×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Emiro Vera SuárezMiembro desde: 03/07/17

Emiro Vera Suárez
1
Posición en el Ranking
10
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    3.513.659
  • Publicadas
    931
  • Puntos
    88
Veces compartidas
1.002
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 6d

Camilo Torres Restrepo, es uno de los hombres que mantuvo una posición revolucionaria clara y su pensamiento, nos hace reflexionar sobre la unidad de pode

La Tecla Fértil

Camilo Torres Restrepo, es uno de los hombres que mantuvo una posición revolucionaria clara y su pensamiento, nos hace reflexionar sobre la unidad de poder y el espíritu antidemocrático de Latinoamérica, porque, los pueblos siempre proponían la dualidad de poder en la actitud de quienes dirigían y, direccionan la izquierda en este Continente, donde sectores revolucionarios contravenían argumentaciones de sus líderes principales. A 53 años de su asesinato en las montañas de Santander, es preciso leer su obra y radicalizar sus ideas, al igual que la del filósofo Ludovico Silva, para entender las grandes traiciones al movimiento popular de parte de líderes de la misma izquierda venezolana. Es necesario transitar la historia política de la Gran Colombia para entender que el Psuv es un partido confuso que distorsiona la invitación camilista para conformar un solo movimiento popular de fuerza y, entender como el liberalismo y bipartidismo nos viene confundiendo desde la década de los años sesenta, (60).

Este documento que es central para la discusión del poder popular en el pensamiento de Camilo, nos acerca algunas claridades sobre la forma en que se concibe la organización de los movimientos populares, siendo en ella la autonomía, la diversidad y la horizontalidad, las piezas angulares de un eficaz proyecto de unidad programática y de acción para la clase popular.

Encontramos entonces la importancia que juega la participación comunal en esta propuesta,  su apuesta por una construcción política desde abajo y la opción primordial por romper con los caudillismos y personalismos del régimen antidemocrático,

“Se fomentará la acción comunal, como fundamento de la planeación democrática, tanto en los sectores rurales como urbanos. Con base en ella se revitalizará la vida municipal hasta lograr que los municipios, con autoridades libremente elegidas por los vecinos, se conviertan en células vivas de la nacionalidad” .

Lo anterior reafirma y justifica el planteamiento de poder que tiene Camilo, uno que emerja del poder comunal que se fortalezca desde las bases y que sea pilar y fuerza democrática para la consolidación de un verdadero proyecto democrático en Colombia. “Toda realización que se emprenda deberá contar con la iniciativa y el esfuerzo del pueblo organizado en acción comunal, ligas campesinas, sindicatos, organismos estudiantiles y profesionales, partidos políticos

Hacia el año de 1965 en medio de la democradura “Frente Nacionalista” la necesidad de poder enfrentar la anti democracia y avanzar en la consolidación de una organización revolucionaria que lograra articular los esfuerzos separados de la clase popular, la plataforma hace un llamado a que diversos sectores se unifique en torno a una política que lograra articular propuestas y acciones de los sectores populares colombianos.  El planteamiento comunista siempre será originario y de lucha de clases. Para esto, se deben respetar los criterios para una avanzada discrecional para lograr espacios territoriales.

Sin duda, ante esta realidad, muchos desdibujaron los criterios de la socialdemocracia alemana que encierra los fundamentos del verdadero comunismo y este paradigma ha llevado un acuerdo común entre Alemania y Rusia en lo referente al gas sobre el Báltico.

La fuerza popular, debe ir de abajo hacia arriba en un proyecto unitario, donde las fuerzas populares deben crear un aparato organizativo plural que se fortalezca desde el barrio, la vereda y las zonas campesinas, cuyos hombres y mujeres deben conformar cuadrillas combativas para garantizar la paz en sus zonas territoriales, donde los cuerpos represivos del Estado, no tengan protagonismo porque sus causales de lucha son de otra caracterización.

Escrita en enero de 1966 durante la incorporación de Camilo al Ejército de Liberación Nacional (ELN), en la proclama al pueblo colombiano, encontramos en una lectura rápida, el llamado insistente de Camilo a los militantes del Frente Unido y al conjunto de los sectores populares a que asuman como camino la vía armada y la propuesta organizativa de los “elenos” para el desarrollo de la revolución en Colombia y Venezuela.

A futuro, en La Gran Colombia, el ELN sustituirá a las fuerzas militares y la dirección de sus comandantes en sus diferentes componentes

, es el pergamino original de lucha social.

Siendo la anterior afirmación la más cotidiana entre las discusiones frente a este documento, ahora podemos asegurar que Camilo más allá de convocar a la toma de las armas, en este, hace un sucinto análisis de la historia política colombiana, (Venezuela y Colombia), del siglo XX:

“Cuando el pueblo pedía un jefe y lo encontró en Jorge Eliécer GAITAN, la oligarquía lo mató. Cuando el pueblo pedía paz, la oligarquía sembró el país de violencia. Cuando el pueblo ya no resistía más violencia y organizó las guerrillas para tomarse el poder, la oligarquía intentó el golpe militar para que las guerrillas, engañadas, se entregaran. Cuando el pueblo pedía democracia se le volvió a engañar con un plebiscito y un FRENTE NACIONAL que le imponían la dictadura de la oligarquía”.

Arrojando una justificación de lo que sería del devenir de la lucha armada para el país, en este documento elabora tres argumentos fuerza que nos permiten acercarnos a la concepción de poder popular y su construcción colectiva como elemento transversal para el desarrollo del proceso revolucionario en la Gran Colombia:

  1. 3. No se necesita que todos hagamos todo, hagamos pequeños trabajos contra el enemigo, en los que la Victoria sea segura.

Así que Camilo Torres, hoy, se une en un solo pensamiento para pedirle a los falsos comunistas que se vayan del país y renuncien al poder, somos a socialdemócratas, (comunistas originarios), que sabemos que el proyecto bolivariano esta falsificado y el tren ejecutivo del presidente Maduro no representa una gobernabilidad cierta.

Cuando Camilo nos propone la discusión sobre estos tres elementos en lo que sería su último mensaje a los colombianos, nos muestra de manera transversal el desarrollo de la construcción del poder popular para la Colombia venidera, es allí donde cuestiona la institucionalidad burguesa y sus desgastados mecanismos de participación:

“Ya todo está preparado. La oligarquía quiere organizar otra Comedia de elecciones; con candidatos que renuncian y vuelven a aceptar; Con comités bipartidistas; con movimientos de renovación a base de Ideas y de personas que no sólo son viejas sino que han traicionado al pueblo. ¿Qué más esperamos, colombianos? Yo me he incorporado a la lucha armada” .

Y donde propone salidas alternas que desarrollen el potencial de la clase popular, en el proceso de la lucha revolucionaria en Colombia:

“Encontré el deseo y la realización de una unidad por la base, la base campesina, sin diferencias religiosas ni de partidos tradicionalistas. Sin ningún ánimo de combatir a los elementos revolucionarios de cualquier sector, movimiento o partido. Sin caudillismos. Que buscan liberar al pueblo de la explotación, de las oligarquías y del imperialismo. Que no depondrá las armas mientras el poder no esté totalmente en manos del pueblo. Que en sus objetivos acepta la plataforma del FRENTE UNIDO”.

Identificando la necesidad de la unidad del campo popular, desde la diversidad e insistiendo en el fortalecimiento de escenarios programáticos comunes que lograran esa tan anhelada unidad por la base.

Analizar la plataforma para un movimiento de unidad popular y la proclama al pueblo colombiano, nos ayuda a comprender cuál es la real inclinación de Camilo frente a la discusión del poder y en ella podemos encontrar la necesidad de forjar escenarios comunes de la clase popular, para la toma de las instituciones del estado y hacer de ellas estamentos eficaces para las mayorías neogranadinas.

Así que Camilo Torres, hoy, se une en un solo pensamiento para pedirle a los falsos comunistas que se vayan del país

Más comentadas de Emiro Vera Suárez

La palabra, nos consume hacia el erotismo

La palabra, nos consume hacia el erotismo

Ahora, tengo la oportunidad de leerme y dedicarme más al campo literario 02/12/2018

Los pactos adecos y copeyanos con esta falsa izquierda en Latinoamérica

Los pactos adecos y copeyanos con esta falsa izquierda en Latinoamérica

Cuando un país está luchando para pasar de una condición atrasada a una condición avanzada, la posición política de la población se inclina por una u otra 27/10/2018

El pacto con la historia y el camino revolucionario

El pacto con la historia y el camino revolucionario

Tarea de construir al Estado Bolivariano de Venezuela, no es fácil en esta etapa, cuando algunos constituyentes poco manejan el discurso político 16/08/2017

Mostrando: 1-5 de 931