Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Piromanía: trastorno mental que lleva a la fascinación por el fuego

03/11/2009 12:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los pirómanos no controlan impulsos, caracteristicas de su personalidad y comportamiento, encarcelamiento, tratamiento

PIROMANIA: TRASTORNO MENTAL QUE LLEVA A LA FASCINACION POR EL FUEGO

Los pirómanos no controlan sus impulsos. En ello, se asemejan a los que padecen de ludopatía (incapacidad para controlarse en juegos de apuestas o loterías) y a los cleptómanos (imposibilidad para controlar el deseo de hurtar objetos en tiendas).

La priromanía es una enfermedad que provoca en los pacientes su satisfacción ocasionando fuegos, incendios, y con el placer de contemplar sus consecuencias.

Esta afición enfermiza suele iniciarse en la edad juvenil, con mayor frecuencia en varones y especialmente en aquéllos que se destacan poco o nada por habilidades socialmente atractivas. Suelen ser personas solitarias, grises, que no llaman la atención por ninguna cualidad agradable.

Muchos de los pirómanos expresan su atracción por el fuego participando en programas de prevención, de forma voluntaria. Unos pocos llegan a enrolarse en cuerpos de bomberos, pero lo más habitual es que se trate de "espontáneos" dispuestos a echar una mano siempre que un fuego estalla en sus cercanías. Otros, son visitantes asiduos de los museos sobre fuego y de los parques de bomberos.

Es importante señalar que no buscan móviles económicos, sino simplemente satisfacer su morboso apetito de incendios y de las situaciones afines. El verano es una época excelsa para dichos maníacos, pues resulta fácil, por las condiciones climáticas, extender grandes áreas de fuego a partir de pequeñas hogueras.

Tratamiento

No existe tratamiento concreto para este tipo de enfermedad. El mayor problema es la falta de motivación para curarse que estos sujetos experimentan. El encarcelamiento, o la supervisión de por vida, suele ser la única manera de prevenir la repetición de sus actos.

Es un trastorno o enfermedad psicológica que quita el control de los impulsos, que produce un gran interés por el fuego, cómo producirlo, observarlo y extinguirlo.

La sintomatología esencial es producir incendios de forma deliberada y consciente en más de una circunstancia, conllevando una importante tensión y activación afectivas antes del incendio y con una gran liberación e intenso placer o alivio al encender el fuego, presenciarlo o participar en sus consecuencias.

Además las personas suelen sentir relajación, placer, interés, curiosidad y atracción por todo lo relacionado como pueden ser las estaciones de bombero.

El pirómano no debe ser confundido con el incendiario que es aquella persona que intencionadamente decide quemar una parcela de terreno (específica o no) con ánimo de lucro o simplemente por hacer daño.

Los pirómanos son conocidos por tener sentimientos de tristeza y soledad, seguidos por ira, los cuales llevan a iniciar incendios como una salida.

La piromanía es un desorden mental que, lamentablemente, en una muy pequeña proporción conduce a admisiones a hospitales psiquiátricos.

Geller JL, Erlen J, Pinkus RL (1986). «A historical appraisal of America's experience with "pyromania"--a diagnosis in search of adisorder». National Institutes of Health. Consultado el 2006-06-15.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
26391
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.