Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Poderoso caballero

16
- +
19/04/2020 10:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al poner como "ejemplo” empresarial a Inditex, la Ministra de Trabajo Yolanda Díaz hizo ostensible que a día de hoy no secunda las opiniones de sus compañeros de partido sobre el emporio de Ortega, cuestionando con ello la iniciativa de Podemos sobre la tributación de las grandes fortunas

El emporio Inditex, otorgó una cuantía superior a los 63 millones de Euros con destino a adquisición de material y equipos médicos necesarios para hacer frente a la pandemia de Covid 19, una dación que no hay que enmarcar en la situación de excepcionalidad del momento, pues en los tres años anteriores la firma del textil reportó igualmente un acumulado de 308 millones para la adquisición de equipos médicos contra el cáncer.

Sin ninguna otra consideración, la regalía del señor Ortega hacia tan buenas obras habría de entenderse como una muestra altruista de solidaridad, pero la realidad difiere de tal percepción, pues lo cierto es que ciñiéndose a su singular tratamiento impositivo el importe de las daciones desgrava, siendo por eso que a través de ingeniería fiscal verá de vuelta alrededor de un tercio delodonado.

Pero además quien utiliza este artificio paga menos impuestos que el resto, pues las donaciones desgravan el 30% sobre su importe, de tal modo que una tercera parte del mismo, estamos pagándolo indirectamente todos los españoles, lo que pone en cuestión la atribuida generosidad del hombre más rico de España.

La Sanidad Pública debe disponer de una financiación acorde, que dé cobertura holgada al servicio que debe prestar, sin depender para nada de la esplendidez del acaudalado de turno; pero para eso es necesario un cambio sustancial en la política contributiva que pasa por el establecimiento de unos impuestos suficientes y de una recaudación progresiva, que mantenga equivalencia con el promedio de la UE, de tal modo, que las grandes fortunas lejos de tener un trato preferente tributen por sus ingresos reales y que el índice no sea inferior al 30% real, puesto que con esa aplicación porcentual estaría garantizada sin dificultades la financiación del sistema sanitario.

Hay un aspecto salientable alrededor de las donaciones, tal es el hecho que están establecidas mayormente en países adscritos al modelo neoliberal con escasa o deficiente cobertura de servicios públicos, y tal cariz es determinante de un prototipo específico de sociedad y también el motivo para que su implantación cuente con la aquiescencia de los partidos de la órbita neoliberal del país y la interesada promoción de sus plataformas mediáticas; un patrón que de ninguna forma cuaja en aquellos otros países donde además de tener un arraigado estado de bienestar la presión fiscal de aplicación es de carácter progresivo.

Encuadrar las controvertidas donaciones del señor Ortega en el altruismo, no pasa de ser una broma de mal gusto

Atribuir por tanto talante benefactor a las tan controvertidas dádivas del señor Ortega no pasa de ser una broma de mal gusto y no solo por el trasfondo económico de su finalidad, sino porque de origen su enorme fortuna estuvo en todo momento salpicada por la explotación laboral continuada que hace casi medio siglo, tenía como víctimas propiciatorias a las mujeres del rural gallego que cosían para él en la precariedad más absoluta, para al final quedar relegadas al desempleo

Una dinámica que no varió en absoluto tras la deslocalización de la producción de Inditex a países en vía de desarrollo como Bangladesh, Turquía, India o Marruecos donde la legislaciones laborales favorecen la explotación de hombres y mujeres, permitiendo con eso a la empresa reducir sus costes y aumentar así sus ganancias, a lo que se ha de añadir para más precisión que en el 75% de las empresas que trabajan para Inditex no se respeta el salario mínimo establecido y para mayor embrollo el trabajo infantil en las fábricas subcontratadas por la gallega representa el 25% de la producción.

Todo un referente de economía sumergida que afecta al conjunto de su actividad empresarial y viene a indicar que el proclamado éxito de la firma coruñesa más que obedecer al buen hacer de su staff directivo atiende a turbias prácticas mercantiles alejadas de todo código de conducta.

Pero aun así a pesar de los perjuicios que para las arcas públicas induce la vigencia de esta anomalía fiscal, todo viene a indicar que la reforma prometida por el Gobierno de Coalición (PSOE -. Unidas Podemos) para la corrección de tan atípico tratamiento fiscal a las grandes fortunas tendrá que esperar; por lo menos eso se desprende de las declaraciones de la portavoz del Ejecutivo, quien en su intervención tras el último Consejo de Ministros al igual que la "comunista "Yolanda Díaz, no regateó palabras en agradecer al gigante textil Inditex su "esfuerzo" y "responsabilidad" en la crisis del coronavirus, eludiendo en el transcurso de la misma hablar de una subida de impuestos a Amancio Ortega, como fundador de la empresa, lo que conduce a deducir la existencia de una revisión de planteamientos.

En otras palabras, a dejar la cuestión conforme está para ventaja y disfrute del poderoso caballero

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (428 noticias)
Visitas:
1529
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.