×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Josefasuarez350Miembro desde: 10/03/18

Josefasuarez350
61
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    24.815
  • Publicadas
    9
  • Puntos
    67
Veces compartidas
1
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
27/04/2018

Impresiones sobre la Obra: Espérame en el cielo con café

Obra: Espérame en el cielo con café

 

Autores: José Gregorio Güinare y Carolina Gómez (trabajo de grado)

Actores: José Gregorio Güinare, Carolina Gómez, Fernando Torrealba, Luis Alfredo Albarrán, Anaily Sequera y Jair Rojas. Estudiantes de la Universidad de los Andes, Mérida (ULA), Venezuela.

 Desde hace ya un tiempo me he acostumbrado a escribir sobre mis experiencias nuevas, ya se trate de un viaje, un libro, un taller, una reunión, etc., que me impresionen, como fue el ensayo teatral de anoche donde debutaba mi nieto Fernando con sus compañeros de la universidad y que conforman además un grupo de teatro. Fue tan buena la experiencia que hizo exclamar a mi hijo Rafael Simón, Que bueno es tener una noche especial y diferenteʺ. No sé mucho de teatro, pero creo que hay que tomar en cuenta lo siguiente: el montaje de la obra, los personajes, el tema, el escenario, el ambiente, los actos, la dicción de los personajes, la escenografía, la transescena, el vestuario, pero sobre todo la energía, del que actúa y la del espectador, aspecto que resaltó mucho el profesor Roco, quien vino de la ULA como observador, ya que la obra es la tesis de grado de dos de los actores que junto con mi nieto Fernando culminan sus estudios en Artes Escénicas en esa universidad.

Las impresiones que recibí anoche se las voy a anotar, para que las comparta con sus compañeros José Gregorio, Alfredo, Jair, Anaily y Carolina. Personajes de la obra La Prostituta (Anaily). Muchacha explotada y humillada, hasta el punto de ocultar en el lugar de su trabajo la muerte de su madre. Ella tuvo una actuación excelente, sobretodo en expresión corporal, lo que amerita la nueva trasformación escénica como detonante del teatro moderno de avanzada, para ubicarse en el teatro contemporáneo. La Miss Venezuela (Carolina). Representaba una joven muy linda pero poco inteligente, aunque segura de lo que quiere en su vida. Tan buena su actuación como la de su compañera, representaba un personaje con monólogos y posteriormente con diálogos adecuados; su vestuario bien y la representación de la lucha por lo que consideraba sus derechos con el banquero bastante aceptables. El Barrendero del local (José Gregorio). Personaje oscuro y triste muy bien representado por un joven transformado en un viejo sin esperanzas, cuya aspiración en la vida se ve plasmada en la frase ”Yo solo quiero sentir la libertad cuando no sea yo y mi escoba”. Esa frase la repetía o algo parecido, muy buena su dicción y su expresión corporal, sobre todo cuando establecía contactos con su jefe, con alguien del elenco o con el público en sus impresionantes monólogos. El Llanero o Campesino (Alfredo). Personaje muy fresco, el bueno, el positivo, el creyente, el buena gente, el que me habría gustado que representara mi nieto. Este estudiante se lució como todo un profesional del teatro, la imitación del acento del llanero me pareció muy buena, aunque una persona de la audiencia del foro no lo consideró así. Su actuación, en general, realmente muy acertada, muy simpática y muy buena. El que llaman el Banquero (Fernando). No sé si solo lo llaman así por lo que tiene o por su gran ambición. Para mí representaba muy bien al dueño de un prostíbulo, su actuación como un borracho con poder es muy buena, algo exagerada, sobre todo en la escena donde le lleva la comida a sus empleados, a los que trata como esclavos, al tirárselas en el piso donde ellos comen como perros. A lo mejor es teatro moderno, pero aún en las obras más crueles y cínicas, hay actos asquerosos que desagradan. En cuanto al vestuario del personaje, lo mejoraría. El saco estaba bien; le pondría un pantalón de patiquín y no la actuación en calzoncillos… No soy puritana, pero en las parodias fuertes, hay que evitar el mal gusto o por lo menos disminuirlo, ya que el público percibe diferente al actor. En toda clase de obras, la percepción del actor y de la audiencia es diferente, atendiendo a la época histórica, ambiente y cultura. El Músico. El más joven del grupo, muy bueno en su disciplina. En cuanto a la música utilizada, manejo de instrumentos y ubicación escénica, tuvo una actuación leve al final de los actos. Deberían integrarlo como músico-actor, si le buscan un asistente. El tema de la obra. Encuentro que le falta coherencia, ya que expresa una temática variada o pretende abarcar varias ideas a la vez. A lo mejor en teatro eso es posible… en el desarrollo de toda la obra me pregunté si el tema perseguido era la respuesta a las siguientes preguntas:

Encuentro que le falta coherencia, ya que expresa una temática variada o pretende abarcar varias ideas a la vez. A lo mejor en teatro eso es posible

 ¿Es la vida dura y la muerte…?   ¿Será la pobreza humillante y el conformismo de los humillados?  ¿Es la irreverencia hacia Dios o hacia la religión, pese al título de la obra, “nos vemos en el cielo”?  ¿Es el dinero o el abandono de los desposeídos? ¿Es la prostitución o la denuncia del crimen del proxeneta? Ojalá yo tuviera los conocimientos en la disciplina teatral para ayudarles, pero creo que tanto el profesor Roco como la representante del Ateneo pueden ayudarles. Quizás se pueda utilizar una combinación de ideas que reflejen un tema global en teatro moderno, como la obra colombiana “La cándida Eréndida y su abuela malvada”, donde se mezclan todas las novelas de Gabriel García Márquez, pero el profesor de la ULA, muy versado en teatro, junto con la anfitriona representante del Ateneo también les hicieron notar la falta de unidad y coherencia. Las Carpetas. Fueron utilizadas como un recurso de anuncio y representación de los actos; lo considero buena idea ya que la atención del público o audiencia se centra momentáneamente en el texto de un cartel. Pueden hacerlo al inicio de cada acto con el tiempo preciso y la letra adecuada; ellos manipulaban varias carpetas a la vez y en forma muy rápida, lo que podría confundir al espectador. Les doy esta orientación basada en mi experiencia en Didáctica de Prácticas Docentes en la Escuela de Educación de la UCV, donde debemos tener mucho cuidado con el poder de los símbolos y los escritos de un cartel.

La Audiencia. El profesor de la ULA, la representante del Ateneo, algunas personas relacionadas con el teatro y familiares de los estudiantes, quizás algún vecino, ya que el lugar de reunión era una simpática casa en Santa Rosa, con un pintoresco patio y hermoso jardín.  Al terminar la obra, los estudiantes-actores se sentaron frente a la audiencia, en un gran tronco de árbol, y dieron inicio a un foro, donde tomaron la palabra casi todos los asistentes, dando estímulo y haciendo observaciones que contribuirán a pulir el trabajo que en ocasiones se hace interminable para el estudiante universitario. Yo asistí con mi hijo Rafael Simón, mis nietos Oscar (hermano de Fernando, actor de la obra) y Leo, mi nieto mayor, quien asistió con su esposa Nayfer. Llegaron desde Quibor muy emocionados, sobretodo Leo, al igual que su papá Rafael Simón, por pasar una noche diferente, especialmente después de que la obra no pudo presentarse en el Ateneo la semana pasada porque al inicio se presentó un accidente serio de electricidad con el equipo, donde uno de los técnicos electricistas resultó quemado en un brazo y por lo que, después de una larga espera, tuvieron que suspender la presentación, que hoy se realizó en forma positiva.

Resultado de imagen para teatro

Inicio del foro, al culminar la obra. Tomó la palabra Oscar, hermano de Fernando, nieto muy joven pero maduro en cuanto a su opinión. Les dijo a los actores que esa obra no era para todo público, ya que con esos temas, el público debe entender y saber algo de teatro. Alertó sobre los tiempos de los actos, elemento importante, y alabó la actuación de todos, enviándoles frases de estímulo y motivación. Oscar también opinó sobre la utilización de las carpetas, ya que servían para sustituir al telón, presentándolas entre cada escena. Abrirlas para marcar el inicio de cada acto. Cerrarlas para indicar el cierre de la escena. Con eso, se lograría una mayor comprensión para el público. El tío de Fernando, Rafael Simón, profesor de la UCLA, les dijo palabras acertadas sobre actuación y métodos, elogió la actuación y dicción de todos, opinó sobre el tiempo de los parlamentos y sobre el tema a tratar y la coherencia de la obra y al final de su intervención, con sus “bravo-bravo”, los estimuló a seguir adelante. La anfitriona, representante del Ateneo, les contó anécdotas de su experiencia, sobre todo de sus inicios y tropiezos cuando empezó su carrera profesional y en su exposición los ubicó en el sentir de los estudiantes-actores y en el sentir del público. Creo que en ella y en el profesor tienen la ayuda que necesitan para seguir adelante. El profesor, conocedor de la disciplina del teatro, preparado para hacer una evaluación un poco dura, les dio recomendaciones muy útiles sobre el tema, no bien definido, sobre actuación y recomendó además aumentar las canciones y la música para llevar alegría, por lo fuerte de la obra. Les orientó sobre la proyección escénica, indicándoles que debían hacerlo en forma más coherente y precisa. Leo, el primo de Fernando, le encantó asistir junto con Nayfer. Sólo tuvo palabras de felicitación y elogio para ellos y su obra, ya que  consideraba que ya estaba bien de críticas constructivas, que había que considerar la lucha y trabajo de los jóvenes. En el foro, en general, se apreciaron buenas y asertivas observaciones que los estudiantes agradecieron, dando lo mejor esa noche y en futuras representaciones. Y abajo el telón… Yo, humildemente, les ofrezco estos comentarios, deseándoles éxito de corazón y enviándoles mi bendición. Y le pido a Dios les envíe muchas bendiciones a ese elenco juvenil de la ULA que buscan abrirse camino en una difícil profesión que más que un oficio, es arte, y que viene en la historia desde los griegos. Para finalizar, quiero decirles como mi hijo Rafael Simón y mis nietos Leo, Oscar y Nayfer: bravo, bravo, bravo. ¡Felicitaciones! Y no olviden la frase célebre de Shakespeare: “El mundo es un escenario y los hombres sus actores”. 

Yo solo quiero sentir la libertad cuando no sea yo y mi escoba

Más recientes de Josefasuarez350

¿Bolívar fuerte, economía fuerte?

¿Bolívar fuerte, economía fuerte?

¡Dios Mío!, ¡Dios Mío!, son las exclamaciones de los venezolanos en el día a día, cuando van a hacer las compras para cubrir la canasta alimenticia, 19/05/2018

Reencuentro Gran Colombia

Reencuentro  Gran Colombia

La Gran Colombia surgió en la historia como símbolo de unión y hermandad, y la Unidad Educativa Gran Colombia, fiel a su nombre, ha unido a miles de niños y jóvenes venezolanos 07/04/2018

Crónica de una Experiencia Espiritual

Llegamos a casa de Amalia, Lorena, Daniela con su niño Carlitos y Yo (Violeta) para ser atendidas por la Sanadora 23/03/2018

Crónica de una noche en Valle Hondo con la persecución de la Guardia Nacional

Crónica de una noche en Valle Hondo con la persecución de la Guardia Nacional

Desde hace tiempo la situación de Vzla. en abastecimiento de alimentos se ha hecho crítica, no se consiguen los productos básicos; 13/03/2018

Mostrando: 1-5 de 9