×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

mimesacojea.comMiembro desde: 15/04/09

mimesacojea.com

http://www.mimesacojea.com

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.483.085
  • Publicadas
    473
  • Puntos
    0
Veces compartidas
89
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 6d

image

A finales de año, Mariano Rajoy publicará un libro que condensa sus memorias al frente del ejecutivo. Este blog ha tenido acceso a algunos fragmentos que publicamos aquí en rigurosa exclusiva.

"Muchos me preguntan cómo definiría mi estrategia política. Yo, la verdad, no creo que la tuviese. Simplemente me sentaba y esperaba a que pasaran cosas. ¿Y sabe qué? Siempre pasaba algo. Una vez estaba viendo un Madrid-Barça cuando, de pronto, me dicen: "tenemos un caso de ébola en el hospital Carlos III". ¿Sabe qué hice? Lavarme las manos. Los presidentes estrechamos muchas manos al día, cualquier precaución es poca. Y ya está, no hice nada más. Bueno, pues el ébola se fue. Y donde digo ébola, digo conflicto catalán o lo que usted quiera".

"No soy muy de leer, es cierto, pero no lo veo como una limitación. Al contrario. Siempre he pensado que un gobernante debe asemejarse al pueblo que gobierna. Y España, todos los sabemos, no es un país de lectores. Por mi experiencia sé que los gobernantes con muchas lecturas son los peores. Confunden la teoría con la realidad y acaban despreciando a la ciudadanía menos cultivada. A mí eso nunca me pasó porque me cuidé muy mucho de que no entrase un solo libro en la Moncloa".

"Los escándalos de corrupción me afectaron enormemente a nivel personal. Yo nunca he robado un euro, pero la justicia ha demostrado que gente cercana, personas a las que consideraba amigas, sí lo hacían. De modo que, más allá de las cuestiones éticas, la pregunta que me hago es: ¿por qué nunca me ofrecieron nada? Y la respuesta inevitable es que tal vez no eran tan buenos amigos después de todo".

"La ley de seguridad ciudadana se diseñó para impedir que cualquier chisgarabís fuese por ahí diciendo tonterías. A mí me parece muy bien que se piensen tonterías, yo mismo lo hago con cierta frecuencia. En una democracia uno puede pensar lo que quiera, faltaría más, pero otra cosa muy distinta es decirlo en voz alta. Figúrese usted si todos dijésemos lo primero que se nos pasa por la cabeza. Sería un auténtico embrollo".

"Estoy convencido de que hicimos lo correcto en Cataluña. A mí me dijeron: "presidente, van a votar". Y yo dije: "pegadles flojo". Pude decir muchas cosas: mandad al ejército, suspended la autonomía, detenedlos a todos... Era el presidente, y el presidente puede decir esas cosas. Pero opté por que les pegaran flojo porque es lo que hacemos en Europa. De hecho, incidí en la necesidad de ser proporcional. Es decir: si el sujeto era joven y vigoroso, porrazo más fuerte. Si era una viejecita, empujón. Es cierto que justo detrás de algunas viejecitas había escaleras y, por tanto, las ancianas rodaron desafortunadamente para abajo. Pero la responsabilidad de eso habría que pedírsela a los arquitectos, no a la policía y mucho menos al presidente del Gobierno".

"Cuando comprendí que la moción de censura saldría adelante, me invadieron recuerdos de Pontevedra, mi casa, mi familia... Y, de pronto, solo podía pensar en comerme un pulpo con cachelos. Se lo dije a mi equipo de confianza, que rápidamente buscó un bar por allí cerca. Decidí acompañarlo con unas botellas de ribeiro porque la cosa fue más larga de lo previsto. Serían dos o tres. Cuatro a lo sumo. Si le digo la verdad, no recuerdo gran cosa de esa noche. Sí le puedo decir que al despertarme, mi mujer me dijo "ya no eres presidente". Y yo le respondí: "pues nada, a otra cosa".

Entradas relacionadas:
  1. Fragmentos de las Memorias de Aznar
  2. Entrevista exclusiva a Mariano Rajoy
  3. Perfil biográfico de Mariano Rajoy, en Hoy por Hoy

Más recientes de mimesacojea.com

Entrevista exclusiva (y falsa) a Pablo Iglesias

Entrevista exclusiva (y falsa) a Pablo Iglesias

Pablo Iglesias (Madrid, 1978) me cita en la zona de productos para bebé de un Mercadona. Lo encuentro ante el lineal de los pañales, comiéndose los padrastros y farfullando algo para sí. Señor Iglesias, gracias por recib-... Coge cinco paquetes, hazme el favor. Eh.. 29/10/2019

Inteligencia Emociomal

Inteligencia Emociomal

La mayor parte de los libros de inteligencia emocional están escritos por auténticos desgraciados. Personas que, en lugar de escribir una novela o un poema, deciden llenar doscientas páginas diciéndole a los demás cómo tienen que vivir su vida 29/10/2019

Entrevista exclusiva (y falsa) a Santiago Abascal

Entrevista exclusiva (y falsa) a Santiago Abascal

Santiago Abascal (Bilbao, 1976) me cita en un gimnasio del centro de Madrid. Tras buscarle por todas las máquinas, me dirijo a uno de los monitores. Me dice que el líder de Vox «no sale de la sauna». Entro allí. Abascal, solo, me espera con una toalla en torno a la cintura 26/10/2019

Entrevista exclusiva (y falsa) a Íñigo Errejón

Entrevista exclusiva (y falsa) a Íñigo Errejón

Íñigo Errejón (Madrid, 1983) me cita en un local alternativo ecofeminista libertario donde solo sirven zumos extraídos de frutas que han sido tratadas de usted por las agricultoras. Me pido uno de naranja que cuesta 17 euros con cincuenta céntimos 23/10/2019

CÓmo (no) Pegarse Con La Guardia Civil

CÓmo (no) Pegarse Con La Guardia Civil

Vaya por delante que este texto no pretende fomentar la violencia. Todo lo contrario. Conciba el lector estos consejos como esos puestos que ciertos ayuntamientos montan en las noches de jarana en los cuales una serie de graduados en química analizan, sin coste alguno, la droga del personal 23/10/2019

Mostrando: 6-10 de 468