Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kuzkátan escriba una noticia?

El Popol Vuh, Teología en los malos tiempos

02/06/2010 23:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los mayas-chortí de la costa de El Salvador y Guatemala usaron el remojo del maíz con agua mezclada con ceniza vegetal alrededor del 1500 antes de cristo, y este descubrimiento condujo a la civilización mesoamericana a una de las expansiones culturales más rápidas en la historia

Los mayas-chortí de la costa de El Salvador y Guatemala descubrieron o pusieron de relieve el remojo del maíz en agua con cenizas alrededor del 1500 AC, y este descubrimiento condujo a la civilización una de las expansiones más rápidas en la historia.

Esta expansión sólo fue posible con una ideología o teología unida a él. Alrededor de 1700 AC, los Chortís avanzaban rápidamente debido a la mejora de la agricultura y una de esas mejoras fue la producción de maíz y frijol a través de la hibridación selectiva. Además, con su eficacia en la pesca, la recolección en el océano era mucho mayor debido a su descubrimiento de los ciclos de las mareas, que condujo a la creación del calendario Tzol'kin.

Con este conocimiento, sus actividades los llevaron a realizar viajes comerciales a lo largo del centro de México, la costa de Veracruz, el Petén y la península de Yucatán. En estos viajes comerciales, los chortís, siempre comerciaban el más reciente producto de su mejor maíz híbrido, y con esta calidad, fomentaron rapidamente la producción de más maíz.

Sin embargo, alrededor del año 1500 AC, se enfrentaron a una grave crisis en la legitimidad de su liderazgo en la agricultura.

Aquellos que consumían una mayor cantidad de maíz en su dieta, se estaban enfermando. Se ponian débiles y se lesionaban facilmente, provocandoles heridas y sangramientos en todo el cuerpo.

No sólo eso, pronto las todas comunidades que se convencieron de renunciar exclusivamente a la caza y la recolección y producir mucho maíz también se estaban enfermando. Ellos no conocian de la enfermedad conocida como Pelagra. Enfermedad causada por la deficiencia de niacina es común entre aquellos que utilizan el maíz como unico alimento básico en la dieta.

Debido a esta enfermedad, muchas personas en Mesoamérica comenzaron a rechazar el liderazgo maya, el rechazo al maíz y el estilo de vida agrícola; regresando a la caza y la recolección.

Asi, la civilización mesoamericana se vio retrasada por cientos de años debido a la pelagra, hasta que los Chortís descubrieron lo que parecía ser una cura, pero muchos no les creyeron.

Es decir, que no creyeron hasta que los mayas desarrollaron una historia, un relato, un genesis de lo que estaba ocurriendo y asi explicar el significado y la verdad del flagelo de la pelagra. Este relato esta descrito en el Popol Vuh, el texto sagrado de los Quichés y transmitido hasta después de la llegada de los españoles.

Muchos mesoamericanos saben acerca cal en el proceso de elaboración de algunos productos comestibles de maíz. ¿Sabían que también la ceniza vegetal de las cocinas puede usarse para tal fin?

En los primeros capítulos del Popol Vuh se lee una descripción de los síntomas de la pelagra y en cada caso, la conclusión es que la creacion de los seres humanos por los dioses ha fracasado. Es decir, que no fue culpa de la gente que se enfermaran ni culpa de los líderes mayas que promovieron un nuevo estilo de vida.

En un capítulo se describe a los seres humanos que se secan, sin sudor y sin sangre. Seca es también una palabra que significa delgadez extrema en Mesoamérica y la pérdida de peso y debilidad es un síntoma de pelagra. Otro capítulo describe la lluvia que lava la piel y los órganos, un síntoma de pelagra es el desgaste de la piel. Sin embargo, otro capítulo entra en detalles horribles sobre los síntomas como la demencia; animales hablando de nuevo a los seres humanos, etc. La demencia es uno de los síntomas avanzados de pellegra.

El Popol Vuh explica los intentos de crear seres humanos correctos. Un de estos intentos fue un éxito. De esta manera, la historia maya de la creación es paralela a la historia de la creación de los Lenca Poton de la zona central y oriental de El Salvador. Los Peronajes Ixbalanqué, uno de los héroes gemelos (el otro es Hunahpú) en el Popol Vuh, es el líder de los enfermos y presentaba tambien lesiones en todo su cuerpo.

Al asociar a este héroe, Ixbalanqué, con el jaguar, el animal más poderoso de los ecosistemas de Mesoamérica, y también un animal con manchas (similar a las lesiones), los mayas legitimaban el liderazgo, aun enfermos. El pueblo del jaguar es la gente poderosa, aun con el liderazgo lesionado. Muchas personas tuvieron que morir antes de que los dioses, revelaran el secreto del maíz en remojo, por lo tanto el concepto de sacrificio se incorporó a la cosmología.

Asi como las llagas producidas por la pelagra sangraban, tiempo despues acostumbraron a derramar su propia samgre como ofrenda a los dioses para ser perdonados y no ser castigados con la pelagra.

Así que el Popol Vuh enseña a la gente a no sentirse culpables por estar emfermos. Tampoco es culpa del maíz o el modo de vida agrícola. Más bien, la culpa era de los dioses creadores. Pero ahora, por fin habían logrado crear un nuevo ser, un ser hecho de masa de maíz, el maíz que ha sido sumergido en cenizas para ser purificado. A partir de las cenizas, restos de la vida, se purifica el maiz para volverse sagrado.

El relato del Popol Vuh, ayudó a mostrar tanto a los aldeanos mayas-chortí asi como a todos aquellos que vivian en los lugares que visitaban, el liderazgo chortí queles daria la confianza de construir una solida red de intercambio cultural sin presedentes.

Nota: La aparicion de la pelagra fue consecuencia directa de la investigacion agricola, que aumento el tamaño del grano de maiz, pero tambien componentes como la niacina. Afortunadamente el avance de estos pueblos les permitio encontrar soluciones adecuadas.

El Popol Vuh enseña a no sentirse culpables. Tampoco es culpa del maíz o de la vida agrícola. La culpa era de los dioses. Pero ahora, por fin habían logrado crear un nuevo ser, un ser hecho de maíz


Sobre esta noticia

Autor:
Kuzkátan (12 noticias)
Visitas:
10299
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.