×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
25
Posición en el Ranking
3
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.421.615
  • Publicadas
    310
  • Puntos
    73
Veces compartidas
1.871
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 14h

El PP ha desatado un ataque directo contra el sistema pensiones, en su estrategia de derribo de esta pieza clave del estado de bienestar, saqueando el Fondo de Reserva para taponar el boquete generado por la dispensa al rescate bancario

No hay duda alguna que  la  crisis del neoliberalismo  dañó de forma  peliaguda el  mercado laboral.  como así lo revelan los datos históricos  al constatar que los efectos  de  contracción del empleo y el inducido  aumento del desempleo alejaron a muchas personas  en situación de  inactividad, con repercusión mas notoria en la esfera de los trabajadores de mayor edad, que convertidos en parados de larga duración  se vieron condenados a un destierro  laboral sin  retorno; resultando que a  pesar de tan negativo  impacto, en la actualidad, los que fueron  incapaces de predecir  aquel descalabro son los mismos  que  ahora están pontificando en cómo darle solución.

Tan impactante  perjuicio  se debió  a que  el desajuste entre la oferta y la demanda no  solo acentuó la vulnerabilidad  de  los integrados en este perfil de edad, sino que anuló toda solución paliativa, y así, aún cuando el numero de empleos aumentó en los últimos tiempos en medio millón, el desempleo en este segmento laboral es mayor que nunca, haciendo que sus  perspectivas de reinserción sigan estancadas en niveles muy bajos, y por tanto sin  visos de salida,   lo que les aboca irremediablemente  a  abandonar el mercado laboral.

Pero el  prolongado viaje  por la ruta  de un desempleo sin punto final no solo induce pérdida o disminución de ingresos y la definitiva  interrupción de la carrera laboral, sino que colateralmente, al tratarse de trabajadores cercanos a la edad de jubilación,   la compelida  y dilatada   estadía en una coyuntura de  precariedad permanente, fue es con mucho, la peor de las  contingencias para el futuro de su pensión, toda vez que la negativa  repercusión de sus efectos alcanzó a recortar su importe  en mas de un 45% de lo que le correspondería de no haberse truncado sus expectativas   por los efectos  de una  mala praxis política.

Por cuanto,   sabido es que el tiempo de   interrupción de la actividad profesional   de cualquier trabajador, es una temporalidad que a todo efecto está excluida oficialmente de  su vida laboral,   pues el  contenido de la misma solo incluye los periodos activos, y excepcionalmente  limitadas fracciones de su permanencia en el desempleo,   siendo  ese  ciclo agrupado el que conforma a efectos reales sus años de cotización  y establece su derecho   o  no  a percibir una pensión contributiva

Es decir, que las interrupciones de cotización aún siendo  ajenas a su implícito,   paradójicamente, si  son aplicables como penalización en el cálculo de la pensión,   pues a pesar de la incongruencia de su utilización, las denominadas lagunas de cotización, contra toda racionalidad, sí son utilizadas  para determinar  el importe neto de  prestación por jubilación.

Esto viene a significar que  se está  procediendo vía "estafa"  contra  los pensionistas que no han podido cotizar en los últimos años, con el agravante que los artífices de tan anacrónica medida   no son otros  que los propios políticos  que con su indolente proceder fueron  los  causantes de la situación de  precariedad  laboral  que sufre  el conjunto de los miembros  del  sector productivo y  muy especialmente los integrantes  de este colectivo de riesgo.

Se está procediendo vía "estafa", contra los pensionistas que por expulsión del mercado de trabajo no han podido cotizar en los últimos años de su vida laboral

Tomando  especial relevancia en la actualidad el elevado número de  afectados  mayores de 55 años que por el hecho  de no encontrar  trabajo o tener que cotizar de forma esporádica, como consecuencia de sometimiento a tan  arbitrario correctivo ven   rebajada su pensión a  índices de miseria,    a pesar de haber contribuido en muchos casos  más de 30 ó 35 años a la caja de la Seguridad Social.

Es por ello,   que por mas que se insista en  atribuirle objetividad a la regla, lo cierto es que su aplicación produce efectos aleatorios  y verificada  distorsión  de los principios de proporcionalidad y contributividad, tal es así, que en la actual tesitura personas con equivalencia de nivel,   habiendo trabajado los mismos años tendrán  pensión diferente cuando se jubilen, y ello por la negativa alteración  que generan las lagunas de cotización, cuya repercusión puede inclusive ocasionar agravios comparativos mas significativos al beneficiar a afiliados que aún  teniendo  menos  años cotizados  no estuviesen afectados  por  intervalos  de cotización

Lo esperpéntico  es,   que después del maltrato infligido   a este colectivo de trabajadores que se han visto doblemente castigados por las crisis de los últimos años y por tanto afectados  en su jubilación por la repercusión de las referidas restricciones,   sea ahora el PP quien a través de una declaración de intenciones se manifieste decidido a cambiar las tornas  flexibilizando el escogimiento de los años que engloben el cálculo de la Pensión de Jubilación para que dejen de ser de inclusión forzosa los últimos  de la vida laboral.

Ademán, que pudieran tener visos de verosimilitud   de no ser por  las reformas   del sistema público de pensiones de los años  2011 y 2013 del PSOE y el PP, que además  inducir   considerables  recortes en  las pensiones,   al aplicarse  en paralelo   con el reformado  articulo 135 de la Constitución y  el transfondo de  vaciamiento de la hucha de las pensiones llevado a término por el ejecutivo de Mariano Rajoy,   tal conjugación puso  al descubierto las verdaderas intenciones  del colectivo neoliberal  que no son otras que acentuar la  precarización  del sistema para así argumentar su  desmantelamiento

Siendo obligado como paso previo   revertir las referidas reformas  y devolver a origen la cuantía    del  Fondo de Reserva indebidamente sustraída para la ilícita financiación del controvertido rescate bancario

Más recientes de Galdo Fonte

La Constitución vino a verme

La Constitución vino a verme

Actuar como custodio de la Constitución, a sabiendas que lo esencial de su fundamento fue impuesto por la cúpula militar franquista a los representantes de la voluntad popular, es una conducta indefendible y opuesta a la integridad de los demócratas 29/09/2017

Llegó Don Mariano y mandó parar

Llegó Don Mariano y mandó parar

La actuación represiva del PP para sofocar el estado de agitación que con sus políticas generó en Catalunya, por mas que Rajoy utilice como argucia la mitificación de la Constitución y del Estado de Derecho, por su carga involutiva, no debe contar con el apoyo de ningún demócrata 23/09/2017

Constitución en fase terminal

Constitución en fase terminal

Considerando el categórico fracaso de la Constitución de 78, reafirmarse en defender su valor normativo, es cuando menos, una insensatez política por la interferencia que tal actitud induce en la exigible e inevitable formulación de un nuevo proceso constituyente 15/09/2017

Los custodios de la Constitución

Los custodios de la Constitución

Mal vamos, cuando los directamente connotados con la corrupción tras la indignidad de su conducta, intentan ahora redimir sus miserias erigiéndose en custodios de la Constitución 08/09/2017

Las dicotomías de Rajoy

Las dicotomías de Rajoy

La Constitución legitima la intervención de los poder públicos sobre los mercados para salvaguardar el interés socia y el neoliberalismo, niega que la política democrática y que las instituciones públicas puedan disciplinar los asuntos económicos del país; y en esta dicotomía está Rajoy 02/09/2017

Mostrando: 16-20 de 309