Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nuevopolitico escriba una noticia?

Politiquería, Clase Media, Concertación y el Gobierno de Salvador Allende. Por Nelson Castro Q.

14/05/2013 18:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Republico artículo publicado en Wordpres (http://necq5.wordpress.com/) de este autor:

Tenía yo la seguridad, que ese 4 de septiembre de 1970, se rompería un esquema en las elecciones presidenciales de Chile, de Latinoamérica y del mundo. Efectivamente aquella seguridad se hizo realidad.

Salió ganador, aunque sólo con poco más de un tercio de los votos, con el 36, 3 % Salvador Allende Gossens, de la Unidad Popular, seguido de un 34, 9 % de Jorge Alesandri, el candidato de la derecha, y de un 27.9 % de Radomiro Tomic, candidato demócrata cristiano.

Obtenía una mayoría relativa, que debió ser ratificado porel congreso pleno, el 24 de octubre de 1970.

Primera vez en el mundo, que un candidato apoyado por el partido socialista, y partido comunista, era elegido democráticamente en las urnas.

Junto con esto, una triste y golpeante realidad, se materializaría posteriormente, con mi inocente pensamiento, a la luz de la chorreante e infaltable información. El vecino más importante de América, estaba tramando, elucubrando y planeando como dirigir indirectamente mi vida y la todos los chilenos. Supuestamente, para hacerla menos desgraciada, pero sin contarme ni pedirme permiso para intervenir.

E.E.U.U., con Richard Nixón como presidente y el sr. Henry Kissinger como ministro, quisieron cambiar este resultado, como en muchas otras partes, porque dejaba al “tío SAM “, con un sobrino comunista o socialista o como quiera llamarse, en la región, además de Cuba.

Todo ello ratificado por la desclasificación posterior de documentos secretos de la Casa Blanca. Intervinieron económicamente las elecciones, planearon ideas para tratar de revocarlas, y llenaron de espías de la CIA al país.

Hago este recuerdo, porque algunos comentarios actuales dan una visión sesgada de aquel periodo y porque con mis jóvenes 20 años de entonces, pensé que se abrirían las anchas alamedas, para los más excluidos y seria un beneficio también para mí, que nunca fui político y pertenecía y pertenezco a la clase media actual.

Nunca se abrieron para los no politicos.Igual que nunca se abrieron en la època de Pinochet, sólo para sus lacayos.

Y lo que es mas doloroso, con la llegada de la concertacion, tampoco se abrieron las anchas alamedas, excepto para el grupito, asociado a algun partido politico y para aquellos, que tenian amigos poderosos . Aquì, no importa el talento, sólo los partidos y sus asociados.

Con aquella elección, muchos resolvieron dejar el país, sobre todo los más acomodados, incluso antes de la asunción al poder de Allende.

Otros se irían posteriormente con la llegada de la dictadura, como “exiliados”, extendiendo los “sacrificios”, que ya tenían en Chile, pero en alguna playa de Cuba o en la tranquilidad de un departamento con todo pagado, en Rusia, Suecia o Francia.

Las equivocaciones del periodo llamado de los 1000 días, comenzaron con la elección de un modelo económico en que intervenía mucho el estado, basado en la monoexportación de cobre; con exceso de nacionalizaciones; una reforma agraria persecutoria; en donde la emisión de papel moneda superaba ampliamente la creación de bienes y servicios . Por ende, lo que hizo fue gatillar horriblemente el IPC, acompañada con baja producción de bienes. En esencia, la mayoría de los trabajadores chilenos ganaba mucho dinero, pero no había que comprar: Y lo que había, costaba demasiado y se encontraba en el mercado negro a precios prohibitivos. La ley de la oferta y la demanda estaba desequilibrada, con exceso de demanda.

Posteriormente los proyectos de ley de una escuela nacional unificada y el control de la entrega de mercaderías a través de las JAP, dejaba a la mayoría de los chilenos sin alternativas de elección educacional, cayendo peligrosamente, en la antidemocracia y el control de los bienes de consumo básicos.

Esto derivó, en que para comprar el pan, azúcar, carne y chancho chino, había que hacer filas, que se formaban muchas veces antes de las 00.00 horas a.m., para un lugar que abria sus puertas a las 9 a.m. del día siguiente . Era un gran sacrificio para las personas comunes y corrientes, que no tenía influencias para conseguirse las mercaderías de otra forma y que constituía el grueso de la población, sumado a la inseguridad, el descontento y la terrible agitación política que caracterizaba el ambiente social. Fue así que el 22 de agosto de 1973, la Cámara de diputados de Chile declara ilegal al gobierno con 81 votos a favor y 47 en contra.

Es romántico para aquellos que eran los simpatizantes o regalones de la izquierda de la época, defender aquel gobierno, porque ellos lo tenían todo.

Igual que cualquier privilegiado politico de hoy de la concertación, titulado en Harvard, o un rico actual y de cualquier época: Incluso personas que observaban la situación desde la comodidad de otros países y nunca estuvieron sufriendo las penurias de la clase media y pobre acá, donde las “papas quemaban”.

Y miraban con simpatía este experimento político, que pretendía entregar el poder a las personas y acabar con los privilegios desmedidos.

Es in Dudable que a Salvador Allende, el timón de mando presidencial, se le escapó de sus manos. Aunque tuviera la mejor intención, tuvo que soportar muchos grupos de presión interno, muy cercanos, que le quitaron el control y lo llevó a la triste despedida del 11 de septiembre de 1973 con su propio suicidio.

Sin embargo pocos saben, que había una salida decente para el gobierno de la Unidad Popular que se estaba fraguando en la mente del Presidente. Y esta era un plebiscito que resolvía, si continuaba en el poder o no . Pero este fue roto por la anticipación del golpe de estado, que no estaba programado para el 11 septiembre, sino posteriormente.

Y es curioso que después del golpe de estado, aparecieron la mayoría de los productos que se vendían en el mercado negro. Porque el paro y posterior inicio de faenas de los camioneros no resolvió este problema ipso facto. Había grandes cantidades de mercadería que estaba en manos de pocos y muchos se enriquecieron con este tráfico.

Cuando hay techo, comida, abrigo, tranquilidad, paz y satisfacción de necesidades superiores, como la lectura, el arte, el conocimiento, el libre albedrío, el progreso material y espiritual, que se tiene cuando se vive en una nación desarrollada libre, es fácil observar y encontrar bueno un sistema político ideal, no tan materialista, que Chile buscaba y que estaba sólo como idea, muy lejos de conseguir y que obviamente no tenía en ese periodo, y que los jóvenes no políticos de la clase media anhelábamos poder beneficiarnos de ello. Pero un sistema que no fuera, tan oprímente y falto de garantías como el que tenìa, el gran enemigo de E.E.U.U. como fue la U.R.S.S. Sistema que terminó autodestruyendose.

Hoy en Chile las cosas no han cambiado tanto para la clase media.

Siguen los mi smos privilegiados de siempre gobernando, es decir la clase política, beneficiándose de altos cargos públicos, periodo tras periodo presidencial, haciendo carrera para diputado, senador o porque no, para Presidente de la República.

Mientras La clase media sigue empobreciéndose, al borde de la ruina, tanto los empleados públicos como los del sector privado, con altas deudas. Y el gobierno con la política del avestruz.

Nadie ayuda a la endeudada clase media como corresponde, con un Banco del Estado que aunque pertenece a todos los chilenos, opera como un ente privado y podría venir en su ayuda, sacrificando parte de sus utilidades.

Con el serio riesgo, que en unos años más, esta bomba de tiempo estalle, si las cosas no cambian.

Entonces empezaremos un nuevo 11 de septiembre, del cual tendremos nuevamente que lamentarnos y recordar porque pasó aquello. Incluidos aquellos que siempre o casi siempre han vivido en el extranjero.

Como lo he manifestado, en anteriores comentarios, es necesario mirar el futuro y no tanto el pasado, excepto para no repetir los errores cometidos . Mirar el futuro sin ánimos revanchistas. Saber perdonar y saber pedir perdón.

Que e Ntren nuevos aires al poder en Chile, con nuevos líderes políticos.

Atentamente.

Escrito por Nelson Castro Q.

Para NuevoPolìtico Blog.


Sobre esta noticia

Autor:
Nuevopolitico (154 noticias)
Fuente:
nuevopolitico.bligoo.cl
Visitas:
1007
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.