Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Martinosuna escriba una noticia?

"Podreis si os dejamos: Caso Grecia"

29/06/2015 08:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Que se gasten fortunas en armamento mientras 800 millones de personas pasan hambre en el mundo es muestra clara de los intereses económicos reales de los que realmente sí pueden

Hace tanto que el medio financiero gobierna el mundo, que pretender cambiar algo sin contar con él es como querer pescar sin mover un dedo. Los políticos, como armas de actuación de las grandes fortunas económicas, saben perfectamente cuales son las condiciones en el caso de que las masas les den el mando: pasar por el aro económico. En caso contrario, se cierra el grifo financiero y a sufrir pesadillas hambrunas. Querer obviar eso y pretender hacer política en beneficio de las masas es perder el tiempo, la reputación y las confianzas de unos y otros. El poder económico tiene mucho poder social. El poder económico es realmente quien manda aquí: una empresa necesita financiación; un partido político necesita financiación; cualquier proyecto, por pequeño que sea, necesita financiación y las grandes fortunas del mundo no se preocuparán en exceso de unas masas que desde siempre han controlado por los medios de comunicación para sus intereses y antojos. Eso sí, esto no. Tu sí tu no.

Que se gasten fortunas en armamento mientras 800 millones de personas pasan hambre en el mundo es muestra clara de los intereses económicos reales de los que pueden. Que las masas eso no lo tengan en cuenta y sigan preocupados más por el concurso "Supervivientes" es lo que se pretende desde los despachos de las grandes fortunas. Los periodistas que se adaptan a sus leyes llegan a fín de mes e incluso pueden tener cierto prestigio y una vejez acomodada. Los que no, pues no y que se dediquen a malvivir de lo que puedan y como puedan. Aquí y allí pasa esto porque el poder económico no es local, ni nacional sino, internacional. El poder económico es realmente quien gobierna el mundo y el que no quiera verlo que siga encerrado en sus verdades que la vida sigue igual, tal como ya nos decía en su día Julio Iglesias.

Los lavados de cerebro vienen de lejos y su objetivo es controlar a las masas desde el principio para mantener lo previsto a sus intereses que no son otros que ellos y lo suyo. Hoy, que la ciencia nos ha demostrado con creces la realidad de nuestra existencia, la realidad de la creación; hoy que se sabe tanto del sol, de la luna de la evolución en general, hay quien sigue encerrado en su dios como única verdad de todo y por el que mata si hace falta. Hoy que sabemos tanto de todo, seguimos siendo ignorantes de la verdad que no queremos ni ver ni razonar aunque sea evidente.

El peor de los miedos es que votemos a los que no quieren que votemos

 

 

En la edad media, por ejemplo, acababas en la hoguera si tenías la osadía de pensar que tal vez la tierra fuera redonda. Acababas en la hoguera si llevabas la contraría a la verdad de la iglesia, por bruja o adoradora de satán. Hoy ante la evidencia de esos hechos seguimos sin razonarlos, valorarlos y decidir sobre su necesidad ante lo que ya sabemos de forma confirmada. El poder sigue teniéndonos entre sus redes, pero en estos años de evolución ya no con la amenaza de la hoguera sino con los medios de comunicación con los que nos dominan, nos manipulan y nos dirigen.

La sociedad del siglo XXI tiene ante sí un gran desafío si quiere cambiar realmente algo. Un desafío que empieza en utilizar más el cerebro, razonar los hechos y acontecimientos diarios y valorar la realidad real y no la que nos quieren imponer desde los despachos del poder. Lo que pasa en el mundo pasa porque quieren que pase; el hambre, la pobreza, la desigualdad social está ahí porque les interesa que ahí esté. Y el peor de los miedos que el poder pueda tenerle a las masas es que piensen y actuen en consecuencia. No seguir el juego que ellos establecen, no votar a sus políticos establecidos, no creerse ni una de las notícias destacadas que nos ofrecen en sus informativos financiados y manipulados. El peor de los miedos es que votemos a los que no quieren que votemos. Su opresión financiera, sus descreditos propagandísticos a través de los medios, a través de sus tertulianos a su sueldo y beneplácito, a través de sus cadenas de televisión, radio y prensa... Su gran miedo es que esto reviente porque cuando las masas revientan lo arrasan todo y ellos son el gran objetivo de las masas que han estado oprimidas y controladas por ellos desde que el mundo es mundo.

Para terminar sólo cabe decir que "al buen entendedor pocas palabras bastan" y al que no quiere entender le sirve el programa "Sálvame".

 

Gregorio Martí Osuna - Jubilado.

Licenciado en Ciencias Políticas. Catedrático en Harvard University

"Al buen entendedor pocas palabras bastan" y al que no quiere entender le sirve el programa "Sálvame"


Sobre esta noticia

Autor:
Martinosuna (2 noticias)
Visitas:
1194
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.