×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

CuquinaMiembro desde: 24/06/09

Cuquina
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    41.947
  • Publicadas
    13
  • Puntos
    0
Veces compartidas
5
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
19/08/2014

Nunca se sabe qué ni cuanto de maravilloso nos pueda deparar la vida. Donde antes veíamos el final de los años mozos hoy hay un sinfín de oportunidades

Me siento aún joven. Aun cuando sé que me queda poco de juventud y estoy llegando a eso que dicen madurez. Aun cuando me paso los fines de semana derrochando vida social, regalando sonrisas y probando terrazas, menús y cócteles sin alcohol, piscinas en los roof gardens de la city o liando al personal a cualquier evento que me parezca interesante. 

 

Es el precio de no haber formado una familia como Dios manda, con hijos, coche grande, vacaciones en la parcela o en la  casa de Torrevieja y domingos comida en casa de los suegros… planazo… 

 

Durante algún tiempo ese hecho me pesaba un poco en el alma, durante años de verdad creí que mi vida no tenía mucho sentido, que valía menos que la de otra persona que sì tuviera familia. 

 

Pensaba yo que con 40 acabaría vieja y sola en mi buhardilla de Madrid, echando de menos unos hijos que nunca fueron ni siquiera proyecto. Porque ni siquiera la ilusión me fue dada.

 

Pasaron los años tan rápido. De los 30 a los cuarenta volé tanto, (Ryanair hizo tanto por mi vida, gracias de nuevo Sr. O’leary), voló tanto el tiempo sobre mi cabeza, viví tanto y sobretodo, amé tanto. Porque a medida que pasa el tiempo debo confesar que he vivido y amado y olvidado tantas cosas, tantas personas… 

 

Y pasados los cuarenta me tentó la idea de abandonar mi firme propósito de formar una familia y de encontrar al hombre de mi vida. Pero resulta que pasados los cuarenta la vida me regaló la fantástica oportunidad de vivir en otro país y de aprender otro idioma incluso, y aunque la historia no pudo continuar, porque tan importante es luchar por una persona como saber cuando hay que dejar de pelear, me planteé lo siguiente: si las mejores experiencias de mi vida me están llegando en los cuarenta y tantos,  ¿porqué rendirme? ¿porqué no seguir con mi ilusión? Por qué no seguir viviendo e intentándolo como hasta ahora? 

 

Sentada en mi asiento del tren veo que mi vida ha tenido tanto de “pasajero”. Y siempre me he sentido tan a gusto en un aeropuerto, en una estación, mi segunda casa. Ya casi tengo parcelita en Barajas.

 

Y durante todo el tiempo que mi tesón por -una y otra vez- intentar que algunos de mis amores llegaran a ser definitivos, intentos por otra parte fueron una y otra vez fallidos, una y otra vez la voz de mi madre diciéndome: “hija, de verdad, tu no vales para tener pareja, ¿no ves que los dejas a todos?” Bueno, es como si la estuviera oyendo ahora mismo. Qué grande mi madre! 

 

Ha pasado el tiempo y afortunadamente ahora ya se ha dado cuenta de que no soy el único ser encima de la capa de la tierra al que le ocurren estas cosas… que primos, sobrinos, hijos de amigos y conocidos acumulan ya con el tiempo un buen álbum de sonrisas fallidas. Añadiendo a la situación los hijos habidos, que le dan a uno tanto…

Pero lo mejor de todo esto, como os he dicho, ha sido encontrarme a mi misma.

 

Independientemente de que sea una la que haya tenido visibilidad suficiente para romper la relación o le haya pillado el final por ataque sorpresa o por dejadez dolosa. ..el resultado final es el mismo: Ordas de hombres y mujeres solteros de nuevo y de nuevo empezando una vida de solteros. .. jajaja, perdonadme la licencia. 

 

Y de repente un día llegó el POF a mi vida. En vez de esperar que la montaña fuera a Mahoma,  decidió Mahoma ir a la montaña. Y así fue como un día decidí apuntarme en una página gratuita que me permitía ponerme en contacto con la otra parte del mundo.. el sexo contrario, el macho ibérico que, como yo, había decidido no rendirse y seguir luchando por una de las cosas más excitantes, atrayentes, bonitas y dulces que hay en la vida. Y aquí conviene ya poner a Pablo Alborán en el ipod…

 

Y llegué a POF -plenty of fish- o el POF llegó a mi. Y me ayudó.  Pero no creáis que me ayudó a encontrar pareja,  no. Me ayudó a encontarme a mi misma.

 

Es cierto que conocí a muchos chicos, unos más agraciados que otros, unos más felices que otros, unos más simpáticos que otros, importante dato: encontré a la “generación perdida”. Si, perdida. Dicese de los machos de edad comprendida entre 35 y 45, con ganas de formar pareja y que están en vías de extinción en las calles de cualquier ciudad. Que los buscas y no lo encuentras, si es el día de Madrid Barsa no van a mirar para ti, eso seguro.  Y te preguntas, dónde coño están?. .. pues ahí. Ahí están todos. 

Bueno, pues vaya, los encontré. Eso sí,  todos con entre 1 y 4 hijos y unas historias tremendas detrás. Manteniendo 2 casas, fines de semana alternos, vacaciones compartidas, niños si y niños no, y mirate y mirame. .. 

 

Ahora ya sé lo que habían estado haciendo todos estos años que yo dediqué a viajar, inaugurar exposiciones y estrenar vestidos.  Así que, como el cuadro lo exigía he decidido convertirme en amiga-psicóloga-coach y mamá todo a la vez. Sin carrera previa. A bocajarro. Brindo amistad y planes divertidos. Regalo sonrisas y ánimo.  Y me encanta conocerles y compartir con ellos un trocito de mi vida. Pequeñito y divertido. Les admiro por el coraje que han tenido.  Y quizá, quien sabe, tal vez algún día yo encuentre -POF mediante- a esa persona especial… y por qué no? pueda llegar a ser una mamá.  Porque también se puede ser madre de corazón… 

 

Pero lo mejor de todo esto, como os he dicho,  ha sido encontrarme a mi misma. Y saber que aún sin pareja ni hijos tengo mucho y tanto que aportar. Me enseñó el camino a saber escuchar. Y me regaló un mundo diferente. Y ahora entiendo mejor y valoro mas mi propia historia.

 

Después de todo, mamá, los que siguieron el otro camino no están mucho mejor que yo…

 

👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪👪

 

Alvia Madrid – Gijon 17.08.2014

 

Más recientes de Cuquina

Mi trabajo me gusta

No podemos decir que ir a trabajar sea algo agradable para la mayor parte de la gente, pero no hay nada como tener un trabajo divertido para poder dejar de trabajar para siempre. 21/10/2011

El milagroso champú para caballos..

Siempre supe que detrás del exotismo y el lujo de las perfumerías, de los afeites, los aceites, las colonias y las cremas, había algo mucho más casero y natural, más auténtico 31/05/2011

Por mis pelos... maaaaaato

Innovadoras, cambiantes, sufridoras, ansiosas y nunca satisfechas, las mujeres tenemos un algo extraño que nos hace desear siempre un pelo de tamaño y color que no es el nuestro natural, ¿qué nos pasa? 30/05/2011

Bromas Aparte..

El pasado viernes se celebró en Madrid la semifinal del Festival de música Emergenza, los mejores grupos nóveles a nivel nacional se dieron cita y nos sorprendieron con diferentes propuestas 19/04/2011

Reunión Tupper Sex en casa

El domingo nos reunimos unas cuantas amigas a recibir una charlita sobre sexo, sus juegos, y muchos artículos lúdico festivos 02/03/2011

Mostrando: 1-5 de 14