Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Drdamian escriba una noticia?

Pieles Atópicas

28/02/2011 03:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cualquier consejo es bueno para las personas que sufren de dermatitis atópica. Es cierto que lo padecen principalmente los niños pero existen casos en todas las edades. Aquí tienes una lista de cuidados que te aliviarán.

Se trata de un eczema de la piel, zonas del cuerpo que se inflaman y enrojecen, bien visibles. Está claro que no debes rascarte y antes de decidir que tienes una piel atópica debes ir al dermatólogo. Solamente el especialista puede decirte que eso que te ha salido en el cuello, en los pliegues de los codos o de las rodillas es dermatitis atópica.

Seguramente te dará algún remedio pero además puedes calmar la piel tomando ciertas precauciones, sencillas a seguir:

La piel atópica se irrita fácilmente con el calor. Si evitas los lugares con una calefacción excesiva, no provocarás mayor inflamación y escozor de la piel de la que ya sufres. Por esta misma razón, el ejercicio físico excesivo y la sudoración tampoco te convienen.

Mejor evitar los roces. Aquí entra el problema del polvo ambiental que reseca la piel y provoca el gesto de frotar la zona afectada. Huye del humo del tabaco aunque afortunadamente ahora es mucho más fácil.

La ropa: es importante evitar tejidos sintéticos. El algodón y el lino son los materiales ideales de tu armario. Pero la lana también puede ser un enemigo de tu piel, por el calor. Esto incluye los calcetines, los mejores serán los de algodón: hay que favorecer la transpiración del cuerpo.

Depende de la zona donde tengas este tipo de dermatitis, tendrás que escoger con cuidado tus cosméticos y productos de higiene. Desodorantes en spray, vaporizadores corporales o colonias de baño pueden irritar la zona.

Tanto como una excesiva temperatura puede afectar un cambio brusco de frío/calor. Entrar o salir del metro puede suponer más rojeces y picores. Lo mismo pasa con el agua de la ducha: mejor tibia, ni fría ni caliente. Y en invierno, una ducha rápida es lo mejor para no resecar más la piel


Sobre esta noticia

Autor:
Drdamian (517 noticias)
Fuente:
drdamian.blogspot.com
Visitas:
2358
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.