Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Personas mayores que sufren soledad: "Una simple llamada a mí ya me da ánimos"

24/12/2020 06:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 2020 ha sido un año marcado por el aislamiento y la soledad debido a las restricciones y el confinamiento por la pandemia de la Covid-19. Esta situación, tan nueva para algunos, ha venido siendo la habitual para algunas personas mayores mucho antes del virus.

Ejemplo de ello es Rita Muñoz, una vecina de Lleida de 87 años que, por problemas de movilidad, hace cinco años que prácticamente no sale de su casa, donde vive sola. Tiene tres hijos, pero dos de ellos viven lejos y el coronavirus ha dificultado las visitas.

Pilar, una voluntaria de la entidad Amigos de los Mayores, la visitaba antes de la pandemia, pero ahora, por seguridad, las visitas son menos recurrentes y más cortas. Por otra parte, Nacho, un voluntario de Salamanca, e Inma, de Barcelona, llaman a Rita por teléfono para hacerle compañía.

"Se portan muy bien conmigo. Una persona que tiene casi 88 años y que se encuentra las 24h del día entre cuatro paredes agradece que le llamen, porque una simple llamada a mí ya me da ánimos", cuenta Rita.

"Hay veces que estoy animada, pongo la televisión y parece que me olvido de que estoy sola. ¿Sabe qué pasa? Que oír hablar a gente en la televisión hace que esté más tranquila. Si lo tengo todo apagado, oigo un ruido y estoy aquí sola, me pongo nerviosa. Pero prefiero hablar por teléfono, porque a veces me veo contestándole a la televisión, pero sigo sola", continúa.

Respecto a su familia, dice que es ella quien no quiere "estorbar". " Yo sé que mis hijos me quieren, pero las parejas tienen sus cosas y, si está la madre por medio, no es lo mismo. Mientras pueda, quiero evitarlo", explica.

Según datos del Observatorio de la Soledad de Barcelona, en una encuesta realizada en 2016, una de cada cuatro personas de más de 65 años manifestaron haber sentido falta de compañía recientemente. Los hombres de 65 y más años que viven solos fueron quienes se sintieron así más a menudo (17, 8%), seguidos de las mujeres que viven solas (14, 7%). En cambio, cuando viven con otras personas, fueron las mujeres de 65 y más años las que sintieron más a menudo esta falta de compañía (3, 7% frente al 1, 9% de los hombres).

Anna Gris, coordinadora de Barcelona ciudad en Amigos de los Mayores, explica que este sentimiento de soledad es algo subjetivo y que no siempre está relacionado con tener o no a alguien al lado. "La soledad se vive cuando sientes que no tienes suficientes relaciones o que las que tienes no son de suficiente calidad. Por eso, atendemos a gente que no tiene familia, pero también a quien sí la tiene, pero no les ve lo suficiente o su relación con ellos no les llena", afirma.

Cuenta que esta soledad puede afectar a muchos aspectos, desde al estado anímico hasta a la salud física de las personas que la experimentan, y también a la capacidad de relacionarse con los demás. Además, Gris considera que esta situación es bastante generalizada y "no sólo a nivel familiar, sino también institucional, cuando muchos trámites administrativos se hacen por Internet, lo que excluye a esta parte de la sociedad que no se maneja de forma independiente con estas plataformas".

Respecto a las instituciones, Gris señala que "en otros países, la soledad se trabaja a nivel parlamentario como un problema real de la sociedad. Aquí creo que falta un poco eso y destinar más recursos, porque el tema se ha relegado a que lo lleven las entidades".

De hecho, Rita cuenta que, pese a sus problemas de movilidad, toda la ayuda que recibe es de parte de la entidad. "Hay mucho descuido. El Gobierno no ayuda mucho y yo he trabajado desde los 12 años para que ahora no me ayuden", lamenta.

Por otra parte, Gris advierte que esta soledad también es "estructural": "Solemos definirnos por nuestra profesión y, cuando nos jubilamos, esa parte de nuestra identidad, que es tan importante para la sociedad, desaparece. Además, llevamos un ritmo muy frenético en el que las personas mayores muchas veces no entran y se quedan al margen".

Pese a ello, Gris señala que la pandemia ha favorecido que se vuelvan a crear "esas redes de ayuda vecinal que existían hace años y que se han ido perdiendo, sobre todo, en ciudades grandes como Barcelona, donde muchas veces no sabes quién es tu vecino".

Y añade que "creo que el 'cuidémonos entre todos' se mantendrá. La Covid ha hecho que muchas personas que no sabían lo que era la soledad o quedarse aislado en casa, desgraciadamente, ahora lo hayan vivido, y esto ha sido una forma de entender y conectar con lo que la gente mayor sufre durante años".

Amigos de Los Mayores actúan en 128 municipios y, sólo en Barcelona, atienden a unas 1.000 personas. Antes de la pandemia, su intervención, además de las visitas de voluntarios para dar apoyo emocional, también incluía actividades de socialización, como visitas a museos o meriendas. Además, contaban con dos grandes eventos durante el año: una merienda para Sant Joan y una comida o cena para Navidad.

Rita cuenta que hace tres años que descubrió la entidad, ya que le informaron sobre ella en su Centro de Atención Primaria. Desde entonces, ha participado en varias actividades. "Les dije que no podía ir porque me cuesta mucho moverme y se ofrecieron a llevarme y a traerme en coche. Y así fue. Les doy un 10 en todo porque se han portado muy bien conmigo", relata.

Este año, la Covid-19 ha obligado a modificar su forma de atender a las personas mayores. Durante los meses de confinamiento, crearon redes de acompañamiento telefónico, como los voluntarios Nacho e Inma que llaman a Rita, y recursos más lúdicos para suplir la falta de casales. Una vez las restricciones se fueron relajando, la entidad volvió a ofrecer visitas de voluntarios, siempre manteniendo las medidas de seguridad (ventilación, distancia y mascarilla). Sin embargo, Gris señala que muchas personas no han querido volver a realizar estos encuentros.

Respecto a la Navidad, la entidad quiso asegurar que la actividad que planteasen podría llevarse a cabo. Por ello, su actividad navideña consiste en la entrega de lotes a las personas mayores que acompañan "para que sepan que no están solas" y la invitación a compartirlo con el voluntario que lo lleve.

Para poder hacerlo, han lanzado la campaña '¿Y tú, con quién compartirás esta Navidad?' en la que informan de que la única compañía de algunas personas mayores durante las fiestas será "sus recuerdos" y piden ayuda para "estar a su lado y crear nuevos recuerdos e ilusiones durante estas fechas tan especiales".

El Ajuntament de Barcelona cuenta con diferentes herramientas para combatir esta soledad entre las personas mayores. Por una parte, 'Radars', un proyecto comunitario impulsado por Servicios Sociales del consistorio para paliar los efectos de la soledad no deseada y prevenir situaciones de riesgo de las personas mayores. También ofrecen el servicio Vincles BCN, que combate la soledad no deseada y el aislamiento social de las personas mayores a través de las nuevas tecnologías, y que ya tiene casi 3.000 usuarios.

Además, durante la pandemia, el Ajuntament ha activado el proyecto "Com està?", que consiste en llamar a setenta mil personas de entre 70 y 84 años que no utilizan ningún servicio municipal para conocer su estado emocional, detectar posibles situaciones de soledad o sufrimiento e informarles de los recursos de apoyo existentes. Esta iniciativa durará hasta el mes de marzo del próximo año 2021.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
948
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.