Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tintaverde escriba una noticia?

Polémico proyecto hotelero en Villa Gesell

19/07/2010 07:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Polémico proyecto hotelero en Villa Gesell

19 julio 2010

'Mandalay' en las arenas movedizas

El Municipio de la ciudad de Villa Gesell autorizó la instalación de un mega emprendimiento hotelero denominado "Mandalay" sobre los últimos médanos vírgenes de la costa bonaerense. El complejo, que apunta a brindar "el mayor confort para un público exigente", incluye cocheras subterráneas y dos piletas de natación. Si bien el Gobierno Municipal asegura que las obras "cumplen con las normas vigentes", la Asamblea Ciudadana de Gesell comprobó que no cuentan con el debido Estudio de Impacto Ambiental. Un controvertido proyecto resistido por numerosos vecinos y organizaciones que se movilizan en defensa del ecosistema costero.

Por Florencia Yanniello

(TV) Las dunas son acumulaciones de arena generadas por la acción del viento y representan una parte esencial del ecosistema de la costa, actúan como barreras naturales que protegen al continente de las tormentas y de la entrada de agua salada, además de ser los últimos espacios verdes vírgenes de la zona. Hace poco más de un mes, la Municipalidad de Villa Gesell autorizó un movimiento de arena de 400 metros de las Dunas Costeras, en la zona de barrio norte, 310 y la playa, para la realización de un mega emprendimiento inmobiliario denominado "Mandalay". El proyecto se compone de 168 residencias de 1 y 2 dormitorios desarrolladas en 4 edificios de 42 unidades cada uno, además incluye chocheras subterráneas y piletas de natación.

Los vecinos del concurrido balneario, preocupados por la inminente destrucción de los médanos y la inacción de quienes deberían fiscalizar emprendimientos de tal magnitud, comenzaron a realizar presentaciones ante organismos municipales y provinciales y a movilizarse para proteger el ecosistema costero.

"Todo este conflicto se inicia a raíz que la Municipalidad aprueba, en principio temporalmente, que un mega emprendimiento inmobiliario se instale en los últimos médanos vírgenes de Villa Gesell. A partir de que las maquinas empezaron a cavar para iniciar la construcción, los vecinos comenzamos a preguntarle al Concejo Deliberante de qué se trataba el proyecto y fuimos al Municipio a pedir explicaciones al Secretario de Planeamiento de Obras Públicas", expresa Daniel Fernández, vocero de la Asamblea Ciudadana en Defensa del Médano Costero.

En la página web del emprendimiento Mandalay, anuncian que "se prevé el desarrollo de un proyecto de inversión, bajo la modalidad de Fideicomiso Inmobiliario, cuyo desarrollo versará sobre un Condominio, conformado por la construcción de 4 complejos urbanísticos residenciales de primer nivel con una superficie total aproximada de 2.1000 metros cuadrados". Sin embargo, aseguran que se cuidará "la perfecta armonía e integración ecológica con el entorno, para no producir ninguna ruptura ni deterioro del paisaje circundante".

El 7 de junio, los vecinos presentaron ante el Honorable Consejo Deliberante de Villa Gesell un escrito mediante el cual solicitaban los planos de obra aprobados de acuerdo a la normativa vigente y el estudio de impacto ambiental del emprendimiento. Además, exigieron que se les informe la fecha de la última fiscalización y si existía en trámite alguna causa contra el emprendimiento Mandalay. Luego de reunirse con la Comisión de Turismo y Medio Ambiente y con el secretario de Planeamiento Obras y Servicios Públicos, el Arquitecto Luis Castellani, se logró comprobar que el emprendimiento no contaba con los Planos de Obra Aprobados, ni con el debido Estudio de Impacto Ambiental.

"Al ver que no teníamos respuestas de ningún organismo, un grupo de vecinos junto con algunos guardaparques municipales y ambientalistas, nos movilizamos hasta el médano y pusimos el cuerpo delante de las maquinas impidiendo que continúen la extracción de arenas", manifiesta Fernández.

A finales de junio, el Juez Marcelino Escobar del Departamento Judicial de Dolores, interpuso una medida cautelar para que se detengan las obras, solicitada por el Centro de Orientación y Defensa al Consumidor (CEODECO), una asociación civil sin fines de lucro de Villa Gesell. Los vecinos consideraron que se trataba de un avance, pero que al no ser una medida definitiva, debían continuar con la lucha por la preservación de las dunas costeras. "Nosotros hicimos varias denuncias en distintos organismos provinciales y nacionales, en la OPDS -Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la Provincia de Buenos Aires-, en al Fiscalía General de la Nación también, y finalmente se acercaron hasta el médano costero peritos y representantes de la Fiscalía. Vinieron, tomaron fotografías y se las llevaron para evaluar, no sabemos cómo sigue ese trámite, nosotros lo que tenemos pensado hacer próximamente es una denuncia", adelanta Fernández.

El médano alambrado por el emprendimiento "Mandalay" (Facebook "En defensa del médano costero)

40 noches en el médano

Los vecinos mantienen hace más de un mes un acampe en el médano con el objetivo de frenar las obras del emprendimiento hotelero. Luego de varias semanas de pernoctar en la costa, comenzaron a realizar charlas informativas y actividades culturales y artísticas para advertir a la comunidad de Gesell acerca de la importancia de preservar el sistema de dunas costeras. Luego de varios abrazos simbólicos al médano, recitales, clases abiertas de yoga y charlas debate sobre el ecosistema costero, se conformó la Asamblea Ciudadana.

"Desde el 5 de junio estamos instalados en el médano manteniendo un campamento, Al principio nos resguardábamos en las casas próximas y después la gente se fue solidarizando y nos fue alcanzando cosas, un vecino trajo leña, otro trajo una carpa y así nos fuimos equipando. Además recibimos colaboración de la gente que se daba cuenta de lo que estaba pasando y lo que estábamos haciendo", cuenta Daniel Fernández.

Mucha fue la gente que se acercó al acampe para informarse y adherir a la causa. Si bien comenzaron siendo un pequeño grupo de vecinos, las últimas asambleas fueron multitudinarias. "El acampe lo que está asegurando que el tema continúe, nosotros la primera vez le pusimos en frente de la maquina y le dijimos 'no'. Otras veces que intentaron entrar, llamamos a la policía y los sacaron", explica el vocero. Además, la permanencia de los vecinos en la playa impidió que se alambre la zona, ya que la empresa había corrido los mojones a 50 metros del mar. En este sentido, Fernández señala: "Está todo el predio alambrado, hay dos hectáreas de playa y lo que se ve es un alambre de 1.80 metros de altura, con postes cada 5 metros, con 4 garitas policiales, guardias de seguridad y perros. O sea es una cosa increíble, en Villa Gesell nunca se vio esto".

Los reclamos de la Asamblea no radican únicamente en que se quite el alambrado, ellos piden que se paralicen definitivamente las obras. "Queremos que se respete la altimetría natural del relieve de la playa y si para eso hay que expropiar este lugar, que se expropie", aclara el vocero.

La Asamblea Ciudadana reunida en la playa (Facebook "En defensa del médano costero")

Los médanos, reservas de biodiversidad costera

"Para Villa Gesell y toda la costa, las dunas costeras son una parte esencial, todavía no hemos cobrado consciencia de lo que significa que se rompa el cordón de dunas costeras que protegen al continente de las tormentas, de la entrada del mar. Si el mar pudiera entrar, como ha pasado en otros lugares de la costa atlántica, esa agua salada se incorporaría a las napas de las aguas dulces y se contaminarían las reservas para consumo humano. Es una locura lo que se quiere hacer", expresa Daniel Fernández.

Según el manual "Dunas costeras de la Pampa Austral. Biodiversidad, ecología y conservación", realizado por investigadores del Proyecto Costas Bonaerenses -dedicado a describir las características naturales de los ecosistemas de dunas y playas del sur de la región pampeana y alentar su conservación-, las dunas son la defensa natural de la costa frente a los eventos erosivos del mar, amortiguando la erosión del oleaje y las mareas extraordinarias. De esta manera, brindan protección a las comunidades humanas que habitan la costa y generan el hábitat necesario para muchas especies de plantas y animales nativos. Actúan de "manera irremplazable" en la preservación de la biodiversidad costera y filtran y almacenan agua dulce en profundidad, de la cual se abastecen las poblaciones humanas residentes en la costa.

Según este informe, la principal amenaza sobre los hábitats y la biodiversidad en los ecosistemas de dunas es el avance invasivo de la urbanización y el excesivo desarrollo de las prácticas forestales, ya que "fijan los sedimentos produciendo desbalances en su ciclo de transporte, fragmentan y restan superficie a los ambientes naturales, afectan el acuífero y son causa de ingreso de especies exóticas invasoras". En este sentido, los investigadores advierten que "proteger el sistema de dunas en su estado natural, garantiza que se preserven sus valiosas funciones y su diversidad biológica".

El informe indica que aunque los ecosistemas naturales de la costa atlántica bonaerense enfrentan una crítica situación debido al avance de obras humanas que los fragmentan y modifican severamente, este sector aún mantiene un buen estado de conservación y alberga riquezas naturales "que merecen la implementación de efectivas medidas que los protejan". Los investigadores manifiestan que se han censado más de 100 especies de plantas terrestres nativas y otras tantas de aves marinas, playeras y de pastizal, entre las que citan especies migratorias, vulnerables y amenazadas, además de mamíferos, reptiles y anfibios, de los cuales algunos sólo habitan esta parte del mundo.

Las creativas manifestaciones de la Asamblea (Facebook "En defensa del médano costero")

Aportar un granito de arena

A pesar de que rige una medida cautelar que paraliza las obras del emprendimiento, Mandalay anuncia en su sitio web el lanzamiento de la preventa de la primera etapa del proyecto: "Esta etapa comenzará su construcción luego de temporada estival y durante un periodo de 24 meses se finalizará con el primero de los cuatro módulos del proyecto: Mandalay Aqua, que incluye la construcción de 48 unidades cuidadosamente proyectadas destinadas a aquellas personas que quieren disfrutar sus vacaciones en total armonía con el ambiente y en un lugar único".

Es por eso que la Asamblea Ciudadana no baja la guardia, continúa sesionando semanalmente y trabajando en comisiones. Las reuniones son cada vez más numerosas y se vive un clima de alegría por los logros conseguidos hasta el momento. Los domingos, un centenar de vecinos se acercan hasta el médano de 310 y la playa para debatir, evaluar y decidir acciones.

En las últimas reuniones se acordaron dos puntos importantes: por un lado continuar con el campamento que da presencia al reclamo y por el otro, realizar una presentación desde la Asamblea, solicitando un nuevo amparo judicial. Además, los vecinos reafirmaron que el reclamo es pacífico y que el objetivo es la paralización definitiva las obras de Mandalay sobre la duna costera. Denunciaron también, que la vegetación que cubre la duna sigue siendo talada por los guardias de seguridad de Mandalay y se renovaron los cuestionamientos sobre la legalidad de la empresa de seguridad, de la cual no se conoce ni el nombre, ni el numero de registro y cuyos guardias no están identificados.

En este sentido, la Asamblea exigió al Gobierno Municipal que designe un responsable del área de medioambiente, "una persona capacitada que oriente políticas tendientes a solucionar los graves problemas ambientales de la ciudad y que pueda ser interlocutor de los vecinos movilizados por estos temas". "Como Asamblea Ciudadana vamos a presentar un recurso de amparo, hicimos un listado de los problemas ambientales de Villa Gesell y estamos pidiendo al Municipio que nombre un Secretario de Medioambiente porque en Gesell no hay políticas medioambientales", agrega Daniel Fernández.

Hace algunas semanas los vecinos editaron un material educativo para concientizar sobre la importancia de preservar el médano y empezaron a realizar charlas informativas a cargo de geólogos y biólogos. Con iniciativa y perseverancia, cada domingo en asamblea se renuevan las energías para defender "con fuerza y alegría" el medioambiente costero.

Más información: http://www.facebook.com/group.php?gid=130907873594587& v=info& ref=ts#!/group.php?gid=130907873594587& ref=ts


Sobre esta noticia

Autor:
Tintaverde (39 noticias)
Fuente:
tintaverde.wordpress.com
Visitas:
317
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.