Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Política antidroga de EUA difiere en los números del discurso público

31/10/2010 16:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pese al relajamiento inicial ofrecido respecto a la operación de dispensarios médicos de mariguana, la política antidrogas de la administración del presidente Barack Obama muestra ambivalencias que por momentos la tornan confusa. Para algunos críticos, el gobierno mantiene un doble discurso en el terreno de los hechos, si bien en algunas instancias ha sido constante, como en su negativa absoluta a debatir la idea de despenalizar el consumo de drogas como la mariguana. La advertencia hecha días atrás por el procurador general de Justicia Erick Holder en el sentido de que el gobierno hará valer las leyes federales si California legaliza el consumo de mariguana, fue acorde a esta postura. El tono contrastó con el relajamiento anunciado por Holder en marzo de 2009 respecto de los dispensarios médicos de mariguana, movimiento del que California fue también pionero. Holder dijo entonces que el gobierno federal no haría de las redadas a los dispensarios médicos de mariguana una prioridad, como en la administración de George W. Bush, sino que se restringirá a los traficantes que los usen como frente para sus actividades ilegales. Empero, un aspecto crítico del fenómeno, el de la prevención, parece de nueva cuenta marginado en la política nacional antidroga, donde el énfasis continúa en el combate al tráfico. Ello a pesar de que el director de la Oficina Nacional de Políticas para el Control de Drogas (ONDCP), Gil Kerlikowske, reconoció que la percepción popular en el país sobre los logros en la lucha contra las drogas no es la mejor, por el énfasis inicial en las medidas punitivas. Para críticos como Nel Franklin, de la agrupación Law Enforcement Againts Prohibition (LEAP), que aglutina a ex policías partidarios de la legalización de las drogas, tal reconocimiento no se refleja en la distribución de recursos. “El zar de las drogas dice lo correcto sobre acabar con la ‘guerra contra las drogas’ e implementar una necesaria estrategia balanceada a partir de un postura de salud pública, pero por desgracia, la realidad de los números del presupuesto no refleja la retórica”, dijo. Franklin, quien fue policía en Baltimore, aludió el hecho de que 64 por ciento del presupuesto para la política contra las drogas se destina al combate y 36 por ciento para prevención y tratamiento. El propio Obama ha reconocido el aspecto toral de la demanda y su impacto para México, su principal aliado en esta lucha. Semanas atrás, el mandatario dijo que combatir el consumo de drogas en Estados Unidos no es una tarea fácil porque se trata de un problema “profundamente arraigado” en la sociedad. “La demanda de drogas es un problema profundamente arraigado que requiere esfuerzos sostenidos; educar a nuestros hijos, crear modelos de salud publica que puedan tratar a personas con adicciones”, dijo en un encuentro con periodistas hispanos. Aunque Kerlikowske destacó que el presupuesto destinado a programas de prevención y tratamiento representa un incremento de 30 por ciento, para Franklin estos recursos no modifican el énfasis tradicional en el combate que esta política ha tenido. “Es bueno ver que la administración empieza a hablar como si quisiera cambiar las políticas fallidas, pero no podemos dejar que digan que la ‘guerra contra las drogas’ ha acabado cuando continuamos arrestando 800 mil personas cada año solo por cargos relacionados con mariguana”, dijo.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1005
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.