CelularisMiembro desde: 26/05/10

Celularis

http://www.celularis.com/

6
Posición en el Ranking
5
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    15.430.308
  • Publicadas
    9.714
  • Puntos
    68
Veces compartidas
1.939
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 15º
  • 13º
  • 11º
Recientes
  • 13º
  • 11º
Visitas a noticias
12/06/2014 0

En el Mobile World Congress de 2014 Samsung presentó un nuevo wearable que acompañó a la segunda generación del Gear: Samsung Gear Fit. Nos gustó por su formato y diseño y había ganas de probarla a fondo. Aquí está el resultado. Tratar de integrar gadgets en nuestro cuerpo es algo que llevan haciendo los fabricantes desde hace años. Sólo que se les comenzó a llamar "wearables" hace menos tiempo, cuando llegaron los primeros modelos verdaderamente comerciales con pantallas táctiles integradas. Como por ejemplo, el Samsung Galaxy Gear, durante IFA 2013.

Esta introducción es un buen momento para hablar del primer Galaxy Gear: un producto nada discreto, grande, con funcionalidad muy limitada, que pecó de querer introducir en su caja y su correa cuantos más componentes mejor para acabar como suelen acabar estos productos: una cámara que hacía malas fotos (de la pose necesaria ya ni hablamos), un altavoz que servía para hacer llamadas a través del reloj de forma bastante extraña (y teniendo el smartphone cerca), un número reducido de funciones que poder hacer sin el smartphone... En definitiva, un producto weird.

Así que cuando vimos la Gear Fit en el Mobile de este año, sin ni una filtración previa, supuso una inesperada alegría. No sólo iba a refinarse el Galaxy Gear, sino que iba a venir acompañado de una pequeña pulsera discreta, con mejores capacidades, más elegante y además más barata. La Gear Fit prometía bastante. Faltaba ver si cumplía. La hemos estado probando durante las últimas dos semanas. Ya la conocemos a fondo.##Diseño

En línea con lo que decía en la introducción, la Gear Fit cumple en un muy alto porcentaje la premisa de la tecnología invisible, la que no se nota, la que es discreta y se integra en nosotros de forma natural. Pensemos por ejemplo en Google Glass: un dispositivo aparatoso, que llama la atención desde el primer segundo, que modifica incluso el comportamiento de quien tiene uno delante.

Su diseño es tecnología invisible en estado puro.En un caso extremo, es como comparar las interfaces futuristas que plantean Her y Minority Report, completamente diferentes. El Galaxy Gear se quedó a medio camino. Era también algo tosco y con funciones limitadas. Se le reconoce el arrojo pero le pudo la ambición. La Gear Fit en cambio, si no ha clavado el resultado, está muy cerca de ello.

Cuando estoy con amigos alejados de la tecnología, sin decirles qué tenía en la muñeca y sobre todo cuando la pantalla está apagada, en general les cuesta darse cuenta de que no es una pulsera normal. Y esa es su mayor virtud. En su correa no hay circuitería, así que es de goma flexible, intercambiable, y además muy bien diseñada, con ese efecto caucho y algunos detalles en aluminio.

image

[caption id="attachment_180868" align="aligncenter" width="800"] Tras quitarle la correa.[/caption]

Sí es cierto que podría ser un pelín menos gruesa en la parte de la pantalla, pero hay que ser razonables: también nos gustaría que la batería durase meses, que la pantalla tuviese una densidad superior a 500 ppp, que pesase 20 gramos... Pero no todo puede ser. El resultado en general es que su form-factor hace de la Gear Fit, quizás, el producto visualmente más atractivo que se le recuerda a Samsung, al menos omitiendo sus televisores.

[caption id="attachment_180851" align="aligncenter" width="800"] A esto me refiero. Es discreta y se integra como un accesorio más.[/caption]

Además, es personalizable por dentro. Se puede escoger qué información queremos ver en la pantalla de inicio, en qué orden queremos que se muestren los iconos, etc. Todo desde Gear Fit Manager, la aplicación que hace de nexo entre pulsera y smartphone.

Qué hace

Capacidades básicas que tiene la Samsung Gear Fit:

  • Reloj. Sí, parece obvio, pero hay que recordarlo: en principio, si tenemos un reloj básico podemos sustituirlo por la pulsera. Haciendo el gesto de levantar la muñeca a nuestra mirada, la pantalla se enciende automáticamente. Aunque no funciona el 100 % de las veces de forma deseada. Siempre podemos usar el botón para activarla (aunque no debería ser así).

  • Podómetro. Tiene un podómetro activo que se sincroniza con S Health, mide nuestros pasos diarios.

  • Monitorización de la actividad. A través de cuatro tipos: senderismo, ciclismo, carrera o paseo.

  • Sensor cardíaco. Mide nuestro pulso gracias al sensor que integra en su cara interna.

  • Monitorización del sueño. Nos da el tiempo total de sueño y el porcentaje de ese tiempo durante el que estuvimos inmóviles (sueño profundo).

  • Control multimedia. Esto me ha encantado. Ya que en Android el panorama de auriculares con control remoto funcional es bastante malo, y sobre todo a la hora de salir a correr escuchando música, es muy bueno poder controlar volumen, play / pause y anterior o siguiente canción desde la muñeca. Funciona también con Spotify.

  • ¡Notificaciones! Se supone que es el primer fin de los wearables: mostrar en nuestra muñeca las notificaciones que llegan a nuestro smartphone para no tener que sacarlo y meterlo en nuestro bolsillo. Útil para saber qué nos llega únicamente con un vistazo rápido a la muñeca.

Y además... Es resistente al agua.

Midiendo nuestra actividadPasos

[caption id="attachment_180854" align="aligncenter" width="800"] Pasos, kilómetros recorridos y calorías quemadas durante dos días consecutivos. Como dijo Red en Cadena Perpetua, "soy un hombre de rutinas".[/caption]

Con la Gear Fit en la muñeca podremos ir registrando todos los pasos que demos durante el día a través de su acelerómetro. Nada nuevo hasta aquí, cualquier wearable hace básicamente esto. Para tener un historial más allá de los últimos días debemos hacernos a la idea de que todo ha de pasar por S Health sí o sí, esa será la aplicación que concentrará toda nuestra actividad, incluso el sueño.

Carrera
Más sobre

También mide nuestras carreras a pie, ahora running, antes footing, mañana quién sabe. Cuando queramos salir a correr, hemos de marcar este tipo de actividad, iniciar... y ya. A partir de ese momento, la Gear Fit recoge distancia, velocidad, ritmo, tiempo, calorías quemadas, etc. Importante: la Gear Fit es capaz de recoger estos datos por sí sola, podremos usarla para ello dejándonos el smartphone en casa. Lo cual es una ventaja.

En la actividad física se aprecia el problema de comunicación y optimización entre pulsera y smartphone.Ahora viene la desventaja. En mi opinión, el mayor "pero" que se le puede poner a la Gear Fit: la falta de comunicación óptima con el Galaxy. A mí me gusta llevar el smartphone encima cuando voy a correr, tanto para escuchar música de Spotify como para recoger el mapa con la ruta de cada carrera. Si marco en la Gear Fit que inicio una carrera, el Galaxy no recoge esa información hasta que la hemos finalizado. No hay sincronización en vivo (quizás por el elevado consumo de batería que supondría, puedo entenderlo). Pero sí podría haber sincronización del momento de inicio, y una comunicación cada 2 o 3 minutos para saber cómo vamos. Por otro lado, mide la distancia ligeramente al alza respecto al propio Galaxy S5, aunque hablo de una desviación normal. Un mismo smartphone ejecutando a la vez Nike+ y Runkeeper, por ejemplo, presenta las mismas diferencias.

Me gusta consultar el tiempo y la distancia que llevo en la muñeca, es cómodo y no creo que sea el único, pero si iniciamos la carrera tanto en la Gear Fit como en el Galaxy, la carrera saldrá duplicada, ni así el sistema es capaz de darse cuenta de que hay una duplicidad y fusionar los datos. Es un "fallo" propio de una primera versión. Quizás incluso de que quienes lo han desarrollado no se han parado a pensar en las necesidades reales de quien lo va a utilizar, aunque hayan tenido testers. Además de carrera a pie, puede medirse la actividad en bici, los paseos o el senderismo. En cualquier caso, nos mide nuestro ritmo cardíaco de forma automática. En las estadísticas incluye también este apartado.

Cómo ahorrarte sacar el smartphone del bolsillo decenas de veces al día, capítulo I

Es uno de los usos que quizás no tengan mucho protagonismo pero que son un pequeño win al tener la Gear Fit en la muñeca. Cualquier tipo de notificación que llegue a nuestro Galaxy llegará también a la Gear Fit. Supongamos que vamos caminando por la calle, o estamos concentrados trabajando, y notamos la vibración del smartphone en el bolsillo. En lugar de sacarlo, introducir código de desbloqueo y determinar si continuamos a lo nuestro o hacemos algo más con el móvil, vemos directamente la pantalla que hay en nuestra muñeca iluminarse y mostrar qué acaba de llegar a nuestro terminal.

Se puede configurar el único botón de la Gear Fit para que cuando lo pulsemos doblemente muestre la lista de notificaciones pendientes. Ahí, en filas de tres, veremos las aplicaciones a las que nos ha llegado alguna recientemente. El problema está en que sólo permite mostrar notificaciones de 10 aplicaciones. Las que nosotros queramos, pero sólo 10. A algunos, empezando por un servidor, se le pueden hacer pocas.

...y a dormir

Cuando acaba el día, no acaba la actividad de la Gear Fit, ya que también monitoriza de forma leve nuestro sueño: mide el tiempo que dormimos, y el porcentaje de inmovilidad. Se supone que a mayor sea este porcentaje, mejor hemos dormido y más hemos descansado. Con tres toques (activar pantalla, deslizar hacia el icono de sueño, marcar inicio), iniciamos el modo sueño. Con un par lo desactivamos al despertarnos. Aclaración: podemos activar un modo "No molestar" para que durante el tiempo de sueño no nos lleguen notificaciones.

A nivel superficial, el modo sueño cumple, pero tiene bastante margen de mejora.Todo esto si nos acordamos, claro, porque más de una mañana lo he desactivado un buen rato después de despertarme. O incluso se me ha olvidado por completo y a las 24 horas de haber comenzado a dormir, la pulsera avisa de que se va a dar por concluida esa sesión de sueño. Quizá sería interesante de cara al futuro que la pulsera detecte si hemos comenzado a movernos más de la cuenta y nos recuerde que hemos de desactivar este modo.

Problemas que he encontrado aquí: el proceso para decirle a la Gear Fit que vamos a dormir podría simplificarse fácilmente. Por otro lado, durante el sueño interpreta algunos de nuestros movimientos como pasos. Me ha llegado a marcar 250 en una noche sin salir de la cama. Es un error de base: si el software no está tan afinado como para diferenciar pasos reales de simple movimiento nocturno, al menos debería dejar de contar pasos mientras estemos durmiendo.

Batería

La duración oficial de la batería de 700 mAh de la Gear Fit según Samsung es de 96 horas. Es decir, cuatro días. Esta duración es bastante matizable. Si no realizamos actividad física alguna en esos cuatro días, llegaremos sin problemas como mínimo al mediodía del quinto. Pero medir algún tipo de actividad deportiva provoca una sangría en la batería, así que no es aconsejable salir a entrenar con un bajo porcentaje restante. Una hora de actividad puede llegar a consumir entre un 20 y un 25 % de autonomía.

Cuatro días sin problema, pero un consumo elevadísimo durante actividad física.Cuando queda un 20 %, el dispositivo vibra para indicarnos que pasemos por el cargador cuanto antes. Cuando queda un 10 %, otra vez. Y así cuando nos queda un 5, un 3, y un 1 % restante. La muerte se certifica con otra solemne vibración para pasar a pantalla en negro.

El cargador, por cierto, es tan pequeño que es muy fácil de perder, es recomendable no separarlo nunca de un cable microUSB. Si lo perdemos hay que pasar por caja para comprar otro por unos veinte dólares. Una foto del Gear Fit con y sin el cargador acoplado.

8Samsung nos tiene acostumbrados a meter cuantas más funciones, componentes y sensores en sus dispositivos, mejor. Buenos ejemplos de ellos fueron los pioneros trece sensores del Galaxy S4, o esa especie de gadget ultra todo-en-uno que fue el Galaxy Gear, con esa extraña cámara que sobresalía de la correa, micrófono, altavoz y auricular, etc. Con la Gear Fit, sorprendentemente se ha apostado por la simplicidad. Desde su tamaño y forma hasta sus funciones.

Y es una buena noticia: es preferible hacer unas pocas cosas de forma eficaz, como medir la actividad física, mostrar notificaciones o algunas de las pequeñas funciones que trae la Gear Fit, que acabar queriendo hacer mucho más pero hacerlo lejos de la perfección (las fotos del Galaxy Gear, por ejemplo).

Si a eso le sumamos que se logra en un dispositivo elegante y discreto, que ofrece una utilidad real para el día a día, y además nos permite monitorizar nuestra actividad diaria, sueño y pasos incluidos, tenemos a un dispositivo que es de lo mejor que han dejado los wearables hasta ahora. Le falta para llegar al sobresaliente una mejor comunicación con el smartphone del que depende. Si la integración entre ambos con S Health como puente fuera óptima, estaríamos hablando del modelo a imitar sí o sí. Pese a todo, no acusa demasiado ser el primero. Ha golpeado lo suficientemente fuerte.- Form-factor. Sobresaliente. - Comodidad. El Nike+ SportWatch GPS se me hizo tan incómodo que me duró tres días en la muñeca. La Gear Fit no molesta en absoluto. - Discreta pero funcional. No viene recargada, viene a hacer bien lo poco que puede hacer. Se agradece esa simplicidad. - Comunicación con el smartphone. En productos tan sumamente conectados y del mismo fabricante, la comunicación debería ser absolutamente perfecta. S Health es el eslabón perdido y aún tiene puntos que optimizar. - Consumo de batería durante la actividad física. Para usuarios con intensidad y duración por encima de la media, sobre todo en ciclistas, su autonomía en este modo será insuficiente.

Más recientes de Celularis

Alcatel OneTouch Idol 2 Mini disponible ya en México con Movistar

Alcatel OneTouch Idol 2 Mini disponible ya en México con Movistar

0 El Alcatel OneTouch Idol 2 Mini llega ahora a México a través de Movistar bajo un esquema de prepago a un precio relativamente accesible 26/06/2014

Alcatel OneTouch Idol 2 Mini disponible ya en México con Movistar

Alcatel OneTouch Idol 2 Mini disponible ya en México con Movistar

0 El Alcatel OneTouch Idol 2 Mini llega ahora a México a través de Movistar bajo un esquema de prepago a un precio relativamente accesible 26/06/2014

Precios y disponibilidad de los primeros dispositivos con Android Wear

Precios y disponibilidad de los primeros dispositivos con Android Wear

0 Estos son los precios y fechas de disponibilidad de los primeros dispositivos wearables con Android Wear: Moto 360, LG G Watch y el recién anunciado Samsung Gear Live 25/06/2014

Android L llegará oficialmente a los HTC One (M8) y HTC One (M7)

Android L llegará oficialmente a los HTC One (M8) y HTC One (M7)

0 La compañía asiática HTC ha confirmado la inminente actualización a Android L para el HTC One (M8) y para el HTC One (M7), demostrando así un gran compromiso con sus clientes 25/06/2014

Google Fit, la apuesta por la salud y el fitness de Google

Google Fit, la apuesta por la salud y el fitness de Google

0 ¿Junto a Android L, Google ha hecho oficial durante el I/O 2014 Google Fit, su apuesta por el mundo de la salud, el fitness y el deporte.La salud y el fitness es claramente una de las tendencias que estamos viendo durante los últimos años ?especialmente durante el año 2014 25/06/2014

Mostrando: 1-5 de 9.713