Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Tiene Piñera “poco campo de maniobra” para cumplir promesas

01/01/2011 09:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente chileno Sebastián Piñera afrontará en 2011 un año clave para la consolidación de su proyecto político centroderechista, lo cual dependerá del cumplimiento de sus promesas electorales, afirmó el politólogo Juan Araya. En entrevista con Notimex, el académico de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano advirtió que con cuatro años de gestión gubernamental, “es poco el campo de maniobra” para Piñera, que asumió en marzo pasado el poder y entregará el mando el 2014. En mayo pasado, durante su primer discurso ante el Congreso, Piñera se comprometió a crear 200 mil empleos por año, facilitar las condiciones para crear pequeñas y medianas empresas e impulsar una reforma laboral que favorezca el crecimiento y el empleo. El jefe de Estado sostuvo que el objetivo de su gestión será lograr un crecimiento de 6.0 por ciento, lo que permitiría a su juicio superar los ingresos per cápita de países como Portugal y sentar las bases para terminar con la pobreza el 2020 en Chile. Pero a juicio de Araya, Piñera enfrenta un difícil escenario para cumplir con sus compromisos, a causa de las consecuencias del terremoto de 8.8 grados Richter que devastó el centro y sur del territorio nacional, en febrero anterior. De acuerdo a estimaciones oficiales, el llamado “megasismo” del 27 de febrero y el posterior tsunami que azotó las costas del centro y sur del país provocaron daños por 30 mil millones de dólares, equivalentes al 18 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) local. “Queda todavía mucho camino por delante”, indicó Araya, aunque insistió en que “el tiempo no parece ser suficiente” para la actual administración, ante el desafío que representan las promesas hechas por Piñera, como crear 800 mil empleos en su cuatrienio. Comentó que “la sucesión presidencial es un tema que está en la puerta” y durante el 2011 ya podrían darse los primeros movimientos en los partidos políticos para definir a sus potenciales candidatos para los comicios presidenciales de 2013. Recordó, además, que durante su tercer año de gestión Piñera deberá enfrentar los comicios municipales, que para las fuerzas del oficialismo y la oposición constituyen un “termómetro” sobre la adhesión ciudadana de cara a la contienda presidencial. “Las urgencias electorales pueden atentar con la eficiencia realizadora” de la administración de Piñera, que la gobernante Alianza por Chile ha definido como “la nueva forma de gobernar”, con el foco puesto en la gestión y la eficiencia, apuntó Araya. A juicio del politólogo, los oficialistas partidos Renovación Nacional (RN) y Unión Demócrata Independiente (UDI), socios en la Alianza, “temen que el estilo personalista del presidente Piñera no ayude a la proyección de los liderazgos para la continuidad”. Y para la eventual continuidad en el poder de la Alianza por Chile, que “destronó” a la centroizquierdista Concertación tras sus 20 años de hegemonía política en el país, será clave el cumplimiento de las promesas de campaña de Piñera. “En lo más inmediato, Piñera debe responder al compromiso adquirido tras la epopeya de los 33 mineros rescatados del fondo de la mina San José, de llevar a Chile de modernizar la legislación laboral chilena a los niveles de país en desarrollo”, apuntó Araya. Subrayó que “esa es un tema de fondo porque ahí se va a encontrar con los intereses empresariales de frente, que van a decir que se están arriesgando las inversiones extranjeras” en el país. Por otro lado, otras de las promesas a la cual se exigirá cumplimiento al gobierno de Piñera será la de “encaminar a Chile al umbral del desarrollo cuando entregue el poder (en 2014), en el sistema previsional, de salud, para hacer un país más justo”. Recordó que en el último informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Chile aparece entre los países de peor distribución del ingreso dentro de América Latina, por lo que “el desafío aparece como demasiado grande” para el actual gobierno. “Pero el gobierno, además de gobernar, de enfrentar los desafíos sociales, económicos, políticos y diplomáticos, debe pensar en el futuro político electoral de su coalición”, conformada por RN, la UDI e independientes, abundó. Advirtió, en ese sentido, que “los planes de gobierno de Piñera tienen ocho años como horizonte inmediato, o sea, el doble de su mandato, lo que significa que está pensando en la continuidad de la Alianza por Chile en el poder”. “Pero están pendientes la reconstrucción de las zonas damnificadas por el terremoto, la promesa del cumplimiento del millón de puestos de trabajos y de superar el ingreso por cápita de los países del sur de Europa en ocho años”, concluyó Araya.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1507
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.