×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

MariocrespoMiembro desde: 15/06/11

Mariocrespo

http://mariocrespo.blogspot.com

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    459.584
  • Publicadas
    285
  • Puntos
    0
Veces compartidas
15
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
22/10/2019

image

La noche estrellada no consigue atemperar el frío del desierto. Acurrucado dentro de un saco astroso, varias veces heredado, vendido y revendido, y adquirido por él a un precio módico, a un mercader de Senegal, se encuentra Sheriff. Viene caminando desde Gambia con una caravana de migrantes. Pretenden llegar a Europa, donde una parte de la ciudadanía le despreciará, le insultará y le mirará con recelo por ser negro, por ser musulmán, por ser considerado un delincuente potencial, por sobrecargar los servicios públicos y por ser competencia en el mercado laboral. Sin embargo, Sheriff sabe que está condenado a realizar trabajos ilegales, a no cotizar, a no delinquir, a no molestar. A sobrevivir. Sabe que no tiene papeles y que puede ser devuelto en caliente. Sabe que un poco más adelante, más allá de los difusos confines del desierto del Sahara, las milicias del ISIS podrían prenderlo y asesinarlo bajo una falsa acusación exenta de juicio.

Sheriff se despierta al amanecer angustiado por esta idea. La bóveda celeste, opresiva en aquella latitud, lo empequeñece aún más. Días después llega a Libia agotado y sediento. Los pocos billetes que le quedan debe emplearlos en pagar a las tarifas de las mafias, que le darán un pasaje para embarcarse en una lancha con rumbo a Turquía. Hombres sin escrúpulos que trafican con las esperanzas de las personas, con su desesperación. La travesía le enfrenta a los límites de la resistencia y la locura. A la furia del mar y la desolación de verse rodeado de embarazadas y bebés. Exhausto e hipotérmico alcanza la costa turca. Desde allí, otra patera lo lleva a Grecia. Más tarde a Italia. Meses después cruza a pie los Pirineos para entrar en España.

Más sobre

En la Plaza Mayor de una despoblada villa encuentra, como un vestigio del pasado, una cabina telefónica. Despliega un papel arrugado que escondía en su cartera y, tras introducir una moneda, marca el número de María, a quien conociera en la ONG para la que ella trabajaba en Gambia. Días después se reunirán en una localidad de la España vacía. Allí hay sitio para todos. Y trabajo en el campo para muchos. Meses después se casan. Años más tarde, con toda la documentación en regla, Sheriff se da cuenta de que aún no ha conseguido un trabajo legal, de que apenas ha hecho uso de los servicios sociales y de que lo único que le consume en su país de acogida es amor: el amor a María, el amor a su comunidad y el amor a la vida que estuvo a punto de perder a cambio de un mínimo de dignidad.

Más recientes de Mariocrespo

Vasili Stolyarov

Vasili Stolyarov

Conocí a Vasili Stolyarov en una calle peatonal del centro de Madrid mientras interpretaba al violín una pieza de Tchaikovski que me dejó hipnotizado; víctima de un hechizo que me lanzó hacia emociones que solo Stendhal sabría describir 26/08/2019

Malaherba: la esencia de lo analógico

Malaherba: la esencia de lo analógico

Quienes nacimos a finales de los setenta y principios de los ochenta pertenecemos a una especie de generación de transición, pues nos encontramos lejos de aquella que creció en los estertores de la dictadura, en una dimensión paralela a la de los nacidos en los noventa y a años luz de los llamados 03/07/2019

Dracarys Hiroshima, sobre GOT 8x05

ALERTA SPOILER En 1945, tras la rendición nazi, quedaba aún por cerrar el conflicto en el Frente Oriental. Fue entonces cuando los Estados Unidos consideraron que el lanzamiento de la bomba atómica, algo que jamás se había probado, zanjaría definitivamente la guerra con Japón 16/05/2019

Estrecheces

Una de esas mañanas de sábado en las que a uno le da por pasear por el Madrid de los Austrias y tomar unas cañas en la Plaza Mayor y unas raciones en el Museo del Jamón y comprar libros antiguos en librerías de viejo y mezclarse con los guiris y visitar algún museo, me topé con un pequeño edificio 01/04/2019

Serotonina, de Michel Houellebecq

No había leído nada de Houellebecq desde El mapa y el territorio, lo cual, básicamente, significa que no leí Sumisión. Cuando esta se publicó estaba un poco harto del autor francés; me parecía que repetía fórmulas; narradores, personajes, el juego del doppelganger 19/02/2019

Mostrando: 1-5 de 285