Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sports Made In Usa escriba una noticia?

Con pie y medio en el Hall of Fame

27/04/2015 01:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ya se conocen 11 de los nuevos integrantes del Hall of Fame de la NBA en este año 2015: Dikembe Mutombo, Jo Jo White, Spencer Haywood, Lisa Leslie, Dick Bavetta, John Calipari, Louis Dampier, George Raveling, John Isaacs, Lindsay Gaze y Tom Heinsohn. La ceremonia en la que serán investidos tendrá lugar entre el 10 y 12 de septiembre en Springfield, la ciudad de Massachusetts donde el profesor James Naismith inventó el baloncesto en 1891. Cada año hay nuevos elegidos, y la mayoría de los jugadores sueñan con ese reconocimiento a sus carreras después de retirarse. Pero, ¿quiénes de los que aún siguen en activo entrarán en los próximos años en el Hall of Fame cuando se retiren? Nombremos a unos cuantos.

Steve Nash

Se acaba de retirar pero ha estado en activo hasta hace poco y se merece estar en esta lista. Solo ha habido tres años en los que el MVP de la temporada regular se lo llevara un extranjero, y en dos de ellas se las llevó el base canadiense (2005 y 2006). Además, fue 8 veces All Star y en 5 ocasiones lideró la NBA en asistencias por partido. Su carrera ha transcurrido en torno a tres franquicias: Los Phoenix Suns (1996-98, 2004-12), Dallas Mavericks (1998-04) y Los Angeles Lakers (2012-14). Es el 81º máximo anotador de la NBA con 17.387 puntos (14, 3 de media), 3º en asistencias con 10.335 (8, 5), 27º en encuentros disputados con 1.217, 15º en triples anotados con 1.685 (1, 4 de media) y es el líder en porcentaje de tiros libres con un 90, 42%. Pero, a parte de los números, en la era del base físico y más alto, un base bajito, blanquito, con melena y no muy buen físico ha demostrado que la técnica puede estar por encima del gimnasio, que la magia es algo que no debemos perder en el baloncesto, y que se puede jugar incluso con un solo ojo. Se retiró el pasado 21 de marzo a la edad de 41 años y tras no poder superar su lesión de espalda que le tenía inactivo desde la temporada pasada, donde solo pudo disputar 15 encuentros. Este año no pudo llegarse a estrenar.

Kobe Bryant

El escolta tiene seguro un sitio en el Salón de la Fama. El clon, para muchos, de Michael Jordan, del que copia todos sus movimientos y técnicas de tiro, ya es una leyenda viva, que ha cosechado éxitos durante toda su carrera, eso sí, siempre con la camiseta de oro y púrpura de Los Angeles Lakers, franquicia con la que lleva 19 temporadas desde que llegó a la NBA directamente desde el instituto. Entre sus premios y galardones encontramos 5 anillos (2000, 2001, 2002, 2009 y 2010), un MVP, dos MVPs de las finales, 2 veces máximo anotador de la Liga, 17 veces elegido para disputar el All Star, 4 veces MVP del All Star y 11 veces en el mejor quinteto de la NBA. En los 1.280 encuentros que lleva disputados, ha conseguido 32.482 puntos (25, 4 de media), 6.800 rebotes (5, 3), 6.122 asistencias (4, 8) en 46.774 minutos jugados (36, 5). Son números que asustan. Kobe lidera en prácticamente todos los apartados estadísticos en los Lakers a nivel histórico (excepto rebotes y tapones), y ahora no hace más que agrandar las cifras. Desde que ganaran el anillo en 2010, el conjunto californiano ya no es lo mismo, y mientras Kobe sigue amasando una fortuna en salarios año tras año, la franquicia vive un proceso de reconstrucción. En enero de este año se lesionó el hombro derecho y permanecerá nueve meses sin jugar, por lo que volverá al comienzo del curso 2015-16 si todo va bien.

Tim Duncan

Para muchos, el mejor ala pívot de la historia. Un jugador que disputó los cuatro años de universidad y dio el salto a la NBA para ganar en su año rookie el primer anillo de la historia de los San Antonio Spurs, franquicia donde ha cosechado otros 4 anillos más hasta la fecha, el último de ellos el año pasado ante los Miami Heat de LeBron James y compañía. Además de esos 5 anillos de campeón, Duncan ha cosechado 2 MVPs, 3 MVPs de las Finales, 15 elecciones para el All Star, un MVP del All Star, 10 veces en el mejor quinteto de la NBA y un premio al Novato del año. Tiene unos movimientos al poste bajo espléndidos, capaz de definir con ambas manos y es considerado uno de los mejores defensores de siempre. También es toda una leyenda viviente, tanto en su franquicia como en la NBA. Sus números secundan su grandeza: 18 temporadas, 1.331 partidos, 25.974 puntos (19, 5), 14.644 rebotes (11), 4.062 asistencias (3, 1), 2.941 tapones (2, 2) en 45.832 minutos en pista (34, 4). Es su último año de contrato pero se espera que el ala pívot de 38 años siga varios años más en la Liga, ya que el nivel al que está jugando es impresionante para su edad (13, 9 puntos, 9, 1 rebotes y 1, 9 tapones en 28, 9 minutos de media este año). Esperemos poder verle jugar un poco más antes de retirarse.

Kevin Garnett

"KG" ha regresado a la franquicia que le vio crecer y ser una estrella durante 12 campañas entre 1995 y 2007: Minnesota Timberwolves, con la que seguramente cuelgue las zapatillas, la jubilación perfecta. Llega tras ganar el anillo con los Celtics en 2008, ser finalista en 2010 y permanecer allí hasta 2013, cuando fichó por los Brooklyn Nets junto a Paul Pierce, pero tras dos temporadas ha vuelto al equipo donde posee prácticamente todos los récords menos en triples. Esta ha sido su vigésimo curso en la NBA, ya lastrado por la edad y el amplio número de encuentros disputados, por lo que sus minutos se han reducido en gran medida (20, 3), pero aportando experiencia al vestuario e intimidación en la zona, algo que nunca cambiará en el ala pívot. Garnett posee una rara combinación de tamaño, fuerza, agilidad y técnica que lo transformaron en uno de los jugadores internos más completos de la historia, aunque hoy ha perdido mucho de su capacidad atlética y explosión. Su intensidad y pasión para jugar cada minuto del partido no tiene comparación. Veamos su palmarés: un MVP, 4 veces en el mejor quinteto de la temporada, una vez mejor defensor del año, 9 veces en el equipo defensivo y cuatro veces máximo reboteador. En los 1.424 partidos que ha disputado en su carrera, ha conseguido 25.949 puntos (18, 2), 14.511 rebotes (10, 2), 5.383 asistencias (3, 8) y 2.027 tapones (1, 4) durante 49.861 minutos disputados (35).

image

Ray Allen

El Mejor triplista de la historia y también uno de los mejores tiradores puros tiene un puesto asegurado en el Salón de la Fama. Este año se ha mantenido inactivo pero las 18 temporadas que lleva en la NBA las ha disputado con los Bucks (96-03), los Supersonics (03-07), los Celtics (07-12) y los Heat (12-14). Hasta que no llegó a Boston, era simplemente un anotador exhaustivo que ya destacaba como un triplista sobresaliente, bajando de los 100 triples solo en dos ocasiones en su carrera, además de conseguir el récord de triples anotados en una campaña con 269 (ya superado en dos ocasiones por Stephen Curry). Antes de 2008 solo había participado en postemporada en cuatro ocasiones, pero en su primer año en Boston ganó el anillo junto a Pierce y Garnett, convirtiéndose en un cluth timer letal. Con los Celtics jugaría otra final más contra los Lakers en 2010, pero terminarían perdiendo en siete encuentros. En 2012 fichó por los Miami Heat para meter profundidad y experiencia en el banquillo y salir en los momentos decisivos. Con la franquicia de Florida ganaría dos anillos en tres temporadas, poniéndole colofón a su carrera con tres anillos en su palmarés. Durante su longeva carrera ha conseguido unos números espectaculares: 1.300 partidos, 24.505 puntos (18, 9), 5.272 rebotes (4, 1), 4.361 asistencias (3, 4), 1.451 robos (1, 1), 2.973 triples (2, 3) y 46.344 minutos jugados (35, 6). No se sabe lo que hará Ray Allen el curso que viene, pero casi todas las franquicias que tengan una opción de optar al anillo lucharán por sus servicios, ya que tenerle es una ventaja para cualquiera. Pregúntenle a LeBron o Pierce.

Paul Pierce

Hablar de Paul Pierce significa hablar de los Boston Celtics, ya que, para la franquicia de Massachusetts, Pierce se encuentra casi a la altura de Larry Bird en cuanto a sangre verde corriendo por sus venas. El alero visió la camiseta verdiblanca durante 15 temporadas, desde su llegada como rookie en 1998 hasta fichar por los Nets junto a Garnett en 2013. Es el segundo máximo anotador de la franquicia y el líder en triples y tiros libres anotados. Su dorsal 34 será retirado cuando Pierce cuelgue las botas con toda seguridad. Ahora está disputando los playoffs con los Washington Wizards, franquicia a la que llegó el verano pasado para aportar experiencia y los últimos cartuchos que le quedan a sus 37 años, pasando de anotar 19, 4 puntos por partido en 2012 a 11, 9 en la presente campaña. Solo ha ganado un anillo, y fue con los Celtics en 2008 contra los Lakers, eternos rivales, junto a Allen y Garnett, llevándose el MVP de las Finales y dándole a Boston el campeonato que habían ganado por última vez en 1986 cuando aún jugaba Larry Bird y compañía. También ha sido seleccionado para jugar el All Star en 10 ocasiones. En cuanto a sus estadísticas, Pierce ha disputado 1250 encuentros, consiguiendo 25899 puntos (20, 7), 7293 rebotes (5, 8), 4627 asistencias (3, 7) y 44372 minutos jugados (35, 5). Probablemente juegue dos o tres temporadas más en la Liga, pero cuando se retire será homenajeado por todo lo alto, tanto por los Celtics como por la NBA.

image

Dirk Nowitzki

Sin lugar a dudas nos encontramos ante el mejor europeo que ha pisado la NBA en toda historia. Llegar a la NBA como extranjero no es fácil, y mucho menos triunfar. El ala pívot alemán llegó a la Liga en 1998 para jugar con los Dallas Mavericks, y ya en su segunda campaña destacó como un gran anotador, además de saber encestarlas desde la media y larga distancia a pesar de ser un hombre alto, por lo que a sus rivales siempre les pillaba desprevenidos. Más tarde adoptaría el fadeaway como principal arma ofensiva, convirtiéndose en una máquina de anotar imparable para cualquier equipo. Siempre ha jugado en los Mavericks, donde esta ha sido su decimoséptima campaña, y ya es una leyenda viviente de la franquicia.

Desde que llegó como novato hasta 2004, tuvo la gran ayuda del base Steve Nash, con el que cuajó desde el principio y formó una dupla letal, recibiendo muchas asistencias del canadiense en buenas posiciones, lo que le convirtió en un gran anotador, pero no alcanzaron juntos las Finales. Lo haría en 2006 contra los Miami Heat de Wade y Shaq, pero se dejaron remontar y perdieron en seis partidos. Tendría que esperar hasta 2011 para volver a asaltar el anillo de nuevo contra los Heat y escoltado por Jason Kidd y Tyson Chandler. Esta vez sí que lo consiguió y se alzó con el título de campeón y recibió el trofeo al MVP de las Finales. En 2007 fue el MVP de la temporada y ha disputado 13 partidos del All Star, además de haber formado parte de cuatro equipos ideales del año. Sus números reflejan una gran carrera, promediando con 36 años 17, 3 puntos en la temporada 2014-15. En lo que se refiere a cifras históricas, el alemán cuenta con 1.265 partidos disputados en su haber, logrando en total 28.119 puntos (22, 2), 10.051 rebotes (7, 9), 3.282 asistencias (2, 6) y 1.128 tapones (0, 9) durante 44.885 minutos en pista (35, 5). Estas estadísticas seguirán aumentando, ya que Nowitzki no tiene la más mínima intención de retirarse y su nivel de juego aún está alto, por lo que le quedan varios años en activo. El puesto en el Hall of Fame lo tiene seguro.


Sobre esta noticia

Autor:
Sports Made In Usa (1364 noticias)
Fuente:
feedproxy.google.com
Visitas:
2256
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.