×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    22.630
  • Publicadas
    94
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
25/12/2017

1.- Su potorro era mucho más velludo de lo que había imaginado, algo que en principio no me hizo demasiada gracia, ya que la vegetación exuberante, no forma parte de mis gustos de cama (las aventuras en la selva, no me atraen en exceso) pero en el momento que llegó hasta mi nariz, un intenso olor a hembra, me olvidé del follaje peludo, y me dediqué al otro follaje, para atender sin demora, las demandas de entrada en acción cuya solicitud llegaba desde mi entrepierna.

2.- ¡Vaya pedazo de mujer!, pensé nada más verla, pero lo que me dejó absolutamente helado , fue lo que me dijo: ¡Quieres echarme un polvo, nene!, y sin que me diera tiempo a abrir mi casi paralizada boca, dobló las piernas poniéndose en cuclillas, para que yo viera como su cueva rosada (evidentemente, desprovista de bragas), se abría ante mí, mostrándose familiar, cariñosa, y húmeda, muy húmeda. Lo que vino a continuación no puedo contarlo, y no por tratarse de algo impúdico (que lo fue) ni mucho menos, simplemente porque esto es una historia tan pequeña, que el texto no da para más, aunque la imaginación del lector puede entrar de lleno en materia para poner lo que falta. Y a modo de orientación, por si sirve de algo, decir, que ella, era muy, pero que muy guarra .

3.- Aunque nunca me he considerado un guerrillero del amor , hubo un momento de mi vida, en el que mi pene, siempre estaba en permanente posición de combate, y no quiero decir con ello, estar siempre empalmado (¡qué agobio !, sobre todo, a la hora de subir y bajar la cremallera de la bragueta ), aunque la actitud obsesiva de ensartar mi instrumento , en todas las cavidades que se pusieran a tiro, era mi único objetivo.

Más recientes de Fran Laviada

De tres en tres (14).

1.- La vida del ser humano es como el cine y cada persona debe de ejercer de guionista, interprete y director de su propia película, aunque eso, lleva a algunos a la confusión, ya que su exceso de ambición hace que quieran abarcar demasiado y meten en la boca más cantidad de lo que pueden llegar a 07/10/2017

De tres en tres (13).

1.- La mejor forma de no verse condicionado por los propios defectos (físicos o psíquicos), es no estar continuamente describiéndolos a los demás, y muchos menos entrando en detalles muy específicos de los mismos 05/10/2017

De tres en tres (12).

1.- Muchas veces, quizás demasiadas, las personas nos colgamos etiquetas que no nos corresponden. Unas dan como resultado, una valoración excesiva de nuestras cualidades, y en otras se manifie sta una clara tendencia a lo contrario, es decir, a infravalorarse 28/09/2017

De tres en tres (11).

1.- Las conversaciones interminables que no tienen ni pies ni cabeza, suponen una pérdida total de tiempo y energía, y son propias de personas superficiales, cuyo único aliciente es tener algo de qué hablar, de darle a la lengua incansablemente, a pesar de que todo lo que dicen sea absurdo y sin .. 20/09/2017

De tres en tres (10).

1.- Hay personas que piensan que son felices, pero en realidad no lo son, prefieren engañarse a sí mismas, y fingir ante los demás que disfrutan de la vida con satisfacción plena 18/09/2017

Mostrando: 6-10 de 108