×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Fb1503594219697Miembro desde: 24/08/17

Fb1503594219697
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.038
  • Publicadas
    2
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
25/08/2017

Cuando los cielos eran misteriosos y la explicación de lo cotidiano era algo realmente digno de maravillarse a la naturaleza se le ocurrió asustar al Imperio Chino con un eclipse solar total, aquí la pequeña historia de tiempos magicos

Corrìa el año 2136 antes de Cristo, en la región de la actual China existìa un dragón muy hambriento que asolaba la región.

El apetito de la bestia era tan voraz que llegó al extremo de querer comerse al mismo sol, esparciendo el pànico entre el emperador y cada uno de sus súbditos. Incialmente desapareció un minùsculo trozo, pequeño, casi ìnfimo, del astro rey. Pero el hambre no cedió y poco a poco el sol fue desapareciendo rapidamente, llegando al extremo de desaparecer casi por completo.

De lo que alguna vez fue el sol ahora quedaba solamente un extraño círculo de una luz cegadora, una especie de anillo alrededor de un espacio negro.

Los chinos estaban espantados, si el dragón acababa con el sol ellos también sucumbirían; pero, como las leyendas siempre cuentan, los chinos no se rinden facilmente, y así fue que comenzaron a gritar y amenazar a la bestia tocando tambores, haciendo sonars los gongs y cada uno de los instrumetos musicales de madera con los que contaban.

Mitología, cuando la historia se vuelve mágica

El estruendo era tan poderoso que el dragón comenzó a inquietarse, llegando el caos a alcanzar tal nivel que debió espacar, abandonando a su presa sin devorarla por completo.

Gracias a la astucia del pueblo chino el sol se habìa salvado de su perdición, pero el Emperador estaba furioso, debía encontrar al culpable de tamaña afrenta. Miles de asesores y consejeros lo rodeaban, y ninguno había sido capaz de anticipar la aparición del dragón. La culpa cayó sobre aquellos encargados de estudiar al cielo, los Astrónomos Imperiales HSI y HO. Ellos que durante mucho tiempo habían servido al rey eficientemente habían caido en desgracía, y pagarían como se acostumbraba castigar una traición, con la decapitación.

A nuestros tiempos ha llegado un epitafio que dice así:

AQUI YACEN LOS CUERPOS DE HSI Y HO,

CUYO DESTINO, AUNQUE TRISTE, NO ES EXTRAÑO,

FUERON MUERTOS POR QUE NO ANUNCIARON AL ECLIPSE TRAIDOR

Más recientes de Fb1503594219697

El Glamping: cuando el campamentismo se convierte en un lujo

Naturaleza y Lujo por el mismo precio, las diferentes modalidades de glamping te permitiràn disfrutar unas vacaciones diferentes cada vez 27/08/2017