Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ksibev escriba una noticia?

La pieza que faltaba para completar el puzle

10/11/2010 22:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Alguna vez os habéis planteado hacer un puzle de 1000 piezas? Aunque hacer puzles es algo que me encanta, hacía mucho tiempo que no me ponía manos a la obra hasta queeste verano me propusieron hacer uno de 1000 piezasa medias. No me pude negar y enseguida empezamos con más ilusión que convicción. Poco a poco el puzle se iba formando yllegó un momento en el que la incertidumbre sobre si lo íbamos a acabar, desapareció.A medida que nos acercábamos al final, la ilusión aumentaba, hasta quepusimos laúltima pieza que había en la caja y nos dimos cuenta que algo pasaba porque el puzle no se había acabado. ¡Faltaba una pieza y se había perdido!Todala ilusión acumulada se convirtió en decepciónaunque la mía no era comparable a la demisociaen la actividad, una niña de 10 años.

Al día siguiente se me ocurrió recurrir alGoogley realizar una búsqueda porEduca Borrás, el fabricante de juegos educativos de cuya marca es el puzle. Al visitar la web de esta empresa descubrí quetienen un apartado deservicio de atención al consumidora través del cual te permiten solicitar hasta once piezas perdidas de un mismo puzle.Se me hacía difícil pensar que atenderían mi petición y me enviarían una sola pieza de un puzle de milpero la pedí. La sorpresa fue cuandola semana pasada recibí una carta del fabricante en la que además de la pieza que nos faltaba me daban las gracias por haber comprado uno de sus productos y por haberconfiadoen su servicio de atención al consumidor para completar el puzle :-)

Devolver la sonrisa a una niña es una experiencia que no se olvidapor muchos años que pasen, por eso desde el mismo día que recibí la carta, para mí, lamarca Educa Borrás significa ilusión, felicidad, satisfaccióny muchos otros adjetivos similares, algo que la empresa ha conseguido conuna página web que dista de poder ser considerada 2.0.

Educa Borrás es una empresa queno tiene grupo de fans enFacebook, ni cuenta entwitter, niblog corporativoy que probablementeno lleguen a ser conscientes de la mención que les hago en estepost, perosí que saben cómo conseguir la satisfacción de sus clientes,algo que forma parte de los fundamentos del marketing más tradicional y para lo que no necesariamente hace falta unsocial media plan.

Todos (o casi todos) loseventosa los que asistoúltimamente, las conversaciones que sigo entwittery losblogssobre temas de marketing que leo, giran alrededor de laimportancia de lossocial mediapara el mundo empresarial.

No voy a ser yo quien ponga en dudala importancia de unsocial media plancomo"herramienta de generación y mantenimiento de relaciones con los clientes". Lo que si me cuestiono es sial focalizarnos tanto en todo lo que lleva el apellido 2.0 no estaremos restando importancia al marketing más tradicional.

Desde que empecé a interesarme por el marketing, siempre he oído a los expertos en la materia hablar de logenialque sería conocer la opinión de los clientes o segmentar hasta prácticamente personalizar las ofertas de productos o servicios.La web 2.0y las herramientas que la componen facilitan, cuando no posibilitan, estas genialidades, sonel complemento perfecto del marketing tradicional. Al igual que en el ejemplo anterior, el marketing 2.0 es la pieza que nos faltaba para completar el puzle del Plan de Marketing, en el sentido más amplio del término, y elsocial media planes quien nos proporciona esa pieza tan importante. No nos confundamos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ksibev (40 noticias)
Fuente:
ksibe.blogspot.com
Visitas:
2175
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.