Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

Piratas en Canarias: Pieter Van Der Does

23/08/2017 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por David Lorenzo

Como ya hemos visto en otros artículos los piratas no solo navegaban por el Caribe. Es más, muchos que iban en dirección al Caribe solían pasar por el archipiélago. Al ser una de las rutas imprescindibles para ir al Nuevo Mundo (gracias a los vientos alisios) hubo muchos piratas en Canarias. Ya hemos hablado de algunos, como Francis Drake y ahora nos toca Van Der Does.

Generalmente solían pasar por las islas o bien para intentar asestar un golpe al todopoderoso Imperio Español, o bien con la intención de pillar algo de los barcos que visitaban Canarias. Las riquezas que había no solían ser tesoros (salvo los barcos que volvían de Indias) sino en productos muy solicitados como la caña de azúcar o el vino.

Que España tuviera el mayor imperio tenía una gran desventaja: tenía muchos enemigos entre los otros reinos emergentes. También habían territorios, como los Países Bajos, que sentían cierto rechazo hacia el imperio hispánico debido a que era el principal defensor del catolicismo al norte de Europa.

Especialmente los holandeses despertaron un odio visceral hacia el Imperio Español. Durante el siglo XVI, a causa de las guerras religiosas (catolicismo contra protestantes) habían logrado asestar derrotas a España por tierra, pero menos por mar. Uno de sus grandes éxitos llegó cuando estaba a punto de acabar ese siglo.

Fue Pieter Van Der Does el perpetrador de un duro golpe al imperio más poderoso de ese momento. En 1599 una potente flota holandesa capitaneada con este pirata buscó por todos los medios cortar las comunicaciones comerciales y marítimas de España. Las causas fue la decisión del gobierno hispano de aplicar un bloqueo comercial a Holanda por su deriva protestante.

Durante casi cuatro semanas la flota holandesa de Van Der Does se dedicó a capturar todo barco español que fue encontrando en el mar. Sin embargo este tipo de ataques eran insuficientes. A pesar de tener más de 74 barcos y casi 9000 hombres no podía acabar con todos las naos hispanas.

Ya a punto de celebrar el mes de navegación llega a las costas de Gran Canaria. Sin saber muy bien el motivo vio la posibilidad de capturar la ciudad de Las Palmas. En un comienzo se concentra en la bahía de las Isletas, intentando entrar después de dejar inutilizado el Castillo de la Luz. Tras varios intentos infructuosos finalmente decide desembarcar con sus hombres en la zona cercana al actual Parque de Santa Catalina.

En los tres días que duró el ataque (del 25 al 28 de junio de 1599) perdió en torno a los 1000 hombres. Sin embargo finalmente Van Der Does hace sucumbir a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Las consecuencias para la ciudad fue muy grandes. Muchas de sus defensas quedaron en bastante mal estado.

Por si fuera poco Van Der Does pidió un precio muy alto para liberar la ciudad. Al no recibir la recompensa que pedía finalmente decide abandonarla en julio de ese mismo año, pero quemándola por completo.

La incursión de Van Der Does fue más brutal de lo que se piensa. Fue tal el golpe que le propinó a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria que esta no logró recuperar el crecimiento poblacional y económico anterior a 1599 hasta casi un siglo después. Por si fuera poco el pirata holandés no solo atacó y expolió Gran Canaria, sino que también hizo lo intentó con La Gomera.

Luego de su ataque a Canarias Van Der Does continuó con parte de su flota hacia las colonias portuguesas en África (Portugal pertenecía al Imperio Español en ese momento). En estas incursiones logró acaparar una gran cantidad de riquezas: azúcar, algodón y un largo etcétera. Sin embargo pronto va a ser duramente castigado. Durante esta navegación va a encontrar la muerte, infectado de malaria.

Con la muerte de Van Der Does se llegó a la conclusión de que la campaña había sido un estrepitoso fracaso. A pesar de las grandes riquezas que lograron, el número de bajas y el gasto en la creación de esta flota supuso más pérdidas que ganancias.

Para saber más:

  • Bethencourt Massieu, Antonio De (Coord.) (1999) IV Centenario del ataque de Van der Does a Las Palmas de Gran Canaria: Coloquio Internacional Canarias y el Atlántico 1580-1648. Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo de Gran Canaria
  • Santana Pérez, Germán (2002) "El ataque de Van Der Does: Piedra de toque para una transformación económica de Gran Canaria". En Vegueta. Las Palmas de Gran Canaria: Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (990 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
1346
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.