×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Sofía PereyraMiembro desde: 23/02/22

Sofía Pereyra
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    4.745
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
23/02/2022

Algunas empresas de tecnología ya percibieron la importancia de aumentar la participación femenina en sus filas, tal es el caso de Softline, una compañía que opera en más de 50 países ofreciendo transformación digital y ciberseguridad

El debate sobre la participación de las mujeres en cargos de tecnología hoy necesita respuestas y soluciones rápidas por el entorno cambiante en el que vivimos. El pivote digital se torna crucial en términos de productividad ya que, junto con las nuevas tecnologías, se vuelca al resto de la economía para hacer más eficientes sus procesos, crear nuevos negocios y generar empleos de calidad y de igualdad para ellas, aumentando su participación en el mercado laboral.

A pesar de que por años el sector tecnológico ha sido liderado por hombres, las tendencias en la industria han cambiado, y hoy el número de mujeres en posiciones de liderazgo en la industria ha crecido. El panorama en América Latina en la actualidad es más alentador, aunque falta un largo camino por recorrer. En el año 2016 la participación de las mujeres en el sector era del 16%, hoy ronda el 30%, según el último reporte de la Unesco, donde argumentan que “la equidad laboral de género es un aspecto clave no solo en materia económica, sino también para el desarrollo de procesos de innovación al interior de las compañías”.

Según datos difundidos por el Observatorio Permanente de Software y Servicios Informáticos, la participación de las mujeres en la industria se duplicó en los últimos 15 años. En Argentina las mujeres ocupan el 32% de los empleos de la industria del software en la Argentina, y llegará al 40% en el año 2024 si se mantiene la tendencia actual,

La brecha también se presenta en la escala salarial. Según un estudio realizado en conjunto por Bumeran y el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en el sector IT la brecha salarial pretendida por género es del 15, 1% y se posiciona a favor de los hombres. Los postulantes varones solicitan en promedio $89.253 para un empleo de tecnología, frente a las postulantes mujeres que, por el mismo trabajo, piden una media de $77.543.

Actualmente, la empresa cuenta con el programa Softline FemTech, que promueve el liderazgo y equidad en las mujeres, por medio de charlas y participación como panelistas de las líderes de la empresa

Algunas empresas de tecnología ya percibieron la importancia de aumentar la participación femenina en sus filas, tal es el caso de Softline, una compañía que opera en más de 50 países ofreciendo transformación digital y ciberseguridad, que ha decidido potenciar e incrementar la igualdad en su equipo, inclusive sus números sobresalen en la región. En este momento, la compañía cuenta con un 40% de mujeres en sus diferentes filiales a nivel Latinoamérica, siempre cuidando que la capacidad de trabajo y el talento sea el principal motivo para el ingreso a una posición.

Actualmente, la empresa cuenta con el programa Softline FemTech, que promueve el liderazgo y equidad en las mujeres, por medio de charlas y participación como panelistas de las líderes de la empresa. “Este programa se reforzará durante 2022 con nuevas iniciativas y actividades encaminadas a resaltar el rol de la mujer en la industria IT en Latam.  Además, tienen un beneficio de regreso gradual a la oficina para madres que ya se implementó en Argentina” explicó Miriam Strelczuk, directora de Marketing para Softline en Latinoamérica.

Si bien la participación de las mujeres en el sector IT es aún menor que la masculina, viene en incremento y esto se nota en el ambiente laboral. “Yo fui a un colegio secundario donde me recibí de técnica en computación. Pocos años antes no aceptaban mujeres; cuando yo ingresé, sólo el 5% de los alumnos éramos del sexo femenino. Allí aprendí a programar y comencé a conocer este mundo de la tecnología. Hoy eso ya se equiparó, muchas mujeres estudian carreras tecnológicas y trabajan en la industria, incluso llegando a ser grandes líderes” cuenta la ejecutiva.

Y concluye: “Ahora los desafíos son otros, en este momento, es la participación de las mujeres en los puestos más altos como los de vicepresidente o en directorios. Es alentador ver que ese techo está cada vez más arriba y que será más fácil para las nuevas generaciones de mujeres alcanzar los puestos de mayor responsabilidad”.

Este usuario no tiene más noticias