Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Pierde Carrió capital político rumbo a comicios argentinos de 2011

05/11/2009 11:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En menos de una década, la ex candidata presidencial argentina Elisa Carrió se corrió de la centroizquierda a la derecha, se peleó con aliados, rompió promesas y perdió capital político con miras a las elecciones de 2011. En la actualidad, poco queda de la desaliñada "Gorda Carrió" que se postuló por primera vez en los comicios presidenciales de 2003 y que luego de alcanzar el cuarto lugar con 14 por ciento de los votos anunció que se había metido en la política "por un mandato divino". También era una de las grandes esperanzas de renovación de la desprestigiada clase política argentina, ya que en la década de 1990, desde su banca de diputada se abocó a denunciar la corrupción imperante en el gobierno de Carlos Menem (1989-1999). En las elecciones de 2007, esta abogada obtuvo 23 por ciento de los votos y aunque quedó en un lejano segundo lugar ante el apabullante triunfo de Cristina Fernández, su figura se fortaleció por haber incrementado sustancialmente su caudal de votos. Carrió anunció entonces su retiro de la política para dar paso a nuevas generaciones, pero la promesa duró muy poco y en las legislativas de 2009 ganó una diputación que ocupará a partir de diciembre y desde la cual trabajará rumbo a su campaña de 2011. Ahora, a sus 52 años, Carrió ya es una coqueta dirigente que perdió peso, que aprendió a maquillarse y redujo el tamaño de sus cruces al cuello, pero que en lo político se radicalizó y demostró que no puede construir alianzas duraderas ni conciliar con sus opositores. Por eso es que después de romper con la Unión Cívica Radical (UCR), donde comenzó su carrera política en 1994, fundó Afirmación por una República Igualitaria (ARI), que luego se transformaría en la Coalición Cívica y, ahora, en el Acuerdo Cívico y Social. En el camino, ella ha sido abandonada por respetadas figuras de la política local como la ex ministra de Salud Graciela Ocaña y los diputados Margarita Stolbizer y Eduardo Macaluse, que denunciaron el autoritarismo de Carrió y, sobre todo, su giro ideológico. En los últimos meses, Carrió fortaleció sus anuncios "apocalípticos" sobre el futuro del país bajo el control de Fernández y su esposo Néstor Kirchner, que ya le valieron fuertes críticas incluso de la oposición, que la califica de "irresponsable" por denunciar sin pruebas. Por ejemplo, la dirigente convocó a los productores agropecuarios a no venir a protestar a Buenos Aires porque Kirchner les estaba preparando "una emboscada" con grupos sociales armados y anticipó que "algo raro" estaba preparando el ex presidente para diciembre. Con un lenguaje violento dirigido a Fernández y a Kirchner, Carrió asegura en cada entrevista que "la gente los quiere matar, los quiere colgar" y con tal de estar en contra del gobierno se ha mostrado dispuesta a defender "a cualquier tipo de corporación". El último escándalo fue su expulsión de la Asamblea por los Derechos Humanos, luego de que rechazara una ley que permitirá agilizar la recuperación de la identidad de los bebés que fueron robados de centros de detención durante la última dictadura (1976-1983). "Me hizo gracia la expulsión", dijo Carrió y ratificó su rechazo a una ley que ella insiste en calificar de "una venganza" de los Kirchner en contra de la dueña del Grupo Clarín, que es sospechosa de haber adoptado a dos bebés robados.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
3160
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.