×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

ColonialMiembro desde: 24/04/14

Colonial
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    253
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    0
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
05/05/2014

El efecto del color en la conducta humana y en los estados de ánimo es un hecho probado por una rama de la psicología llamada Psicología del color. Ese impacto emocional tan claro obliga a utilizarlo de manera consciente en cualquier espacio y, especialmente, en el entorno de trabajo

Los psicólogos concluyen que el color es un factor indispensable para definir el espíritu y la función de un espacio, incluso más que cualquier otra pieza de diseño. Puede estimular nuestros sentidos o relajarlos, crear un entorno armonioso o estresante y, por tanto, afectar a la productividad. Está demostrado que el color influye directamente sobre la presión de la sangre, los músculos y los nervios, y provoca importantes asociaciones en el cerebro humano. Por lo tanto, es recomendable combinarlos de manera equilibrada y agradable, acorde con otros elementos como la decoración o el mobiliario.

Los colores más utilizados en las oficinas son el blanco y el gris, por tradición y por su connotación neutra. Estos colores ayudan a la objetividad y al trabajo intelectual, creando un ambiente de orden, calma y control. Pero son tonos que no estimulan la creatividad.

Los colores cálidos favorecen un ambiente más humano y más comunicativo, especialmente el naranja y el salmón. Algo similar ocurre con el amarillo que, además de motivar la interacción, estimula la actividad cerebral. El rojo en pocos toques llama a la acción, pero un abuso de este color puede acabar impacientando.

Se debe tener presente que las diferencias culturales, geográficas y personales influyen en la percepción hacia el color, provocando que cada persona reaccione de manera diferente

El azul siempre se ha relacionado con la relajación, siendo un color muy utilizado en lugares como salas de espera de consultas médicas. Aunque es igualmente recomendado para despachos donde se trabaje de manera individual en tareas creativas, así como el violeta. El verde también es un tono que favorece la creatividad y la concentración, y resulta idóneo para agencias de publicidad o para espacios donde trabajen diseñadores o músicos.

No obstante, se debe estudiar la gama cromática de la oficina desde un punto de vista general. No debemos centrarnos únicamente en la pintura de las paredes, sino que podemos añadir color a través de la decoración, en mobiliario, cuadros, plantas... De todos modos, hay que tener presente que las diferencias culturales, geográficas y personales influyen en la percepción hacia el color, provocando que cada persona reaccione de manera distinta. Por ello, en una oficina resulta muy difícil conseguir el entorno ideal para todos sus ocupantes.

Colonial ofrece un amplio directorio de alquiler de oficinas de gama alta con espacios de gran versatilidad que se adaptan a las necesidades de todo tipo de empresas. 

Este usuario no tiene más noticias