Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

La CE pide destinar 15.000 millones anuales para ayudar a países pobres a luchar contra cambio climático

10/09/2009 13:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Comisión Europea propuso hoy destinar hasta 15.000 millones de euros anuales a la altura de 2020 para ayudar a los países en vías de desarrollo a combatir el cambio climático. El objetivo de esta iniciativa es desbloquear las negociaciones para firmar un nuevo acuerdo internacional de lucha contra el cambio climático en la cumbre que se celebrará en Copenhague en diciembre y lograr que se sumen países emergentes como India o China, que son reticentes a comprometerse en la reducción de emisiones por los elevados costes.

"Sin dinero de los países desarrollados no habrá acuerdo en Copenhague. Y al revés, sin esfuerzos para mitigar (el cambio climático) en los países en vías de desarrollo no habrá dinero", dijo el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas. Por su parte, el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, indicó que la UE está dispuesta a "liderar" las negociaciones, pero avisó de que no va a financiar todos los costes. "Todo el mundo tiene que hacer una contribución", resaltó.

La propuesta del Ejecutivo comunitario debe ser aprobada ahora por los Estados miembros y por la Eurocámara.

A la altura de 2020, los países en vías de desarrollo necesitarán alrededor de 100.000 millones de euros para limitar sus emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al cambio climático, según los cálculos del Ejecutivo comunitario.

Estos costes, afirma la Comisión, deberán cubrirse mediante tres fuentes de financiación. En primer lugar, los fondos públicos y privados que aporten los propios países en vías de desarrollo (entre el 20% y el 40% del total). En segundo lugar, los ingresos generados por el futuro mercado internacional de CO2, que, de acuerdo con las estimaciones de Bruselas, podría generar flujos financieros para los países en vías de desarrollo de hasta 38.000 millones de euros al año en 2020 (40%).

El resto de los costes, entre 22.000 y 50.000 millones de euros anuales en 2020, deberá financiarlos la comunidad internacional, no sólo los países industrializados sino también los países emergentes más avanzados. Los criterios para repartirse la factura propuestos por Bruselas son la capacidad para pagar y también la responsabilidad por las emisiones. Basándose en estos criterios, la contribución de la UE a este esfuerzo se situaría entre el 10% y el 30% del total, es decir, entre 2.000 y 15.000 millones de euros al año.

Si se alcanza un acuerdo en Copenhague, la Comisión pide iniciar rápidamente la ayuda a los países en vías de desarrollo con entre 5.000 y 7.000 millones de euros al año entre 2010 y 2012, de los cuales entre 500 y 2.100 millones anuales corresponderían a la UE. En 2013, la ayuda europea sería ya de entre 900 y 3.900 millones de euros, e iría aumentando progresivamente hasta 2020.

REPARTO INTERNO EN LA UE

El comisario de Medio Ambiente admitió que el reparto de esta nueva carga financiera entre los Estados miembros será "una cuestión muy sensible". Una importante proporción de la contribución de la UE podrá pagarse por los ingresos generados por las subastas de los permisos de emisión que las industrias comunitarias tendrán que adquirir para participar en el mercado europeo de emisiones a partir de 2013. Los Estados miembros se han comprometido a dedicar al menos el 50% de estos ingresos a la lucha contra el cambio climático.

Para el resto del dinero, Dimas insistió en que la "mejor solución" es que se financie con el presupuesto comunitario a partir de 2013. Otra alternativa sería crear un Fondo para el Clima fuera del presupuesto de la UE. En este segundo caso, el reparto de la carga se basaría también en los criterios de capacidad de pago y responsabilidad de las emisiones, teniendo además en cuenta las "circunstancias especiales" de los Estados miembros, que no definió. El comisario de Medio Ambiente aseguró que los Estados miembros no podrán contabilizar para este fondo la ayuda al desarrollo que ya tenían prevista.

AYUDA INSUFICIENTE

La organización ecologista Greenpeace reconoció que la propuesta del Ejecutivo comunitario es un "pequeño paso" para desbloquear las negociaciones en Copenhague, pero avisó de que las cifras de Bruselas son "desesperadamente inadecuadas" para financiar la lucha contra el cambio climático.

"La UE está intentando escapar dejando sólo la propina en lugar de pagar su parte de la factura para proteger el clima del planeta", dijo el responsable de cambio climático de la oficina de Greenpeace en la UE, Joris den Blanken.

La organización ecologista acusó a la Comisión de "descafeinar" su propuesta inicial cediendo a la "intensa presión" de los Estados miembros. Según Greepeace, los borradores iniciales de Bruselas pedían una contribución de entre 13.000 y 24.000 millones de euros al año para los países en vías de desarrollo, que al final se han quedado en un máximo de 15.000 millones.

Greenpeace pidió a la UE que su ayuda a los países pobres para combatir el cambio climático ascienda al menos a 35.000 millones de euros anuales en 2020.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2190
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.