Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Pielonefritis: infección del riñón y los ureteres, tratamiento

08/02/2010 12:07 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causas, incidencia y factores de riesgo.Síntomas.Tratamiento.Expectativas.ComplicacionesSituaciones que requieren asistencia médica.Prevención

PIELONEFRITIS: INFECCION DEL RIÑON Y LOS URETERES, TRATAMIENTO

Es una infección del riñón y de los uréteres, los conductos que sacan la orina del riñón.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La pielonefritis se presenta con más frecuencia como resultado de una infección urinaria, particularmente en presencia de reflujo de orina ocasional, o persistente de la vejiga, hacia los uréteres o la pelvis renal.

Puede ser súbita (aguda) o prolongada (crónica).

La aguda, no complicada, es un desarrollo súbito de inflamación renal.

En cambio, la crónica es una infección prolongada que no desaparece.

La pielonefritis ocurre con mucha menos asiduidad que una infección vesical, aunque un antecedente de la misma incrementa su riesgo.

Existe mayor peligro de infección renal si se padecen cualquiera de las siguientes afecciones:

reflujo de orina hacia los uréteres o la pelvis renal;

cálculos renales (pequeños cristales que se forman en el riñon);

uropatía obstructiva (el flujo urinario se bloquea, haciendo que éste se represe y lesione uno o ambos riñones);

necrosis papilar renal (todas o parte de las papilas renales mueren).

También existe mayor probabilidad de contraer una infección renal si se tienen antecedentes de infección urinaria crónica o recurrente, en especial si la infección es provocada por un tipo de bacteria particularmente agresiva.

La pielonefritis aguda puede ser severa en los ancianos y en las personas que se encuentran inmunodeprimidas (por ejemplo, aquellas que tienen cáncer o SIDA).

Síntomas

Dolor de costado o dolor de espalda

Escalofrío con temblor

Dolor abdominal severo (ocurre ocasionalmente)

Fatiga

Fiebre superior a 102º F (38.9º C) que persiste por más de 2 días

Malestar general

Cambios mentales o confusión

Cambios en la piel, colorada o enrojecida

Piel húmeda o caliente

Problemas urinarios

Sangre en la orina

Color de orina anormal o turbia

Olor de orina fétido o fuerte

Incremento en la polaquiuria/tenesmo vesical (aumento del número de micciones y sensación recurrente de voluntad de orinar)

Necesidad de orinar en la noche (nicturia)

Micción dolorosa

Vómitos, náuseas

En las personas de edad avanzada, los cambios mentales o la confusión pueden ser las únicas señales de una infección urinaria.

Tratamiento

Sus objetivos son: controlar la infección y reducir los síntomas.

Debido a la alta tasa de mortalidad en la población de edad avanzada y al peligro de complicaciones, se recomienda realizar un tratamiento oportuno; los síntomas súbitos (agudos) suelen desaparecer al cabo de 48 a 72 horas después del tratamiento adecuado.

Se utilizan antibióticos de acuerdo a las bacterias, administrándose entre 10 y 14 días.

Ante una infección severa, los antibióticos se aplican por vía intravenosa.

La pielonefritis crónica requiere terapia antibiótica a largo plazo y es indispensable que se cumpla estrictamente.

Entre los antibióticos comúnmente utilizados están los siguientes:

Amoxicilina

Cefalosporina

Levofloxacina y ciprofloxacina

Sulfamidas como el sulfisoxazol/trimetoprima

Expectativas

Con tratamiento, la mayoría de las infecciones renales mejoran sin complicaciones. Sin embargo, es posible que el tratamiento deba ser agresivo o prolongado.

Las mujeres embarazadas y las personas con diabetes o parálisis medular deben hacerse un urocultivo luego de completar la terapia antibiótica, con el fin de constatar que la bacteria ya no se encuentre en la orina.

El daño renal permanente puede suceder rara vez cuando:

las infecciones renales crónicas ocurren en un riñón trasplantado;

infecciones renales múltiples durante la lactancia o la infancia;

lesión renal aguda si una infección severa lleva a una presión arterial significativamente baja ( shock).

Los bebés, las personas de edad avanzada y las personas inmunocomprometidas reúnen mayor riesgo de shock y una infección grave de la sangre llamada sepsis. A menudo, estos pacientes deben ser hospitalizados para un control permanente y la administración de antibióticos, líquidos intravenosos y otros medicamentos en la medida de lo necesario.

Los episodios severos de la lesión renal aguda suscitan daño renal contínuo y llevan a una nefropatía crónica (insuficiencia renal).

Complicaciones

Insuficiencia renal aguda

Regreso de la infección renal

Infección alrededor del riñón

Infección severa de la sangre (sepsis)

Situaciones que requieren asistencia médica

La consulta es precisa cuando surgen los síntomas o aparecen nuevos, en especial:

disminución de la micción;

fiebre persistentemente alta;

dolor de costado o de espalda severo.

Prevención

Muchos casos se previenen con un tratamiento oportuno y completo de las infecciones de la vejiga. La infección urinaria crónica o recurrente debe tratarse en forma total.

La persona puede prevenir las infecciones renales tomando las siguientes medidas:

mantener limpia el área de los genitales; limpiarse de adelante hacia atrás ayuda a reducir las probabilidades de conducir bacterias desde el área rectal a la uretra; .

Orinar inmediatamente después de una relación sexual contribuye a eliminar cualquier tipo de bacteria que se haya introducido durante la actividad sexual;

tomar más líquidos (1, 800 a 3, 800 ml diarios) para estimular la micción frecuente y exterminar bacterias de la vejiga;

beber jugo de arándano impide que ciertos tipos de bacterias se adhieran a la pared de la vejiga y baja las probabilidades de infección.

Fuentes: Norrby SR. Approach to the patient with urinary tract infection. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 306

Foster RT Sr. Uncomplicated urinary tract infections in women. Obstet Gynecol Clin North Am. 2008 Jun; 35(2):235-48, viii.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
5325
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

richard (18/07/2013)

quisiera saber si cuando te detectan pielonefritis cronica bilateral es completamente curable? y si despues puedes rehacer tu vida normal y que tan peligrosa es despues que te detectan el problema.alguna dieta en especial y si es de por vida?