Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.criterioliberal.com escriba una noticia?

Personas Humanas, haberlas haylas. Todavia.

21/05/2012 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Tal vez haya quién crea que ya no existen personas humanas y que la evolución nos ha llevado a convertirnos en personas y punto donde cada uno va a lo suyo. No niego que la envidia, como el mayor de los pecados capitales, es uno de los responsables de esa modificación en muchas personas y que ha hecho que los deseos de apariencia, el ser más que nadie y mejor; el ser más admirado, el poseer más, el ser ‘un crack‘, un triunfador, sí ha modificado el carácter y el saber estar de muchos, como seguramente ha modificado su forma de actuar, de comportarse en determinados momentos y circunstancias pero eso no quita que todavia haya personas humanas que les importa un pito, o dos, ser más que nadie, tener mucho más que los demás, incluso triunfar en lo que la mayoría puede considerar importante. Por supuesto que todavia quedan personas que han aprendido, con el paso de los años y de las experiencias, que lo más importante de todo es estar bien consigo mismo y tener la conciencia tranquila cuando te acuestas cada noche en la cama y digo en la cama cuando sin duda alguna muchas de esas personas duermen sobre cartones en plena calle ahora mismo.

Esta sociedad se ha empeñado, desde sus inicios, en potenciar el éxito basado en tener dinero, tener una vida llena de lujos, de poder, en ser de la alta sociedad sobretodo, o de la clase política, incluso formar parte de la jerarquía de cualquier religión. De risa. Es igual si en tu vida personal eres un desgraciado, un amargado, un ruín o una mala persona mientras tengas dinero o poder. Se te admira y se te respeta. Te tratan de señor allí donde te muevas y te envian fuerzas de seguridad para proteger tu integridad si la situación lo requiere. Una sociedad donde se tiene como ejemplo a Jesús de Nazaret, al que se adora, se le reza y se le pasea por las calles en procesiones multitudinarias. Jesús, del que nos habla la Biblia claramente sobre sus ideas y su vida e incluso por el que se han librado miles de batallas a lo largo de la historia con millones de muertos. Un Jesús que lo único que poseía era una túnica vieja y unas sandalias antes de que los responsables de la época lo clavaran en una cruz para dejarlo morir a la vista de todos de la forma más cruel que pueda existir. Jesús hijo de Maria, que proclamaba a voces la igualdad, la tolerancia, el amor y el compartirlo todo. ¿Qué ejemplo estamos siguiendo realmente de aquel Jesús? ¿Qué creeis que nos diría si pudiera decirnos algo como hacía entonces ante las masas? ¿Nos diría lo que nos dicen los políticos? ¿Nos diría, tal vez, que esos políticos que se autosolucionan la vida por unos votos y dejan que muchos de sus semejantes se mueran de hambre son la solución a nuestros problemas? ¿Lo que nos dicen los máximos responsables de las dintintas religiones del mundo nos diría?….¿qué nos diría si estuviera entre nosotros? ¿Qué los reyes del mundo tienen la sangre azul y por eso hemos de mantenerlos a un ritmo de vida de ‘alto copete’ donde necesitan un palacio y un yate antetodo mientras muchas abuelas de su ‘reino’ no llegan a fín de mes después de haber trabajado toda la vida? La verdad, no tengo ni idea. Y no sólo no tengo ni idea de lo que nos diría Jesús hoy en día, sino que tampoco tengo ni idea de hacia donde vamos con toda está tonteria de sociedad en la que estamos metidos y donde seguimos como burros al que nos dice lo que hay que hacer porque él sí que lo sabe mejor que nadie, y si no lo haces sus ‘compiches’ te marginan para el resto de tu vida que medios y formas no les faltan, además de millones de votos de quienes deben pensar poco para seguir dándoles su confianza después de todo lo ya conocido y vivido.

De lo único que estoy realmente seguro, es de que todavia quedan personas humanas de esencia y que están en cualquier parte y cualquier sector. Personas humanas que no tienen más obligación que adaptarse a lo establecido pero que ni la traición, ni el poder, ni el querer aparentar, ni el querer manipular, ni el envidiar o el putear forma parte de su esencia porque dejaría entonces de ser humano, perdería su alma definitivamente y se convertiría en persona y punto con todas sus consecuencias conocidas y no conocidas, de las que la Biblia nos comenta de forma contundente y que nada tienen que ver con el éxito o el fracaso sino, más bien, con la conciencia y la muerte. Y en mi opinión, que es simplemente una opinión, se pierde la conciencia en el mismo instante que se pierde el alma. Y el alma se pierde en el mismo momento que tu triunfo perjudica a terceros utilizando alguno de los pecados capitales ya comentados por Jesús durante su vida. Siete veces he leído la Biblia en mis 50 años cumplidos para intentar comprender mejor el significado real del libro más antiguo de la historia humana. Siete veces en diferentes etapas y lo que si os puedo garantizar es que nada de lo que nos quieren hacer creer es lo que dicen sus textos.

Para terminar la reflexión de hoy quiero matizar que no soy creyente. Al menos no creo en nada que tenga que ver con las creencias que nos intentan imponer las personas de aquí o de allá. El motivo es bastante sencillo de entender; no me entra en la cabeza que una religión imponga a los demás limitaciones de libertad mientras no comparte sus bienes con los que obliga a seguirles mediante amenazas del bien y el mal o paraisos e infiernos. No me entra en la cabeza que alguién se autodenomine representante de la verdad y esté rodeado de lujo, poder y gloria mientras los que le siguen pasen miserias. No me creo que los deseos de un dios bueno sean tan mezquinos e injustos. Lo siento, pero no me lo creo. Hoy por hoy, creo únicamente en las personas humanas, y subrayo humanas porque las que no lo son, que son ya muchas, esas no nos traeran nada bueno por mucho poder y dinero que tengan; por mucho prestigio o aunque nos quieran convencer con la mano en el corazón y llenándose la boca de frases bien sonantes. Ni con la mano en el corazón ni con una pistola. A mi, sólo me sirven ya los hechos y los hechos dicen poco ahora mismo de todos los triunfadores de nuestro mundo. Hay excepciones, pues sí, claro, pero se notan poco en la realidad del día a día de millones y millones de personas que lo están pasando mal cada día de su vida y donde esos triunfadores y sus legiones de ‘aduladores’ miran hacia otro sitio o les envian sus tropas si deciden quejarse.

Criterio Liberal. Diario de opinión Libre.

Sobre esta noticia

Autor:
www.criterioliberal.com (1594 noticias)
Fuente:
criterioliberal.com
Visitas:
413
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.