Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

¿Podríamos terraformar la Tierra?

16/10/2009 19:32 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se habla a menudo de una idea avanzada casi en el terreno de la ciencia ficción: terraformar Marte o Venus. Esto nos permitiría alterar su clima para ser habitable para los seres humanos. Sin embargo, el escenario para el uso de estas técnicas de ingeniería climática podría hallarse mucho más cerca: nuestro planeta Tierra, terriblemente herido por el cambio climático global.

Sin embargo, los efectos de la geoingeniería pueden ser peores que el cambio climático global, por lo que debemos hacer bien nuestros deberes antes de suponer que podemos evitar el desastre.

Nuestros grandes emisiones de gases de efecto invernadero están creando problemas a escala planetaria que nos afectarán a nosotros y nuestros descendientes. En un caso ideal en que las emisiones fueran drásticamente reducidas a cero, los niveles del mar subirán entre 10 y 25 metros en los próximos miles de años.

En la imagen el Volcán Pinatubo. Este volcán arrojó miles de toneladas de cenizas a la atmósfera en 1991

Nuestras costas están amenazadas ante el acoso del mar, y parece algo bastante plausible que estemos creando problemas de proporciones planetarias. Una solución podría ser un megaproyecto para enfriar el planeta y evitar que los casquetes de hielo se continúen fundiendo. Bueno, y si esto puede hacerse, ¿por qué no comenzar cuanto antes? Actuar pronto podría salvar incontables vidas, sin mencionar la miríada de especies que de otra forma estarían condenadas a la extinción.

No hay escasez de grandes ideas para esta geoningeniería. Podríamos bombear cenizas de azufre a la atmósfera para dispersar la luz incidente, o generar nubes reflectoras rociando agua marina hacia los cielos desde barcos especiales, Podríamos incluso lanzar una poderosa flotilla de parasoles al espacio para producir sombra a nuestro planeta de los rayos del Sol.

El problema con todos estos esquemas es que tenemos pocos indicios de si podrían funcionar. Agunas de las mejores evidencias hasta ahora vienen de la catastrófica erupción del volcán Pinatubo en 1991, que forzó un experimento a gran escala sobre nuestro planeta, al inyectar cenizas de azufre en la alta atmósfera. Desde una perspectiva global los resultados fueron alentadores: las temperaturas bajaron temporalmente en 0, 5 º C. Parece poco claro sin embargo, si los efectos del azufre en el comportamiento del tiempo global podría ser predichos o controlados. Los peligros de esto podrían ser severas sequías locales, e incluso la destrucción de la capa de ozono.

Acosados por estos riesgos, podría ser de locos hacer algo. Lo que necesitamos es realizar un trabajo de investigación conjunto sobre el potencial y los riesgos de la geoingeniería. Nos llevará décadas establecer cuál de las posibilidades sería viable, efectiva y segura, cuánto nos costaría y quien lo pagaría. Este programa, que necesitaría combinar modelos por computadora con experimentos a gran escala, a la vez que investigar las implicaciones legales internacionales de estos esquemas; no debería ser caro, dice Steve Rayner de la Universidad de Oxford. Sería un cambio pequeño comparado con, digamos desarrollar las tecnologías de energía alternativas.

A pesar de esto, la resistencia a la geoingeniería es considerable, y con buenas razones. Para algunos la geoingeniería es ya algo que debe ser promovido como alternativa a la reducción de gases con efecto invernadero, en lugar de ser una medida temporal para revertir el calentamiento mientras las emisiones siguen fuera de control. Enfriar el planeta sin disminuir los niveles de dióxido de carbono no evitará la acidificación del océano, cuyos efectos son entre otros la perdida de los arrecifes de coral, mientras que la erosión supera la velocidad de formación de nuevos arrecifes.

Además, Implementar la geoingeniería sin el recorte de emisiones nos podría hundir en una terrible trampa. Cuanto mayores fueran los niveles de gases de efecto invernadero, más trabajo de geoingeniería sería necesario hacer para contrarrestar su efecto de claentameinto y más tiempo sería necesario continuarlos. Podríamos sufrir por efectos secundarios y desastrosos de la geoingeniería pero seríamos incapaces de detenerlos por el miedo a las consecuencias del rápido calentamiento.

Este es el tipo de plan coherente de investigación sobre geoingeniería que deberíamos investigar, Dada la posibilidad de que los investigadores hayan subestimado la escala y la velocidad del cambio climático, con emisiones más disparadas que nunca, sería de locos no investigar en lo que la geoingeniería podría lograr. Es nuestra mejor apuesta para asegurarnos que la Tierra continúe siendo un lugar hospitalario y benigno para las generaciones futuras, y no un lugar peligroso y hostil, Deberíamos averiguarlo.

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
3490
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (22/02/2010)

me parece que seria conveniente terraformar la tierra, en vez de terraformar y cambiar a los otros planetas, pienso que deberiamos hacer todo lo posible para salvar este planeta!!