Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

La periodista acusada de obstrucción a la justicia por el TEL se declara no culpable

14/05/2014 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La cadena de televisión libanesa Al Jadeed y la periodista Karma Mohamed Tahsin al Jayat, que trabaja para el citado medio, se han declarado este martes no culpables de los cargos presentados contra ellos por el Tribunal Especial para Líbano (TEL) por obstrucción a la justicia tras publicar detalles secretos sobre varios testigos confidenciales que están participando en el juicio por el asesinato en febrero de 2005 del exprimer ministro libanés Rafik Hariri.

"He venido a vuestra sede en La Haya en lugar de hablar desde la distancia porque aquel que está en lo correcto no teme a nada", ha dicho Al Jayat, que ocupa el puesto de subdirectora de informativos de Al Jadeed.

"La búsqueda de la verdad y de la información es un derecho sagrado de la prensa, según todas las convenciones internacionales sobre derechos y libertades del ser humano", ha agregado, según ha informado el diario libanés 'The Daily Star'.

En este sentido, ha sostenido que el único crimen de su cadena de televisión es "derramar luz sobre los errores del tribunal en interés de la justicia". "El pueblo libanés y las víctimas tienen derecho a un juicio impecable", ha remachado.

Al Jayat ha sido acusada de interferir "a sabiendas e intencionadamente" con el proceso de administración de justicia al publicar información sobre testigos confidenciales y negarse posteriormente a eliminar dicha información del canal de YouTube de la cadena.

Junto a Al Jayat y Al Jadeed están acusados el periodista Ibrahim Mohamed al Amin y el diario para el que trabaja, el libanés 'Al Ajbar', según el comunicado publicado en el TEL en su página web.

Por su parte, Al Amin está acusado de interferir "a sabiendas e intencionadamente" con el proceso de administración de justicia al publicar información sobre testigos confidenciales.

En caso de ser declarados culpables podrían ser condenados a siete años de cárcel, al pago de una multa de 100.000 euros, o a ambas penas. El tribunal nunca se ha pronunciado sobre si las informaciones publicadas por los citados medios son correctas, si bien ha argumentado que, en cualquier caso, minan la confianza pública en sus trabajos.

Más sobre

EL CASO POR LA MUERTE DE HARIRI

El TEL aplazó a finales de febrero hasta mediados de mayo del juicio contra los cinco acusados por su presunta participación en el atentado que acabó con la vida de Hariri y de otras 22 personas.

Los jueces ordenaron el aplazamiento para permitir al abogado de Hasán Merhi, que fue incluido formalmente como acusado el 11 de febrero, tenga tiempo para preparar la defensa y llevar a cabo sus propias investigaciones.

Los cargos contra Merhi fueron presentados en octubre de 2013, si bien hasta el momento no estaba incluido en el caso contra los otros cuatro acusados --Salim Jamil Ayyash, Mustafá Amine Badreddine, Hussein Hassan Oneissi y Assad Hassan Sabra--, cuyos cargos fueron presentados en junio de 2011.

Posteriormente, los jueces del tribunal decidieron que tienen la potestad de juzgarles 'in absentia', lo que es permisible en base a la legislación libanesa.

Se trata de la primera vez que un tribunal internacional celebra un juicio 'in absentia' desde los juicios de Nuremberg tras la Segunda Guerra Mundial, en los que se determinó y condenó las responsabilidades de dirigentes, funcionarios y colaboradores de la Alemania Nazi.

Los cuatro acusados principales permanecen fugados y Hezbolá ha expresado en numerosas ocasiones su rechazo a entregarles a las autoridades, alegando que las acusaciones son infundadas y que el tribunal está politizado e influenciado por Estados Unidos e Israel.

A pesar de que la autoría del atentado fue reclamada por un grupo fundamentalista hasta entonces desconocido llamado Victoria y Yihad en la Gran Siria, la acusación considera que se trató de una reclamación falsa para alejar las sospechas de Hezbolá.

Así, el fiscal jefe del TEL, Norman Farrel, indicó en las acusaciones que Badreddine y Ayyash vigilaron a Hariri antes del atentado, mientras que Oneisi y Sabra enviaron a la sede en Beirut de la cadena de televisión qatarí Al Yazira la falsa reclamación de autoría.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1291
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.