Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Persisten las tensiones en Gojra después de que siete cristianos fueran quemados vivos

03/08/2009 13:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ciudad paquistaní de Gojra, en el norte del país, permanece en tensión entre las protestas de los cristianos días después de que siete de ellos --incluidos tres mujeres y un niño-- fueran quemados vivos el pasado sábado después de que una multitud atacara esta ciudad en protesta por una presunta blasfemia, informa el diario local 'Daily Times', que señala que al menos 90 personas han resultado heridas.

Al parecer, la violencia comenzó el pasado jueves en Gojra después de un presunto incidente de una profanación contra una copia del Corán durante la ceremonia de una boda. Al suceso le siguieron dos días de violencia en los que una multitud prendió fuego a un gran número de casas, quemando vivos a siete residentes.

Los responsables gubernamentales han dicho que las investigaciones preliminares muestran que no se produjo una blasfemia sobre el Corán y que se fabricó un "rumor" por parte de elementos antiestatales para crear el caos, informa Reuters.

La Policía ha registrado una denuncia contra algunos responsables gubernamentales y cerca de 800 hombres sin identificar, mientras los líderes de la comunidad cristiana han pedido justicia para los que están detrás de los asesinatos. "Las escuelas cristianas estarán cerradas durante tres días para llorar la muerte de las personas inocentes en Gojra", afirmó el obispo Sadiq Daniel, que dirige la diócesis de Karachi y la provincia de Baluchistán. "No hay prueba de blasfemia, pero si alguien lo ha hecho sólo él, y no toda la comunidad, debería ser castigado", añadió.

La profanación del Corán se castiga con la muerte en Pakistán. Mientras las escuelas cristianas y los colegios en Punjab están cerrados en su mayor parte por las vacaciones de verano, estaba previsto que abrieran hoy en Karachi, la mayor ciudad del país.

Pakistán es un país predominantemente musulmán, y las minorías religiosas, incluidos los cristianos, suman el cuatro por ciento de la población de 170 millones de personas. Los musulmanes y las minorías suelen vivir en armonía, aunque se han dado ataques esporádicos contra los cristianos desde que el país se convirtió en aliado estadounidense después de los ataques del 11-S.

Los diarios paquistaníes hacían hoy una petición a los clérigos musulmanes para que llamaran a la calma y a la contención. Los clérigos habían solicitado un castigo en el caso de que la profanación hubiera tenido lugar, pero pidieron a la comunidad musulmana que no tomara la ley por su mano.

"Todos los musulmanes de Pakistán deben dar una protección completa a los no musulmanes inocentes y desempeñar su función religiosa y nacional para poner freno a todo tipo de daños", señalaba la petición.

SITUACIÓN TENSA

Los residentes de Gojra, situada a 160 kilómetros de Lahore, indicaron que la situación sigue "bastante tensa" entre las informaciones de que otra multitud ha atacado una iglesia en la aldea de Khaga, aunque los responsables locales no han confirmado las informaciones. La Policía ha afirmado que ha arrestado a unas 100 personas y ha levantado barreras en los "puntos sensibles" de la ciudad, mientras las patrullas vigilan las calles de la ciudad y los cristianos han bloqueado la principal vía ferroviaria.

Un concejal local para las minorías, Fenias Masih, declaró que la situación en la zona es "bastante mala" y que la gente está "aterrorizada". También indicó que 47 casas fueron incendiadas en Korian el pasado 30 de julio como consecuencia de los disturbios creados en Gojra, e indicó que los cristianos de Korian han abandonado la aldea por miedo y que no mantienen el contacto con nadie.

Otro activista pro Derechos Humanos, Sohail Johnson, afirmó que "los jóvenes cristianos están realmente enfadados (...), el Gobierno necesita tomar medidas sólidas para controlar la situación".

El ministro de Justicia de Punjab, Rana Sanulá, afirmó que se realizará una investigación judicial sobre este asunto y que se llevará a los responsables ante la justicia. También confirmó que se ha procedido al arresto de unas 100 personas, indica el 'Daily Times'.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2025
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.