×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
23
Posición en el Ranking
13
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    4.122.601
  • Publicadas
    1.214
  • Puntos
    70
Veces compartidas
25.599
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 2d

El último escándalo que salpica a la monarquía española debería servir para reflexionar seriamente sobre la necesidad de convocar un referéndum monarquía-república, que en su momento fue negado a los españoles por Adolfo Suarez

Que Juan Carlos maltrataba a Sofía ya lo contaban los soldados de la Guardia Real al salir de la mili antes de que llega a ser Rey de España, como sus escapadas nocturnas en moto por las calles de Madrid y otras muy variadas y suculentas historias.

Que Juan Carlos intervenía en el mundo empresarial ejerciendo tráfico de influencias lo demostró en su día cuando un grupo de empresarios le regalaron al entonces Rey de España el yate Fortuna.

Los escarceos y las licencias amatorias del entonces Rey se conocían en todos los medios internacionales como escándalos mientras la prensa española guardaba un silencio sepulcral en complicidad con la Casa Real.

Desde la reinstauración de la monarquía en España se han venido haciendo encuestas sobre el grado de popularidad del Rey y a su vez se han hecho campañas de publicidad encubierta a favor de la Casa Real, sobre todo después de cada escándalo protagonizado por Juan Carlos o algún miembro de su familia.

Todo ello ha servido para darle confianza y tranquilidad a una forma de gobierno que había sido impuesta tras la muerte de Franco como una garantía de continuidad de su régimen.

No hay que olvidar que Franco se alzó en armas contra la República y si no reinstauró la monarquía inmediatamente después de la guerra, fue precisamente porque el titular de la corona española entonces –Juan de Borbón, padre de Juan Carlos--  no gozaba de sus simpatías, ya que lo consideraba un “fanático derechista” y un “cambiachaquetas”.

Pero tampoco hay que olvidar, que después de algunos tira y afloja entre Franco y Juan de Borbón, en 1947 se promulga la Ley de Sucesión de la Jefatura del Estado en la que Franco se reserva el derecho a designar a su sucesor “a título de Rey o de Regente”.

La transición se hizo a correr y ahora nadie quiere rectificar sus errores

Referéndum: Franco quiso hacer partícipes a los españoles en la aprobación de la Ley de Sucesión, que si bien le concedía la Jefatura de Estado de forma vitalicia, también le autorizaba a reinstaurar la monarquía al designar a su sucesor a título de Rey o de Regente del reino de España, así que celebró un Referéndum para zanjar el asunto, con una participación del 88.6% en el que el 93% dio su consentimiento.

De esta forma se cerraba el paso a la reinstauración de la República y se imponía vía referéndum la de la monarquía española, en una de las primeras Leyes Fundamentales del régimen de Franco.

Es realmente significativo que años después en el momento de la transición no se celebrara un Referéndum sobre la forma de Estado y se “asumiera” la legitimidad de la sucesión encarnada en la monarquía impuesta por el franquismo.

Una monarquía corrupta que nunca dejó de ser cómplice de los crímenes del franquismo y que siempre ha estado al servicio de la oligarquía dominante.

Lo realmente sorprendente es que los partidos de izquierda hayan claudicado ante la forma de Estado y hayan cerrado el paso a un posible referéndum cuando pudo haber triunfado la República (1977) condenando al pueblo español a la condición de súbdito, algo que siguen manteniendo desde el PSOE.

También es cierto que a buena parte de la ciudadanía española le es indiferente la forma de Estado y otra buena parte de ella presume de sus reyes, siempre a la cabeza de la prensa rosa y de los muchos programas televisivos, siguiendo la línea británica y de otros países europeos.

Así que Villarejo, buen conocedor de esta situación, trata de salvar su pellejo donde sabe que va a tener más audiencia y es precisamente en esa masa de defensores de la monarquía que darán rienda suelta a sus lenguas.

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo  alvarez-lago   garcia-teixeiro

Más recientes de Ordos

A propósito del sexo y la empatía

A propósito del sexo y la empatía

Un reciente artículo de Beatriz Gimeno, publicado en el digital ctxt.es ha causado un cierto revuelo en las redes, por su forma de abordar las relaciones sexuales hombre-mujer después de la ya famosa sentencia de “La manada” 08/06/2018

España después de Rajoy

España después de Rajoy

No cabe duda que la expulsión de Mariano Rajoy de la vida pública a manos de la mayoría del parlamento español, marca un antes y un después en el primer cuarto del siglo XXI a la espera de una recomposición de un electorado confundido y disperso 06/06/2018

Nueva etapa en el Estado español

Nueva etapa en el Estado español

La caída del gobierno del Partido Popular anuncia un antes y un después del bipartidismo que se negaba a reconocer el fin de la transición del 78 y el inicio de una nuevo período para la democracia española 02/06/2018

La guerra geopolítica del GPS

La guerra geopolítica del GPS

La cacareada campaña de los hackers rusos responde a una nueva estrategia de recambio de la cada vez menos convincente campaña anticomunista -caída en desuso- ya que casi nadie se reivindica como comunista, por otra de nuevo cuño: Rusia nos espía 15/05/2018

El fin del Contrato Social, adiós a Bretton Woods

El fin del Contrato Social, adiós a Bretton Woods

Una de las grandes trampas del comienzo del siglo XXI es la de verse en el espejo del siglo XX, después de haber derribado muros y hundir buena parte de la economía social construida hasta entonces 14/05/2018

Mostrando: 6-10 de 1.215