Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bytes escriba una noticia?

¿Plan ceibal, espejitos de colores digitales?

31/10/2009 17:33 3 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mucho se habla y se hablará del “maravilloso” Plan Ceibal (que no es mas que la implantación del proyecto One Laptop Per Child OLPC, en Uruguay). Hasta el punto que en Uruguay nadie se atreve a juzgarlo siquiera

Mucho se habla y se hablará del ‘ maravilloso’ Plan Ceibal (que no es mas que la implantación del proyecto One Laptop Per Child OLPC, en Uruguay). Hasta el punto que en Uruguay nadie se atreve a juzgarlo siquiera. Obviamente esto excluye a quien escribe, que no teme a pensar diferente y a las criticas que recibirá por esto.

Primero que nada quiero aclarar que no me parece malo en absoluto la inclusión de las personas y los niños a un mundo que cada vez mas pasa por internet y el acceso a la información. El acceso a internet y conocer al mundo digital es tan importante como lo es saber leer y escribir. Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa como veremos a continuación.

Si miramos el proyecto OLPC a la distancia podemos ver que bueno es acercarles laptops a los niños e incluirlos en un mundo digital y como esto los prepara para el futuro. ¿Pero esto es realmente cierto? ¿O simplemente les damos a los niños un juguete colorido que lo acerca al mundo digital pero que no le permite entrar de lleno en este? Si observamos en detalle el Hardware (la parte física) de la computadora que le dan a los niños se observará que no son mas que máquinas de capacidad muy reducidas (invito al lector a comparar la computadora con la que esta leyendo esta nota con una del plan ceibal, con procesador de 433 Mhz, 256 Mb de RAM y capacidad de almacenamiento de 1Gb). Muchos de ustedes dirán, ‘ es mejor esto que nada’ , o ‘ son niños ¿que mas quieren?’ y esta bien (es parte de la mediocridad que nos vuelve Uruguayos) pero recuerden que estamos analizando si estas computadoras son realmente (como nos lo vende a diario la prensa) la herramienta de inclusión social.

¿Estará en un futuro el niño educado con una computadora del Plan Ceibal en condiciones de competir en un futuro mercado laboral con un niño que se preparó con una computadora real?

Por otra parte tenemos el sistema operativo (basado en Linux, diez puntos por eso) pero con un sistema de escritorio (entorno gráfico) con dos deficiencias enormes, la primera es que esta escrito en un lenguaje interpretado (python) que lo hace poco eficiente, mas teniendo en cuenta el limitado hardware sobre el que corre, y segundo, que no se parece en nada a los sistemas de las ‘ personas grandes’ . Este ultimo punto es el que me interesa discutir mas a fondo, si se trata de que los niños aprendan y eliminemos la brecha digital ¿no seria mas bueno que el sistema operativo de estas laptops fuera mas similar al los realmente usados? Aquí los mas afianzados defensores del proyecto me dirán, ‘ el sistema Sugar (así se llama el sistema), fue diseñado especialmente en forma pedagógica para los niños’ y puede ser que así sea, pero hay sistemas operativos 100% libres y 100% pensados para la educación como por ejemplo Educanix [2] o Edubuntu [1], que tiene de entorno gráfico Gnome (uno de los dos mas usados en Linux, y bastante similar en manejo al de Win...).

Es claro que tal vez un sistema como Edubuntu no corra con soltura en tan modesto hardware (tampoco creo que lo haga WinXP), pero ¿realmente un sistema en conjunto como este realmente disipa las barreras digitales o las engrandece? ¿Estará en un futuro el niño educado con una computadora del Plan Ceibal en condiciones de competir en un futuro mercado laboral con un niño que se preparó con una computadora real? Estas preguntas, como muchas otras las responderá el tiempo, pero personalmente creo que no. Creo que una solución mas adecuada pasaba por tener salas informáticas en las escuelas con menos computadoras pero en mejores condiciones (y hasta un mejor control de que miran nuestros niños en iternet). Lo que también implica un ahorro y un menor desperdicio de materiales al ambiente, ya que no hay que entregar miles de computadoras por año a los nuevos alumnos y convierte al sistema en un sistema solidario y menos personalista que ayudaría a la integración social de los niños. Obviamente esta solución es demasiado discreta para los asuntos políticos, quizá por eso no soy político sino un simple ciudadano preocupado por el futuro...

Me despido de esta nota con una frase de Negroponte (fundador del pryecto OLPC) aparecida en el diario El País del 31/10/2009 [3], que creo que sirve para ilustrar el porque de el titulo de esta nota y a que tipo de países se apunta "...siempre se escucha, no puedes llevar un laptop a la jungla... pero realmente ahora eso se puede." en esta nota tambien se aclara que pese a que Uruguay no es un pais tan pobre adoptó el sistema ‘ una computadora por niño’ mas claro agua...

Invito al lector a comparar la computadora con la que esta leyendo esta nota con una del plan ceibal, con procesador de 433 Mhz, 256 Mb de RAM y capacidad de almacenamiento de 1Gb


Sobre esta noticia

Autor:
Bytes (3 noticias)
Visitas:
7648
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Gonzalez (16/11/2009)

Como Docente de una ONG para adultos mayores y del Centro de Diseño Industrial, y ex docente de UTU, estoy de acuerdo contigo.
Y es lo que trato de hacer entender a mis alumnos.

-2
+ -
Responder

Jonathan (25/11/2009)

No eres mas que un envidioso. No son espejitos de colores, son espejos que reflejan la buena revolucion digital en Uruguay. Abrazo compañero, tirarle tierra al de al lado no sirve para sumar.

0
+ -
Responder

Gustavo (02/04/2010)

El eje del Plan Ceibal no es generar un niño en condiciones de competir en un futuro mercado laboral, es insertar al niño en la era de la comunicación, generando el hábito de descubrir, comunicar y generar informaciones que le permitan capacitarse y desarrollarse más.