×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Lo InexplicadoMiembro desde: 28/06/17

Lo Inexplicado

http://loinexplicado.com/

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.520
  • Publicadas
    16
  • Puntos
    0
Veces compartidas
1
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
17/10/2017

El secuestro de Antonio Villas Boas parecía ser tan infantil, asombroso y bizarro que los investigadores no dieron el crédito pertinente. Pero su historia finalmente transcendió llegando a la primera plana mundial.

Quien fue Antonio Villas Boas

Villa Boas era un granjero de 23 años de edad, de localidad de San Francisco de Sales, estado de Minas Gerais, Brasil, cuando fue abducido por extraterrestres en el año 1957.

Los primeros contactos

El primer contacto ocurrió la noche del 5 de octubre de 1957, cuando él y su hermano procedían a acostarse. Por la ventana de su dormitorio apareció una luz intensa, que se desplazó desde el granero, hasta el techo de su casa. El fenómeno duro solamente unos segundos; luego la luz desapareció.

El segundo contacto

Solamente 9 días después, a las 9.30 horas de la noche, ambos hermanos se encontraban haciendo tareas de arado con su tractor. Súbitamente encima de ellos apareció una luz grande y brillante que se desplazó hacia a los lados del sembradío para luego desaparecer bruscamente.

La Abducción

La noche siguiente, como todas las noches de verano, para evitar el calor agobiante, Antonio estaba de nuevo en el campo arando junto con su tractor. Al mirar hacia el cielo, vio una gran estrella roja, que parecía lentamente aumentar de tamaño. Se acercó tanto que Antonio pudo observar un objeto oval, que emitía una luz intensa.

El OVNI aterrizo a unos 15 metros de él. Antonio pude diferenciar parte de su estructura, vio un borde lleno de luces rojas blanquecinas. Encima había una especie de cúpula que giraba y al instante un ruido mecánico hizo desplegar unas especies de patas o tren de aterrizaje.

image

Antonio, aterrado, acelero su tractor para alejarse lo más rápido posible, pero solamente pudo hacer unos pocos metros hasta que el motor de tractor se detuvo y dejo de funcionar. Preso del pánico, salto ansiosamente del tractor, cayó al piso y comenzó a correr de forma desesperada por los surcos de arado. Solo pudo correr unos metros, cuando alguien o algo lo tomo del brazo. Intento eludirlo, pero un paso más adelante fue atrapado por otros tres humanoides que lo inmovilizaron.

Lo llevaron a la nave, el resistía con toda su fuerza, los captores lo subieron por una especia de escalera e introdujeron en una habitación metálica, cuadrada e iluminada por cientos de luces pequeñas y elevadas.

Descripción de los humanoides

La descripción de Villas Boas de los humanoides que lo privaron de su libertad fue abundante en detalle.

Según Antonio los seres vestían monos grises ajustados y grandes cascos reforzados con bandas de metal por delante y por detrás. Por las aberturas pudo observar ojos claros y redondeados. Los cascos presentaban tres tubos al parecer los utilizaban para respirar. Las mangas de sus trajes terminaban en gruesos guantes. Sus pantalones eran ajustados y las suelas de sus zapatos presentaban unos 5 centímetros de espesor. En su pecho cada uno tenía una especia de placa rectangular que reflejaba la luz.

image

Los preparativos

Un humanoide se acercó a él y paso por todo su cuerpo una esponja mojada con un líquido transparente, espeso y sin olor.

Lo llevaron a otra habitación, que en su puerta tenía una inscripción extraña, símbolos inentendibles. Al parecer le extrajeron sangre, al apoyar una especie de tubo succionador sobre su pómulo.

image

Después lo dejaron solo, a los pocos minutos un olor desagradable comenzó a salir por unas toberas, que estaban justo por debajo del nivel del cielorraso. Un humo gris comenzó a inundar la habitación. Momentos más tarde todo cesó, se abrió la puerta y entro una mujer desnuda que se dirigió hacia él.

Descripción de la mujer

Antonio cuenta que la mujer era extremadamente bella. Era de menor estatura que él, su cabello era liso, rubio y caía sobre sus hombros. Peinaba con raya al medio. Sus ojos eran grandes, azules y alargados hacia afuera. Su cara era ancha, pero se estrechaba en su barbilla. Sus labios eran muy finos y su boca pequeña, casi como una hendidura. Sus orejas eran muy pequeñas. Tenía cintura delgada, caderas anchas y manos alargadas.

Intimidad extraterrestre

La mujer se acercó a Antonio y froto la cabeza contra su hombro. Su cuerpo quedo pegado al de él. Lo recostó sobre la camilla, se montó encima de él. Nunca lo beso, ni emitió palabra alguna, solamente algunos gruñidos y un leve mordisco en su barbilla. Ambos lograron un momento culmine de intimidación. Luego ella lo rechazo e inmediatamente se abrió la puerta de la sala.

Antes de abandonar la sala, "la mujer" señalo su vientre y después al cielo.

La despedida

Después de lo ocurrido, llevaron a Antonio a recorrer la nave. Finalmente, le invitaron a bajar por las escaleras y volver al tractor de donde había partido.

Desde allí, observo como la nave retiraba la escalera o rampa, sus patas metalizas desaparecían, las luces comenzaban a brillar, la nave se elevó unos cuantos metros y luego se disparó y desapareció.

image

El día después

La aventura del rapto por seres extraterrestres había durado más de 4 horas. Volvió a la casa, se recostó y durmió hasta las 4.30 horas de la tarde posterior.

Los días posteriores al rapto, comenzó a tener pesadillas con el incidente y a partí del día después y por varios meses más sintió nauseas, dolor de cabeza. Sus ojos comenzaron a arder y tomar color rojizo. Extrañas heridas comenzaron a surgir en su cuerpo. Después de varios días se secaron, y dejaban cicatrices en su cuerpo color purpura.

Las lesiones le siguieron apareciendo durante meses. Se le presentaban pequeños nódulos rojizos, más duro que la piel en su alrededor, protuberantes y dolorosos al tacto

También te puede interesar: Abducciones Extraterrestres, el caso Allagash -Caso Allagash, infórmate sobre la abducción extraterrestre más difundidas de la historia.

Cicatrices misteriosas

Tiempo después, el 22 de febrero de 1958, el doctor Fontes examino a Antonio. Observo dos manchas pequeñas, una a cada lado de la barbilla. Según el doctor la descripción de la lesión seria "cicatriz de alguna lesión superficial con hemorragia subcutánea asociada".

Fontes también noto varias lesiones difuminadas por su cuerpo. Según el médico las lesiones se deberían a algún tipo de envenenamiento por radiación o exposición a la radiación.

Reflexión Final

No cabe duda que la historia de Antonio Villas Boas es lo más parecido a cuento de ficción de la época. Quizás su subconsciente generó toda esta historia de abducción e intimidad extraterrestre con el fin de darse a conocer.

Pero, en la vida siempre hay un, pero.... Y es por ello que escribo sobre Antonio.

El 10 de octubre de 1971, Joao Martins, periodista brasileño, fue autorizado a escribir sobre este caso. Su relato apareció en la revista "Domingo Ilustrado" de Rio de Janeiro.

Su informe abreviado es el siguiente:

"Antonio Villas Boas fue sometido por nosotros y un oficial del ejército, a métodos de interrogación sofisticados, sin caer en ninguna contradicción. Se resistió a todas las trampas que le tendimos para descubrir si buscaba dinero, o notoriedad. Un examen médico, revelo un estado de completo equilibrio físico y mental. Su reputación en la región en donde vive, ha sido siempre la de un hombre serio y trabajador."

Martins menciona que por momentos el interrogatorio rozo el tratamiento duro y cruel de su persona, pero Villas Boas nunca se contradijo y siempre mantuvo la misma versión original.

Antonio Villa Boas, nunca ingreso al mundo mediático, con el correr de los años se recibió de abogado, se casó y tuvo 4 hijos, aparentemente siempre fue una persona sana, hasta que cayó enfermo debido a una enfermedad muy particular y extraña. Fue llevado a Estado Unidos para realizar un tratamiento, su estado de salud empeoraba día tras días y falleció en 1992.

El mundo en que vivimos está lleno de historias fantásticas y no tan fantásticas y está repleto de mentiras y verdades. Quizás solamente haya sido una fantasía de Antonio o quizás su hijo mitad extraterrestres el día de hoy tenga casi 60 años.

Más recientes de Lo Inexplicado

La Piedra de Chintamani

La Piedra de Chintamani

Inicio / Enigmas / La Piedra de Chintamani Cuenta la leyenda que una piedra proveniente de la constelación de Orión, cayó en la Tierra. Esta piedra tiene la misión de canalizar y materializar los espíritus de los dioses o seres superiores 10/10/2017

Urushdaur, ritual sumerio para usurpar cuerpos

Urushdaur, ritual sumerio para usurpar cuerpos

Nunca se ha explicado con exactitud, como la cultura sumeria-babilónica se levantó de la noche a la mañana y logro un grado de evolución realmente fascinante. Algunos estudiosos atribuyen el gran desarrollo de los Sumerios a su Dioses llamados Anunnakis (aquellos que vinieron de los cielos) 28/09/2017

El Portal Energético de Orcona

El Portal Energético de Orcona

Inicio / Parapsicologia / El Portal Energético de Orcona En este pequeño viaje imaginativo, pero de información real, nos dirigiremos a uno de los centros energéticos más importante de la región, ubicado a tan solo 5 kilómetros de la ciudad de Nazca, Perú 20/09/2017

Maria Orsic y la Sociedad Vril

Maria Orsic y la Sociedad Vril

Inicio / Personajes / Maria Orsic y la Sociedad Vril Maria Orsic o también conocida como Maria Orschitsch, fue una célebre médium alemana que se convirtió en fundadora y líder de la llamada Sociedad Vril 10/08/2017

La maldición del Faraón Tutankamón

La maldición del Faraón Tutankamón

Inicio / Leyendas / La maldición del Faraón Tutankamón El 1 de noviembre el egiptólogo Howard Carter, subsidiado por el Marqués de Carnarvon comenzaron a escavar la última zona virgen del Valle de los Reyes, un triángulo de aproximadamente una hectárea 02/08/2017

Mostrando: 1-5 de 15