deseara; de forma que se dice que tuvo varias mujeres y de ellas cientos de hijos. Pero el gran conquistador, fue finalmente conquistado por una sola mujer, la que colocialmente en México diríamos "la catedral de entre sus capillas". Esa mujer era Nefertari, su esposa favorita.

Ciertamente el faraón podía darse el lujo de tener muchas esposas, pero Nefertari sobresalió por su carisma, así como su gran mente política, provocando en el faraón un gran amor hacia ella, y eclipsando a sus rivales, convirtiéndola en la mujer más importante del reino, incluso arriba de la reina madre Tuya. No sólo la colmó de honores en vida, deidificándola en vida, sino que además se aseguró de que fuera conocida durante toda la eternidad, de tal forma que, aunque en menor tamaño, las grandes estatuas de Ramsés tienen por compañera a Nefertari; y por amor a ella, construyó un pequeño templo en su memoria, en Abu Simbel.

En Abu Simbel, se encuentra un templo mayor dedicado a Amón, Ra-Horajty, Ptah y Ramsés como dios; mientras que el menor, estaba dedicado a Hathor, personificado en Nefertari. en la entrada se lee: Una obra perteneciente por toda la eternidad a la Gran Esposa Real Nefertari-Merienmut, por la que brilla el Sol. La tumba de Nefertari, también es una muestra de ese amor, pues está bellamente decorado por refinados dibujos, dando la impresión que el Paraíso egipcio está impreso en la tumba.

Pero para el enamorado corazón del faraón, la mujer por la que brilla el sol, falleció; pero se hizo inmortal en los numerosos monumentos que su gran esposo hizo construir en su honor.


Sobre esta noticia

Autor:
Neaistoria (51 noticias)
Fuente:
neaistoria.blogspot.com
Visitas:
5891
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.