×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
20
Posición en el Ranking
1
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    556.490
  • Publicadas
    329
  • Puntos
    71
Veces compartidas
206
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 14h

El submarino español S-80 Plus puede convertirse en un producto altamente competitivo en el mercado de los submarinos convencionales más avanzados

En el presente blog se ha tratado con profusión el tema de los nuevos submarinos S- 80 de la Armada española, así como de los problemas de diseño y de la resolución de los mismos y el consiguiente retraso en su entrega a la Armada española por parte del astillero Navantia.

Desviaciones presupuestarias.

 La resolución de dichos problemas ha significado un incremento notable en los gastos presupuestarios desde un presupuesto inicial de 2.132 millones de euros  hasta  3.907mill. de euros, casi mil millones por cada uno de los cuatro barcos.

Los anteriores responsables del Ministerio de Defensa dejaron listo el expediente de modificación del coste del nuevo S-80 Plus, pero no llegaron a aprobarlo, por lo que el nuevo gobierno debe darle trámite con urgencia para que no se paralice su construcción y entrega prevista por la Armada Española para: septiembre de 2022, mayo de 2024, marzo de 2026 y julio de 2027.

Instalaciones en la Base Naval de Cartagena.

Ahora el problema es que, con sus nuevas dimensiones, el S-80 Plus no cabe en las fosas de atraque de la Base Naval de Cartagena (Murcia), lo que obligará al  Ministerio de Defensa a dragar y ampliar los muelles. El coste de las obras de infraestructura necesarias para adaptar la Base Naval al nuevo sumergible, incluida la ampliación de las fosas, asciende a 16 millones de euros;

cantidad ésta que ya está incluida dentro del incremento de presupuesto citado para adaptar los muelles de atraque de la Base Naval que deben dragarse y alargarse; ello ha sido debido al necesario aumento para alargar en 10 metros la eslora de los submarinos, como consecuencia del rediseño de los barcos realizado por  Electric Boat; ello se hizo incorporando 16 cuadernas más al “puro” (llamado así por la forma del casco) del submarino y aumentando el desplazamiento hasta 3.000 toneladas. El nuevo modelo se rebautizó como S-80 Plus.

 

 

En definitiva, La nueva serie de submarinos tiene un tamaño y unas características técnicas que hacen necesaria la remodelación de las actuales fosas de atraque y de sus instalaciones. El calado y tamaño (de 80, 81m de eslora)de los nuevos submarinos, ver gráfico, exige la ampliación de la Fosa de Levante y el dragado, tanto de las zonas de aproximación, como de atraque. Por último cabe indicar que la intención de este alargamiento es, principalmente, dar protección a la popa/hélice de los submarinos y no solamente debido a su alargamiento. 

Los submarinos Guppy, americanos; S-30 españoles. 

Valga como ejemplo e inciso ilustrativo-histórico,  que los cuatro submarinos norteamericanos clase Guppy, que sirvieron en la Armada entre 1959 y 1987, tenían 94 metros de eslora.

Los Guppy, clase Balao,  constituian una clase  de medio centenar de submarinos construidos durante la Segunda Guerra Mundial  y famosos por su aparición protagonizando películas de las series de “submarinos” en la II Guerra Mundial y que fueron mejorados al finalizar la contienda; muchos de los cuales fueron prácticamente regalados por la US.Navy a la Armadas española y argentina, peruana y alguna otra. 

Desde que comenzó el desarrollo del programa de submarinos S-80 se realizaron estudios de las necesidades de infraestructuras de la Base de Submarinos para acoger a los nuevos barcos a lo largo de todo su ciclo de vida, por lo que  las tareas de ampliación del muelle estaban previstas desde hace mucho más de una década debido a la experiencia obtenida por la Armada durante los años en que estuvieron activos los ‘Guppy’.

 

Los ‘Guppys’ entraron en servicio en España en 1971. Fueron en total cuatro unidades: Isaac Peral (S-32), Narciso Monturiol (S-33), Cosme García (S-34) y Narciso Monturiol (S-35). En los años 80 fueron dados de baja con la llegada de los nuevos submarinos S-60 y S-70.

La peculiaridad de estos cuatro buques era su eslora, de 94 metros de longitud. Trece metros más que lo que tendrán de eslora los S-80 Plus. Tal y como recuerdan los antiguos submarinistas,  estos buques pasaron buena parte de su servicio en los mismos muelles de Cartagena sobre los que ahora se ha puesto el foco de la polémica y “no hubo problemas. De hecho ni siquiera se solían amarrar hasta el final del foso, sino que se dejaba un espacio de unos cuantos metros.

“El objetivo de estos muelles es proteger a los submarinos de las condiciones del mar, y su situación resguardada cumple perfectamente ese cometido” explican. “Las obras son necesarias más por el tema de calado que de eslora, y además habrá que instalar muchos sistemas que necesitarán estos submarinos para su mantenimiento” concluyen.

Consideraciones finales.

 Fuentes industriales admiten que el S-80 Plus puede convertirse en un producto altamente competitivo en el mercado de los submarinos convencionales más avanzados, es decir no nucleares, pero con propulsión  independiente del aire AIP, ; es decir, el éxito tecnológico del S-80 Plus dependerá de que funcione el AIP desarrollado Técnicas Reunidas y Abengoa.Por el momento se están cumpliendo los hitos a la perfección.Para evitar más retrasos en las entregas, se ha previsto que el AIP se integre a partir del tercer submarino (el S-83 Plus, cuya entrega a la Armada está prevista para marzo de 2026), mientras que los dos primeros (con fecha de entrega en 09/ 2022 y 05/2024) empezarán a navegar con propulsión diésel e incorporarán el AIP cuando se les haga la primera gran carena (mantenimiento) a finales de la década. 

 Desde un punto de vista comercial,  Navantia deberá abaratarlo drásticamente. Los casi mil millones que pagará la Armada por cada S-80 Plus superan (al parecer) en mucho el precio de los sumergibles alemanes comprados por Israel. El valor de mercado de este tipo de submarinos parece ser del orden de 600 millones de euros, cifras éstas que deben considerarse con toda clase de precauciones dado el oscurantismo que  preside el desarrollo y conclusión de estos contratos.

Obviamente, cuantos más submarinos se vendan en el mercado mundial, más se amortizará la inversión y mas competitivo podrá resultar el precio de venta que en todo caso es resultado de muchas otras consideraciones no solamente de índole económica sino también política. 

F.J. de C.

Madrid, 21 de julio de 2018 

Nota: Con info de los diarios ABC y El PAIS de Madrid y El Confidencial Digital.

 

 

 

 

Más recientes de Fjdec

Eutanasia

Eutanasia

La despenalización de la eutanasia y el suicidio asistido entran a debate en el Pleno del Congreso de los Diputados; algunos países europeos la tienen legalizada con diversos matices 14/05/2018

El submarino S-80: Las Armadas de varios países se interesan por su compra

Este artículo se relaciona con el precedente publicado en este blog el pasado 12/04/2018 en el que se informaba sobre el resultado positivo de las últimas pruebas del sistema AIP en el S-80 09/05/2018

El submarino S-80: las pruebas del sistema AIP han resultado “positivas”

El submarino S-80: las pruebas del sistema AIP han resultado “positivas”

El proyecto de los submarinos S-80 lleva varios años de retraso.Pero empiezan a surgir buenas noticias... 12/04/2018

No pasarán, Madrid 1936

No pasarán, Madrid 1936

Después de 79 años del final de la Guerra Civil española ning´´un medio de comunicación se hace eco de la efemérides; solamente las comunistas alcaldesas de Madrid y Barcelona han recuperado la memoria histórica 01/04/2018

Mostrando: 16-20 de 330