Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ejfalla escriba una noticia?

Perú: destruir la amazonía para beneficio de Brasil !

02/02/2011 17:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

" Lejos de defender nuestra Amazonía, se la viene subastando para beneficiar a Estados vecinos. "

Tribu Aislada en la Amazonía Peruano-Brasileña

El Perú vive actualmente una etapa de “fiebre” electoral con miras a las elecciones presidenciales de Abril del 2011, y salvo escasas excepciones es cotidiano escuchar a muchos candidatos arremer unos contra otros acusándose de guerra sucia, de contratar asesores de reputación cuestionable, de financiar sus campañas con dinero de dudoso origen y de tener una vida privada cuestionable ( en el colmo de la estupidez se están exigiendo entre ellos una prueba toxicológica ), entre otras “perlas”.

Pocos son los que están presentando propuestas concretas y necesarias. Se adopta la actitud de poner en el tapete temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto. Que si bien son importantes dentro de una sociedad, no son por la coyuntura peruana, de verdadero interés nacional frente a temas como la educación, la salud pública, la modernización del aparato estatal, la reforma de la justicia, y el cuidado la explotación racional de nuestros recursos naturales.

Justamente este último tema acaba de ser tema de un reportaje en el Diario El País de España, en su edición digital. En este reportaje se pone sobre el tapete un Proyecto para construir una Represa ( Inambarí ) en plena Amazonia Peruana.

Lo más preocupante de todo es que este proyecto no se hace para cubrir necesidades energéticas peruanas, si no para satisfacer la creciente demanda de energía por parte de Brasil.

Adicionalmente la construcción de la represa supondrá que cerca de 410 kilometros cuadrados de bosque queden cubiertos de agua, lo cual supone un atentado contra el habitat natural de muchas especies y el mismo ecosistema. Sin contar con las poblaciones afectadas por el depósito de agua.

En un mundo en el cual se hace imperativo cuidar la naturaleza, tan sensible al cambio climático, y hacer un uso racional de los recusrso naturales, sorprende la actitud mercantil, irracional y tirada de los cabellos de las autoridades peruanas que han dado luz verde a tan cuestionable proyecto.

Lejos de defender nuestra Amazonía, se la viene subastando para beneficiar a Estados vecinos. Del mismo modo que se permite la extracción informal de oro y la tala indiscriminada que estan haciendo estragos en nuestra Selva, poniéndo en riesgo una fuente de recursos que aún no deja de sorprender por su diversidad y beneficios.

La cuestión ahora es saber si los candidatos a la Presidencia en el Perú, van a priorizar temas como este o si sólo van a bendecir las atrocidades y corruptelas que deja el gobierno aprista liderado por quien ha resultado ser el mejor vendedor de nuestros recursos: el señor Alan García Perez.

El tema esta en la mesa, los ciudadanos peruanos esperamos sus respuesta señores candidatos !!

===========================================

Mucha presa para la Amazonia

Un proyecto hidroeléctrico entre Perú y Brasil desplaza a miles de vecinos, amenaza el equilibrio ambiental y genera tensión nacionalista en la zona

“Sí, vamos a salir, claro, pero muertos”, dice uno de los pobladores de Puerto Manoas, en medio de la estrecha y barrosa calle central de este caserío, ubicado en la selva sureste peruana. Alrededor se observan numerosas tiendas modestas, vendedoras de frutas, niños que corren y curiosean, algún perro que husmea entre el barro y la basura. Y un cartel que sentencia: “No a la hidroeléctrica”. Porque este pueblo pequeño, ubicado cerca de la carretera Interoceánica, que sigue hasta territorio brasileño saliendo desde el sur de Perú, se encuentra en estado de rebelión frente a la próxima construcción de una faraónica represa que cambiaría su vida.

Se la conoce como Proyecto Inambari (por el río) y abarcaría nada menos que 410 kilómetros cuadrados. Preocupa el impacto en el medio ambiente de este valle tropical.

El proyecto hidroeléctrico, con una potencia instalada de 2.200 megavatios -el doble que la mayor presa española, pero 10 veces menos que la enorme presa de las Tres Gargantas, en China-, estaría a cargo de Egasur, un consorcio brasileño en el que destaca la empresa estatal Petrobrás. Está allí en virtud de una concesión temporal, pero también de un Acuerdo Energético firmado entre Perú y Brasil en junio pasado, por el cual se construirían seis represas en la Amazonia peruana.

Perú no tiene déficit energético, pero Brasil sí necesita más energía y, como señaló un funcionario de la Empresa Brasileña de Pesquisas Agropecuarias, “cuesta mucho llevarla desde la costa”.

Pero Perú nunca ha conocido represas de tal magnitud en su franja amazónica. De allí la desconfianza de la población y del colectivo ecologista Amazonia e Hidroeléctricas, conformado, entre otras organizaciones ecologistas, como WWF.

“Hay precipitación y desinformación. Además de generar graves impactos tampoco responde a las demandas energéticas del Perú”, señala Mariano Castro de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA). El proyecto no cuenta con lo que en Perú se llama licencia social, es decir, con la aprobación de los habitantes de la zona, en este caso unas 10.000 personas en ámbitos rurales.

De acuerdo con Egasur, serían apenas unas 4.000 personas. Todos acabarían desplazados porque el gigantesco embalse cubriría varios kilómetros de bosque primario, algunas plantaciones de cacao, piña y plátano.

“Todo esto quedaría bajo el agua”, dice Aldo Santos, funcionario de los Servicios Educativos Rurales, tratando de imaginar esa fotografía. También quedarían en las profundidades del embalse más de 100 kilómetros de la nueva vía Interoceánica que próximamente unirá Perú y Brasil. Y que se sigue construyendo, pese a todo.

Evandro Miguel, gerente general de Egasur, explica que ellos construirán un nuevo trazado y que le pondrán una valla arbolada de protección a cada lado, para que no se produzcan nuevas colonizaciones humanas alrededor de la nueva carretera.

A los argumentos de despilfarro, Egasur responde con sus 416.000 dólares (301.646 euros) destinados a “recuperación de la biodiversidad y desarrollo humano”. Y prometen “una península ecológica”, que promovería el ecoturismo.

A Olga Cutipa, presidenta del Frente de Defensa de Inambari, esas promesas no la convencen. Lo que quiere saber es adónde llevarán a los desplazados. Egasur promete inversiones en desarrollo de poblados, agroindustria y turismo y en el trazado de la Interoceánica.

La idea, según la compañía, es que la presa sirva de tapón para neutralizar los impactos ya notorios en esta región, que es vecina al Parque Nacional Bahuaja-Sonene, un área protegida de más de 537.000 hectáreas.

“Nosotros también defendemos Bahuaja-Sonene”, afirma Víctor Alarcón, líder campesino de la zona, para demostrar que el factor ecológico también forma parte de su discurso de resistencia. Para los promotores del proyecto, en cambio, es la ocupación desordenada y la creación de pueblos de migrantes lo que genera mayores impactos.

La zona, en efecto, se ve con claros en los bosques y hay atisbos de minería informal, para extraer oro. Pero la pregunta que hacen a Egasur es si van a absorber toda la actividad económica o simplemente los impactos cambiarán de sitio.

Cerca, ya fuera del sector de influencia de la presa, está Huepetue, una zona de extractores de oro que ha destrozado bosques y ríos amazónicos sin medida ni clemencia.

Los habitantes de Inambari también tienen argumentos nacionalistas: “Si fuera para el Perú lo habríamos pensado”, dice Alarcón, respecto al destino de la energía que se generará.

Según el acuerdo energético, la prioridad la tendrá el mercado peruano y luego el brasileño. La realidad, no obstante, sugiere que el destino mayoritario será Brasil, que lo necesita más.

——————————————————–

Un nuevo riesgo para las tribus aisladas

Perú tiene planes para evitar impactos en el hábitat de las poblaciones indígenas que viven en aislamiento, también en la Amazonia. A pesar de que en este país existen cinco reservas territoriales indígenas, donde se supone que deben evitarse actividades que las pongan en riesgo (explotación de hidrocarburos, caza y pesca indiscriminada, extracción maderera ilegal), los planes del Gobierno para su territorio amazónico han ido a contracorriente con estos proyectos. El Gobierno ha puesto en marcha desde hidroeléctricas, hasta nuevos ramales que unen Brasil y Perú.

En Perú hay 14 etnias indígenas localizadas, pero podrían no ser las únicas. La fundación que defiende a los pueblos indígenas, Survival Internacional, ha dado a conocer varias imágenes que muestran una nueva tribu de nativos que viviría en aislamiento. Se trata de al menos tres fotos, tomadas por la Fundación Nacional del Indio de Brasil (Funai), cerca de la frontera con Perú.En una de ellas aparecen cinco personas -dos adultos y tres niños-, que visten taparrabos y exhiben lanzas o flechas. Cerca de ellos se distinguen cestos con restos de mandioca y papayas. Rasgos que sugieren prácticas como la caza, recolección y una agricultura incipiente.

Los indígenas en aislamiento voluntario suelen localizarse especialmente en Brasil, donde hay catalogadas 69 etnias en esta situación. Los expertos también han localizado grupos en Colombia, Ecuador, Venezuela, Bolivia y Paraguay, según el Comité Internacional para la Protección de los Pueblos Indígenas en Aislamiento Voluntario o Contacto Inicial de la Amazonia, el Gran Chaco y la Región Oriental del Paraguay (Cipiaci).

Survival recuerda la amenaza, latente en Perú, que constituyen para estos grupos los madereros ilegales que se adentran en sus territorios.

—————————————————-


Sobre esta noticia

Autor:
Ejfalla (134 noticias)
Visitas:
5239
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.