Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Plasencia escriba una noticia?

Una pintora peruana en la Bienal de Venecia

07/06/2009 18:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy se inaugura la edición 53 del gran encuentro artístico

Por: Carlo Trivelli

Enviado especial El Comercio Peru

No hace falta más reconocimientos para el trabajo de Sandra Gamarra; la pintora peruana no solo expone regularmente en Madrid, Sao Paulo y Lima, sino que su obra ha sido integrada a las más importantes colecciones de arte contemporáneo, como la del Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York y la Tate Gallery de Londres. El que fuera convocada para la presente edición de la Bienal de Venecia no debería, por ello, sorprender.

La obra de Sandra para la bienal se inscribe plenamente en la línea que ha seguido su trabajo de los últimos años. Comenzando con su apropiación de grandes obras a partir de lo que veía en catálogos de instituciones como el MoMA y pasando por su creación del ficticio (pero no por ello menos importante) Museo de Arte Contemporáneo de Lima (LiMAC), con el cual siguió apropiándose de obras de los más renombrados artistas de la actualidad, el trabajo de Sandra se ha convertido en una reflexión acerca del hecho artístico mismo y su contemplación y valoración. Lo vimos en su más reciente muestra en Lima, con una serie de cuadros en los que ya no las obras, sino los espacios de exhibición y los propios espectadores adquieren el papel protagónico: lo que le interesa es el fenómeno mismo de la contemplación del arte, con sus grandes momentos y también sus bemoles.

Para Venecia Sandra ha hecho una especie de registro (con algo de performático) de su propia presencia en la bienal: ella se instaló en Venecia con el tiempo suficiente como para incluir en la obra que presenta (lo que significa, en su caso, para pintar, casi en tiempo real), los trabajos de los otros participantes en el salón latinoamericano. Con ello, no estamos solo frente al arte que reproduce el arte, sino a un momento que se captura a sí mismo, algo que se entiende como natural en fotografía, pero que ella se da el lujo de pintar.

Así, en su obra quedan registrados los trabajos de Carlos Garaicoa (Cuba), Luis Roldán (Colombia), Federico Herrero (Costa Rica), Alberto Baraya (Colombia), Nils Nova (El Salvador), Darío Escobar (Guatemala), Raquel Paiewonsky (República Dominicana), Ramsés Larzábal (Cuba) y Gastón Ugalde (Bolivia), además de algunos de los artistas y el equipo de montaje, en un gesto lúdico que le da una vuelta de tuerca a la antigua tradición en la que los oficiantes quedaban incluidos en los cuadros que encargaban a los artistas.

Sandra Gamarra; la pintora peruana no solo expone regularmente en Madrid, Sao Paulo y Lima

Desde los años setenta, el Instituto Ítalo Latinoamericano (IILA) ha desempeñado una función de primordial importancia para el arte de nuestro continente. Sin el esfuerzo de esta institución, la presencia latinoamericana en la Bienal de Venecia se habría visto reducida a las, por lo general, escasas iniciativas y los magros recursos que nuestros gobiernos destinan a la difusión cultural. Afortunadamente, la presencia de artistas de nuestra región en Venecia ha sido constante desde que, en 1972, el IILA presentara la obra de Iván Contreras-Brunet (Chile), Wifredo Lam (Cuba) y de los peruanos Jorge Eduardo Eielson y Joaquín Roca Rey.

La muestra ofrece variedad: Una visión del Chimborazo que se deshiela, como realidad del cambio climático y metáfora de la identidad nacional ecuatoriana, a cargo de Fernando Falcón; el regreso de Kuklkan (Quetzalcoátl) transmutado en estos tiempos industriales en neumáticos de bicicleta, del guatemalteco Darío Escobar; una visión utópica de la ciudad, del cubano Carlos Garaicoa, una metáfora textil de las marchas étnicas y políticas de los indígenas bolivianos, de Gastón Ugalde; una recreación de la faz de la luna hecha de palabras, del hondureño Paul Ramírez; una expedición botánica a Venecia (que encuentra solo flores de vidrio —de Murano, claro—) del colombiano Alberto Baraya y un juego de perspectiva con el propio espacio de exhibición, del salvadoreño Nils Nova, entre otros, conforman la muestra del IILA, titulada “Mundus Novus” (Mundos nuevos).

Es una concisa visión de la contemporaneidad del arte latinoamericano que, sin embargo, da cabal cuenta de la peculiar combinación de proyección actual y arraigo en la tradición. Instalación y videoarte, sí, pero también fotografía y pintura de caballete; y comentario social y político, pero también reflexión sobre el quehacer artístico mismo, todo anclado en las coordenadas de una muestra pensada para que espectadores del mundo entero encuentren en el arte latinoamericano una expresión, a la vez, local y ciudadana del mundo.


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Plasencia (350 noticias)
Visitas:
7127
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.