Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Soy Un Jugón escriba una noticia?

PlayStation Move (IMPRESIONES)

06/10/2010 17:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace ya algunos días que tengo en mi poder un mando Move y una cámara PlayStation Eye. Mucho se ha dicho sobre el mando, aunque siempre comparándolo con el famoso Wiimote, y es que hay muchas similitudes evidentes, pero… ¿realmente solo es una copia del revolucionario (o, al menos en su momento) mando de Wii?

Empezaré hablando un poco del mando en sí y su funcionamiento. El mando, de diseño muy ergonómico, destaca por tener una bola en un extremo que se ilumina con diferentes colores. No sé exactamente para qué sirve que sea de un color o de otro, pero os puedo asegurar que su colocación no es aleatoria, y es que si la cámara PlayStation Eye pierde ‘ de vista’ la bola luminosa, nos visará que se ha perdido la conexión con el dispositivo. Porque sí, para usar el mando Move hay que tener conectada la cámara PlayStation Eye. Pero esto no es malo (bueno, para nuestros bolsillos no es demasiado bueno inicialmente, pero luego se amortiza… ;) ), sino todo lo contrario, ya que se dota al mando de una detección en tres dimensiones muy precisa e inmediata. Por desgracia, no tengo a mi disposición un mando Navigation (o ‘ secundario’ ), por lo que no se exactamente su funcionamiento o respuesta pero, al menos por los menús, se puede navegar con unos simples movimientos de Move o usando un Sixaxis (o DualShock 3), por lo que no parece obligatorio (aunque, probablemente, sea más cómodo que usar el DualShock 3 con una sola mano… ).

Sobre la pregunta que planteaba hace unas líneas, debo decir que no siempre las cosas son blancas o negras, sino que hay veces cuya tonalidad es grisacea. Me explico: sí que el sistema, pese a funcionar algo mejor que en la consola de Nintedo (ya no solo porque el mando sea más moderno y tenga una mayor precisión, sino porque además la ayuda de la cámara se nota), se podría decir que es una copia de lo mostrado por Nintendo hace algunos años, pero como ya he comentado, el uso de la cámara lo hace suficiente ‘ novedoso’ como para decir que no es simplemente una copia (de hecho, podríamos decir que es una fusión entre la tecnología desarrollada por Sony años atrás con la saga EyeToy y la tecnología de la Nintendo Wii). Ah, eso sí, un punto negativo que hay que aclarar ya es que pese a que el mando en sí está muy cuidado, lo que es la cámara da pena, y es que su calidad es muy mala (de hecho, estoy casi convencido que es la misma cámara que había en PlayStation 2 pero con una carcasa nueva y con micrófono).

Y ahora, tras esta introducción a lo que es Move, paso a comentar los juegos a los que he tenido acceso:

Start the Party!

Start the Party! es lo que se podría decir ‘ la evolución’ de EyeToy: un conjunto de minijuegos para jugar con amigos o familia. Variados y entretenidos, a la par que simples, permiten disfrutar a cualquiera (aunque en su vida haya tocado un videojuego). Por desgracia, la poca calidad de la cámara, unos gráficos muy simples y pocos modos de juego enturbian el resultado, haciendo que sólo sea apetecible en compañía.

Kung Fu Rider

No os voy a mentir: Kung Fu Rider era el juego que más ilusión me hacía probar de los títulos de lanzamiento de Move. Su planteamiento totalmente arcade (a mi me recuerda a lo visto en grandes clásicos como la saga Crazy Taxi, y a Clark le recuerda a Radikal Bikers), nos propone llevar al protagonista (un detective o su ayudante) a lo largo de varios niveles (cada uno con diferentes caminos, pero que no se desbloquean hasta que no nos toca repetir el escenario en una nueva prueba) hasta alcanzar la furgoneta de los detectives, siempre montados en ‘ vehículos’ absurdos (una silla, un carro con unas cajas… ). Estos escenarios estarán bien diseñados (no resultan super espectaculares, pero sí bastante creíbles y bien estructurados) y en ellos deberemos esquivar mafiosos enfurecidos y obstáculos, ya sea con maniobras evasivas o con ataques de kung fu. Gráficamente está cuidado (no alcanza el nivel de los juegos más impresionantes, pero es convincente y se muestra sólido). Por desgracia, el aspecto sonoro no destaca, ya que la música no es nada del otro mundo, los efectos sonoros son simplemente correctos y el doblaje es muy pobre (sólo una o dos frases para cada protagonista). Si bien hasta aquí puede parecer que el juego es bastante entretenido, siento desilusionaros, y es que el control no es, para nada, el adecuado: el mando Move se muestra demasiado preciso (o, tal vez, demasiado poco, dependiendo de cómo se mire), ya que el movimiento de impulsarnos (mover ligeramente el mando de arriba a abajo) será confundido con mucha frecuencia con el de salto (mover el mando Move hacia arriba). Por si fuese poco, es asombroso ver cómo las pocas acciones que hay en el juego se han asignado a botones y a movimientos del mando pero no deja el uso de un Sixaxis /Dualshock 3, control que se me antoja mucho más cómodo, preciso e, incluso, intuitivo. Por culpa de esto, y de la poca variedad de escenarios (pese a ser distintos, se parecen mucho entre ellos y, además, hay pocos) la experiencia del juego y, con ella la diversión, se ven mermadas, haciendo que un juego original en su concepto acabe siendo ‘ un juego más’ …

Sports Champions

Llegamos al título que mejor utiliza el periférico. Sports Champions se podría decir que es un WiiSports mejorado, más pulido y para PS3. Estamos ante un título que recoge diferentes deportes en un único disco, cada uno con unas mecánicas distintas. Algunos de ellos ya presentes en la consola de Nintendo (ya sea en alguno de los WiiSports o en WiiPlay) y otros totalmente nuevos. A continuación paso a hablar de los diferentes deportes que incorpora:

  • Voleibol: pese a la originalidad en la idea, éste deporte no resulta demasiado atractivo por el hecho de que no termina de meter al jugador en la piel del monigote. Porque sí, una cosa tan sencilla como jugar al voleibol (sencilla, que no fácil) no termina de convencer cuando es a través de diferentes movimientos con una sola mano (de hecho, instintivamente, lo haremos con las dos, pero no es necesario) y sin movernos del sitio. Además, incluso en los primeros niveles, los partidos se pueden llegar a hacer largos y pesados, ya que nuestro compañero no marcará (casi) ningún punto.
  • Tenis de mesa: el clásico ping pong (que, casualmente, siempre hace acto de presencia cuando no aparece el tenis). Este deporte sí que resulta entretenido y ‘ funciona’ bien. La verdad es que no mucho que destacar (para bien o para mal), ya que todos conocéis el deporte y en este juego está bien representado. Eso sí, algunas reglas se las saltará (no da segunda oportunidad en el saque, no hace falta cruzar el lanzamiento inicial… ).
  • Petanca: un deporte que entretiene bastante gracias a su realismo y a que, además, recuerda a los bolos de WiiSports (el deporte más divertido del juego, o al menos el que más nos gusta en casa). Primero se lanza el boliche (la bola pequeñita) y luego se empieza con las bolas ‘ grandotas’ (sí, de estas no me se el nombre), que deben quedar lo más cerca posible del boliche. Pero no es tan sencillo, puesto que el boliche pesa mucho menos que el resto de bolas, por lo que deberemos medir la fuerza y la trayectoria de nuestros lanzamientos para hacerlo lo mejor posible.
  • Disco-Golf: Este particular deporte mezcla el lanzamiento de frisbee con el golf, y es que deberemos meter el disco en una cesta (para hacerlo más sencillo, la cesta tiene cadenas hacia arriba para que cuando el disco las toque, entre) a lo largo de diferentes campos. Podemos elegir diferentes discos para conseguir diferentes lanzamientos (hay unos más pesados y otros más ligeros, para permitir tiros más precisos o más potentes y, por tanto, más lejanos), y siempre tendremos el mismo objetivo. A lo largo de los diferentes campos, deberemos jugar contra un oponente con las reglas del golf (el disco no puede salir de la zona de juego ni caer al agua, los campos tienen un número de tiros con los que se obtiene el PAR y de ahí se extraen las puntuaciones… ). Está muy bien representado y es muy satisfactorio.
  • Tiro con arco: no resulta ni demasiado entretenido ni demasiado desafiante, así como su representación tampoco está muy lograda, aunque es posible que ésto se deba al hecho de que he estado jugando con un sólo mando y el juego de la posibilidad de usar dos mandos Move para su control. Simplemente debemos hacer el movimiento que nos indica la pantalla a la hora de coger una flecha y apuntar a la cámara para calcular la trayectoria del proyectil. Una vez hecho esto, simplemente soltamos un botón y el personaje disparará.
  • Lucha de gladiadores: probablemente el juego que más me ha divertido y es que es en éste deporte en el que vemos mejor cómo funciona el mando. Con nuestros movimientos controlamos la espada del personaje (o el escudo si pulsamos un botón, aunque da la opción de usar dos mandos, por lo que supongo que uno servirá para la espada y el otro para el escudo) y debemos golpear a nuestros oponentes hasta derrotarlos. Además, incluye algunos movimientos especiales que añaden espectacularidad a los combates y restarán una buena cantidad de salud a nuestros enemigos. Y no solo esto, sino que la dirección, altura y fuerza de nuestros golpes se reproducirá fielmente en la pantalla, por lo que si nuestro enemigo se cubre las piernas podemos decidir hacer un ataque rápido a la cabeza o intentar romperle el escudo (se rompen, pero no se pieden del todo, por lo que pese a la disminución del tamaño de la zona protegida, siempre estarán para salvar al personaje si lo usamos correctamente). Eso sí, en los movimientos más ‘ justos’ (justos porque rozamos el borde de la zona de juego de la cámara, como los golpes bajos) falla algunas veces en la detección.

CONCLUSIONES

Solo hemos probado el aparato con los juegos de lanzamiento, pero pese a que podrían mejorar (unos más que otros), se ve que el mando tiene mucho potencial.

Personalmente, creo que el mando merece la pena a largo plazo (y a un precio suficientemente barato). No porque no funcione o no sea entretenido, sino porque el catálogo todavía es un poco joven. Por suerte, a los títulos ya disponibles (Start the Party!, Kung Fu Rider y Sports Champions son los juegos que yo he probado, pero hay más, como R.U.S.E., Resident Evil 5 Move Edition, Racket Sports o EyePet Move Edition) pronto se irán uniendo más de diferentes géneros (por ejemplo, esta semana sale el juego Heavy rain Move Edition).

Cada uno tiene que evaluar si le interesa (o no) el periférico, pero yo os dejo aquí un enlace a la tienda Flash Consolas, en la que encontraréis el mando y diferentes accesorios, así como todos los juegos disponibles por el momento a un precio muy bueno.


Sobre esta noticia

Autor:
Soy Un Jugón (247 noticias)
Fuente:
soyunjugon.wordpress.com
Visitas:
4687
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.