Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Amujer escriba una noticia?

Pies planos, déjelo andar descalzo

22/06/2011 23:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque ha sido por mucho tiempo uno de los motivos de consulta más frecuentes en la práctica ortopédica, es aún una entidad poco comprendida por los padres, sobre la cual existe gran cantidad de ideas erróneas y, aún en ocasiones, de conceptos contradictorios en los especialistas que lo manejan.

¿Qué es el pie plano?

No existe un consenso generalizado para delimitar con precisión en qué medida un pie determinado es normal o no. El pie plano es la ausencia o pobre definición del arco longitudinal, sobre el cual se realiza el apoyo.

El arco del pie es una estructura que se va haciendo evidente con el crecimiento y sobre cuya conformación influyen diversos factores que mencionaremos más adelante.

¿Que es el arco del pie?

Es la curva o concavidad que se observa en la parte interna de la planta, gracias a la cual, al estar de pie, el apoyo se realiza sobre la parte externa y está formado por el esqueleto del pie (huesos y articulaciones), teniendo los músculos poca o ninguna injerencia en su conformación

Todos los niños menores de dos o tres años no tienen este arco

El arco longitudinal no está presente al nacimiento. Todos los recién nacidos presentan pie plano. La presencia de una almohadilla de grasa en la planta del pie y la gran flexibilidad de los ligamentos del niño hace que sea difícil observar el arco antes de los dos años y, por lo tanto hasta este momento, no es posible diagnosticar el pie plano flexible.

Con el crecimiento, al ir desvaneciéndose la almohadilla de grasa plantar, y al perderse algo de la flexibilidad normal en los ligamentos, el arco se va haciendo cada vez más evidente, aunque su desarrollo no es igual en todos los niños.

El pie plano flexible.

No existe una causa única a la cual adjudicarle el desarrollo del pie plano. En la mayor parte de los niños, no se observan alteraciones estructurales importantes, se encuentra un pie con movilidad adecuada y que no produce molestia alguna. Este es el llamado pie plano flexible y es considerado por muchos autores como una variante anatómica normal, aunque la controversia en este punto persiste.

Los ligamentos que unen los huesos del pie son, en estos niños, muy laxos y permiten que el arco, aunque esté presente en apariencia, se colapse y se observe disminuido o ausente al realizar el apoyo.

Diferenciar del pie plano rígido

Pero no todos son flexibles: el pie plano rígido o patológico.

Existe otra categoría de pie plano (las menos afortunadamente) que es la encontrada en aquellos pacientes que sí presentan alteraciones importantes en la conformación de sus pies los cuales son generalmente dolorosos y, por lo mismo, incapacitantes. Las causas en este caso son variadas, encontrándose entre las principales, alteraciones congénitas en la formación o posición de los huesos del pie, uniones anormales entre éstos o pérdida del arco debida a parálisis o debilidad de los músculos de la pierna.

Algunos autores llaman genéricamente a este segundo grupo pie plano patológico. Identificar y tratar los pacientes con pie plano patológico es uno de los principales objetivos de la consulta ortopédica

Será el pediatra quien diga si se va al ortopedista o no.

De todas formas, y antes de acudir al ortopeda, es conveniente que el pediatra examine al niño, ya que en los más pequeños este trastorno es difícil de detectar, porque los pies planos no provocan dolor ni retrasos a la hora de aprender a caminar. Es posible que se sientan más cansados cuando corren y andan mucho o que tengan más dificultades que otros al hacer ejercicio, pero nada más.

Muchas madres siguen creyendo que los pies planos sólo se corrigen con plantillas o unos zapatos ortopédicos. Pero este tipo de medidas sólo son necesarias en algunos casos y muchos especialistas no las aconsejan. De hecho, se ha comprobado que muchos de los casos de pies planos flexibles evolucionan espontáneamente, de forma que a los 5 ó 6 años de edad, este problema ha desaparecido. Por ello, los especialistas dan más importancia a la funcionalidad (que el pie pueda moverse con libertad) que a la corrección.

¿Se trata o no el pie plano flexible?

Uno de los mitos más difundidos sobre el pie plano es que todo niño que lo presente debe recibir tratamiento. Creencia generalizada que ha sido muy difícil de erradicar, en parte porque ha sido alimentada por mucho tiempo por generaciones de ortopedistas que así pensaban, ante la ausencia de estudios serios que demostraran lo contrario. Actualmente se acepta que el pie plano flexible, que no genera molestias y al cual se ha descartado mediante un examen físico cuidadoso la existencia de anormalidades importantes, no requiere tratamiento.

¿Quienes requieren del especialista y estudios radiográficos?

El paciente con pie plano patológico suele presentar dolor, que puede iniciar en la infancia o en la adolescencia, callosidades y una verdadera limitación funcional por la intensidad de sus molestias que es mucho mayor a la que se observa en el pie plano flexible.

¿Cómo se diagnostica el pie plano?

Aparte de la obvia observación del niño con un arco longitudinal pobre o en apariencia ausente, el médico valorará, para definir adecuadamente la gravedad del problema, la flexibilidad del pie, su movilidad y si el caso lo requiere podrán realizarse radiografías o inclusive estudios de mayor complejidad.

Bastará colocar al niño sin zapatos en un instrumento llamado Podoscopio y ver si forma el arco o no, luego pisar solo sobre sus dedos para ver nuevamente la presencia de arco al contraer musculosa y tendones.

Las plantillas no tendrían utilidad

No hay trabajos científicos que demuestren que el uso de plantilla mejore el pie plano flexible

Hasta el momento no se ha comprobado que las modificaciones al calzado empleadas para corregir el pie plano logren cambiar la conformación del pie, ni la aparición del arco. Por el contrario el seguimiento de muchos pacientes que durante años fueron manejados con botas, plantillas o zapatos ortopédicos no arrojó diferencias al compararlos con niños que no habían recibido tratamiento alguno. Por lo tanto, el objetivo que persigue la utilización de estos realces es mejorar los síntomas cuando se presenten y en ocasiones se obtiene como ganancia secundaria una prolongación en la vida útil del calzado.

El pie plano rígido requiere de medidas especiales

El pie plano patológico, puede requerir además la realización de procedimientos quirúrgicos para mejorar el dolor o las deformidades presentes. Estas cirugías están indicadas muy rara vez en el pie plano flexible.

La fisioterapia es una herramienta que puede igualmente mejorar algunas de las alteraciones presentes en estos niños.

En niños con pie plano rígido, desde su diagnóstico se valorará la necesidad e indicación de las opciones terapéuticas, que pueden ser muy variadas y dependerán de la edad del paciente, la rigidez del pie, condiciones asociadas y severidad de los síntomas.

Fuente: Pediatraldia


Sobre esta noticia

Autor:
Amujer (541 noticias)
Fuente:
amujer.com
Visitas:
3166
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.