Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

Cuando el plan de empresa es un antídoto de la innovación

10/02/2011 21:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con el paso de los años, los planes de negocio o planes de empresa se han convertido en herramientas más que usuales para los emprendedores. De hecho, este colectivo puede dividirse en dos grandes categorías: los que disponen de un plan de empresa y los que aún lo están elaborando. En efecto, si tienes una idea de negocio jamás podrás reconocer en público que no dispones de plan de empresa sin que aflore la inquietud o sin que un intenso rubor invada tus mejillas. Si no tienes plan de empresa, tu proyecto emprendedor tendrá todas las papeletas para ser invisible o incluso inexistente.

No obstante, tal vez haya llegado el momento propicio para que formulemos una pequeña reflexión crítica y constructiva sobre ese documento filosofal, al que pomposamente denominamos plan de empresa. En primer lugar, hemos de preguntarnos por qué dedicamos tiempo, esfuerzo o dinero para disponer de un plan de empresa para nuestro futuro negocio.

No hay una respuesta homogénea. Unos sujetos, los más, se afanan en construir un plan de empresa atractivo para atraer recursos económicos -de administraciones públicas, de inversores, de business angels, de sociedades de capital-riesgo, etc.-, mientras otros buscan el respaldo de una guía de acción, de un documento técnico que resuelva posibles interrogantes, incertidumbres o contingencias que puedan aparecer en el horizonte futuro.

En casi todos los casos, el plan de empresa suele articularse, bien como un documento puramente administrativo y formal (por no decir burocrático), o bien como una foto fija de nuestra idea de negocio, en este mismo instante, sin considerar la evolución previsible del contexto o los factores de riesgo e incertidumbre que nos aguardan a la vuelta de la esquina. Es más, las previsiones o el consabido análisis DAFO, que siempre encontramos en estos documentos, rara vez constituyen planteamientos estratégicos efectivos capaces de ayudarnos a afrontar un futuro caracterizado por el cambio.

Dicho de otro modo, usualmente los planes de empresa carecen del dinamismo necesario para afrontar el cambio y no acostumbran a aportar procedimientos ni estrategias, ni sensibilidades, ni actitudes para minimizar riesgos y crecer en medio de la incertidumbre. Si se me permite la expresión, el plan de empresa, tal y como lo concebimos en la actualidad, es un potente antídoto contra la innovación.

Pero también podemos aplicar criterios de innovación al propio concepto de plan de empresa y a la forma en la que lo elaboramos. Sin duda, algunas pautas generales podrán ayudarnos a elaborar un plan de empresa más útil, actualizado, flexible, vivo y dinámico:

  • Nuestro plan de empresa debe asemejarse más a una imagen en movimiento que a una foto fija.
  • Dedique en su plan de empresa un apartado destacado a las personas que van a participar en el proyecto. Destaque su potencial emprendedor, su bagaje profesional, sus capacidades. Recuerde que las personas son las que toman las decisiones. Los planes de empresa nunca toman decisiones por sí mismos.
  • Deje bien claro en el plan de empresa cómo va a verificar que su idea de negocio, su producto o servicio, posee valor de mercado.
  • La pauta de acción ensayo-error es de tremenda utilidad para cualquier emprendedor. Utilícela. No explique con detalle todo lo que va a hacer respecto de su negocio en los próximos 3 años. Más bien, describa cómo va a recoger información del entorno y cómo va a ir identificando las oportunidades y amenazas que se presenten a lo largo del tiempo, y cómo todo ello ha de modificar sus acciones.
  • Si no hay riesgos ni incertidumbres, no hay negocio. Incluya en su plan de empresa la evaluación de los riesgos. Indique cómo va a gestionar los riesgos y muestre su capacidad para hacer frente a condiciones cambiantes. No se trata de hacer un catálogo exhaustivo de los riesgos y amenazas posibles, pero sí mostrar que tomamos en consideración a los más relevantes y que disponemos de una hoja de ruta para hacerles frente.
  • Todos podemos equivocarnos al redactar un plan de empresa. Programe revisiones del plan de empresa y procedimientos de corrección a partir de los datos que nos vayan saliendo al paso y de las experiencias que se vayan sumando a nuestro devenir emprendedor

Autor Manuel Ramos

Fuente http://www.innovadirectivos.es/estrategia/estrategia-de-negocio/manuel-ramos/cuando-el-plan-de-empresa-es-un-antidoto-de-la-innovacion

Si te gustó el artículo y la temática del Blog por favor sería muy interesante para todos que nos dejes tu comentario.

Además, puedes recibir todos los artículos completos en tu buzón de e-mail ingresando tu dirección de correo en la opción de suscripción en la página principal. Tu dirección de e-mail solo se utilizará para mandarte la actualización del blog diariamente. Muchas gracias por acompañarnos.

Puedes encontrar más material relacionado al presente, en nuestro Blog Grandes Pymes http://jcvalda.wordpress.com


Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (10218 noticias)
Fuente:
jcvalda.wordpress.com
Visitas:
3716
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.