×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Andres GonzalezMiembro desde: 10/11/09

Andres Gonzalez

http://andresgonzalez.blogspot.com

11
Posición en el Ranking
2
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.274.071
  • Publicadas
    584
  • Puntos
    81
Veces compartidas
10.201
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
  • 12º
Recientes
  • 12º
Visitas a noticias
27/06/2017

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, pronunció el discurso siguiente en la Law Society de Londres, el 26 de junio de 2017

Conferencia que busca examinar algunos de los ataques contra el derecho internacional de los derechos humanos y sobre el derecho internacional en general.

Se hace referencia al legado de Hugo Grotius casi 400 años después de la publicación de el tratado de Grocio, tratado sobre el Derecho de la Guerra y la Paz, el cual promovía una "sociedad" internacional gobernada por la ley, no por la fuerza, tardó otros 300 años de tramitación de tratados e inmensos ríos de sangre, coronados por dos guerras mundiales, antes de que la humanidad abrazara un sistema de derecho internacional. O, dicho de otro modo, la sola razón había demostrado ser insuficiente.

Sólo la muerte de unos 100 millones de personas en dos guerras mundiales y el Holocausto podría generar la voluntad necesaria para un cambio profundo. La humanidad había caído de un acantilado, sobrevivido, y, habiéndose asustado rígido, se hizo todo más sabio para ello.

La perspectiva de la aniquilación nuclear también afiló el pensamiento de la posguerra. Y poco después, los Estados redactaron la Carta de las Naciones Unidas, reforzaron el derecho internacional, codificó el derecho internacional de los refugiados, elaboraron más el derecho internacional humanitario y crearon el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho penal internacional.

Precisamente estos cuerpos de derecho internacional están ahora en peligro.

En esta conferencia hace referencia a las amenazas al derecho internacional público, desde la incautación y anexión de Crimea por parte de Rusia hasta la casi entusiasta derogación por parte de las potencias europeas de sus obligaciones en virtud de la Convención de 1951 sobre los Refugiados, Los actores de las instalaciones protegidas por el DIH como las clínicas y los hospitales de Siria, Yemen y Afganistán se limita por brevedad a las principales amenazas contra el derecho internacional de los derechos humanos y presta especial atención a la prohibición absoluta del uso De tortura.

Al hacerlo, espera ilustrar cómo son sintomáticos de un cinismo más amplio emergiendo en desafío al derecho internacional en general.

La manifestación Da'esh, Al Qa'eda, Al Nusra, Al Shabab, Boko Haram tiene una ideología distinta, y debe ser desmantelada en la fuente. Si se quiere combatir desde una perspectiva de seguridad, a través de las redes de inteligencia y la fuerza militar, las acciones también deben ser extremadamente precisas. En otras palabras, la arbitrariedad y la imprecisión que son las características de la selección de objetivos por parte de los terroristas requieren una reacción diametralmente opuesta de los estados.

La aplicación láser de la ley, consistente con las normas y garantías universales de derechos humanos, es el único antídoto viable si esta lucha tiene éxito.

Dijo que su esperanza no radica principalmente en los gobiernos, sino en las personas que rechazan todas las formas de terrorismo, rechazan el antiterrorismo extremo y discriminatorio y rechazan los populismos de los límites ideológicos.

Mi esperanza está en aquellos que eligen elegir a líderes políticos más iluminados. Los defensores de los derechos humanos, a menudo víctimas de violaciones que, armados de nada más allá de sus mentes y de sus voces, están dispuestos a sacrificar todo, incluso ver a sus hijos y sus familias, perder su trabajo, incluso Sus vidas, para salvaguardar los derechos, no sólo los suyos, sino los derechos de los demás. ¿Qué increíblemente hermoso es eso? Estoy emocionado por ellos. Todos deberíamos estarlo. Son ellos quienes aseguran que conservemos nuestra ecuanimidad, y son ellos, no nosotros, los que soportan la mayor carga de defender esta parte crucial de nuestro sistema de derecho internacional. Son ellos los que nos salvarán, y nosotros, a su vez, debemos invertir todos los esfuerzos en su protección.

Grotius estaría agradecido de que todavía estamos luchando, de pie, por su sociedad internacional y tal vez incluso una sonrisa irónica al pensar en lo presciencia que era, hace cuatro siglos.

London, 26 June 2017" A principios de este mes, el primer ministro de Gran Bretaña pidió que las leyes de derechos humanos sean anuladas si" se metían en el camino "en la lucha contra el terrorismo, específicamente, Theresa May dijo que era necesario" restringir la libertad y el movimiento de terroristas Sospechosos cuando tenemos suficiente evidencia para saber que son una amenaza, pero no evidencia para procesarlos en su totalidad en la corte". Para un público cada vez más ansioso, sacudido por los recientes y terribles ataques terroristas, sus comentarios sin duda reflejaban ira y frustración, Pero también parecían tener la intención de llegar a un acuerdo con un sector determinado del electorado, y es esta expectativa la que verdaderamente me preocupa.

Los funcionarios del gobierno británico probablemente afirman que los comentarios deben ser entendidos en el contexto de una dura campaña electoral, y presumiblemente tratarán de tranquilizarnos tranquilamente que el apoyo del gobierno a los derechos humanos permanece firme e inquebrantable.

Cualesquiera que fueran las intenciones detrás de sus comentarios, eran muy lamentables, un regalo de un importante líder occidental a toda figura autoritaria alrededor del mundo que viola desvergonzadamente los derechos humanos con el pretexto de combatir el terrorismo. Y no son sólo los líderes.

Hace unos días, citando al Primer Ministro May, un ex almirante de Sri Lanka presentó una petición al Presidente del Consejo de Derechos Humanos. Exigió la adopción de medidas contra mi Oficina por "forzar" a Sri Lanka a emprender reformas constitucionales y por ejercer presión sobre ellas para que crearan un tribunal híbrido para juzgar a los autores de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad. Había participado en la lucha contra el terrorismo.

Mi primera pregunta: ¿Por qué el derecho internacional de los derechos humanos es un objetivo tan fácil? ¿Por qué es tan mal entendido, tan malhumorado por algunos, temido por otros, despreciado, atacado?

La segunda: si el Primer Ministro quisiera decir lo que dijo, ¿qué derechos universales estaría dispuesto a conceder el Reino Unido para castigar a las personas contra las que no hay pruebas suficientes para justificar la acusación? ¿Cuáles son exactamente los derechos que ella considera frívolos u obstructivos? ¿El derecho a la privacidad? El derecho a la libertad y a la seguridad de la persona? ¿Libertad de expresión? ¿Libertad de religión y creencias? ¿El principio de no devolución? ¿La prohibición de la tortura? ¿Debido al proceso?

Y por qué estamos luchando contra los terroristas en primer lugar, si no para defender tanto el bienestar físico de las personas como los propios derechos y valores humanos, la Primera Ministra ahora dice que está dispuesta, en parte, a sacrificar - para luchar Los terroristas? ¿Y dónde pararía? La renuncia a algunos derechos ahora puede tener efectos devastadores sobre otros derechos más adelante. Si seguimos este razonamiento hasta su conclusión lógica, el eventual desenlace completo de los derechos humanos nos transformaría, tanto en los Estados como en las organizaciones internacionales. Para citar a Nietzsche: "Quien lucha contra los monstruos debe asegurarse de que en el proceso no se convierta en un monstruo". Estaríamos en peligro de ser prácticamente indistinguibles de los terroristas que estamos luchando.

Entonces, ¿por qué el Primer Ministro May dijo esto? Al menos parte de la respuesta puede encontrarse en las condiciones del mercado. El derecho de los derechos humanos ha sido ridiculizado desde hace mucho tiempo por una prensa tabloide influyente aquí en el Reino Unido, alimentándose con gusto de lo que pinta como las absurdas conclusiones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo. Este punto de vista tiene cierta resonancia con una parte del público que ignora la importancia del derecho internacional de los derechos humanos, a menudo visto por demasiadas personas como demasiado alejado de la vida cotidiana, muy continental, demasiado abogado, demasiado activista, demasiado extraño. ¿Cómo puede la Corte considerar el derecho de voto de los reclusos, y otras pretensiones supuestamente frívolas, cuando están en contra del sufrimiento de las víctimas? ¡Los bastardos merecen castigo! Esto puede ser comprensible, en algún nivel emocional. Sin embargo, también debe reconocerse que la tinta británica, que refleja una tradición jurídica enormemente rica, se encuentra en todo el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Y por buenas razones. Reconocer que incluso un criminal tiene derechos es la base del pensamiento iluminado, un principio consagrado en la ley común. Se encuentra en el núcleo mismo de la civilización humana, y nos distingue de una horda primitiva envuelta sólo en retribución y crueldades. Creo, como tantos otros, que los criminales también tienen derechos fundamentales, porque cualquiera que sea el mal que hayan hecho, siguen siendo seres humanos. Con frecuencia su comportamiento patológico ha sido influenciado por el trauma infligido en ellos por otros.

Permítanme tomar un ejemplo, tal vez extremo. En Irak, hay personas que abogan por la muerte de tantos niños soldados de Da'esh como sea posible, y tal vez incluso apoyan a torturarlos, dada la monstruosidad de sus acciones. Sin embargo, en Sierra Leona, muchos niños seguidores de Foday Sankoh, que en otro tiempo estaban destruyendo las extremidades de otros niños pequeños, ahora han sido en gran medida rehabilitados, en gran medida debido a los esfuerzos de la ONU. Eran niños incluso cuando eran terroristas - y ellos tienen que ser vistos como niños primero.

En el curso de esta breve conferencia, busco examinar algunos de estos ataques contra el derecho internacional de los derechos humanos, sobre el derecho internacional en general. Usted me ha honrado con la petición de que hablo con el legado de Hugo Grotius. ¿Qué diría Grotius hoy, si se le devolviera a la vida por unos momentos? ¿Se sorprendería, casi 400 años después de la publicación de su tratado sobre el Derecho de la Guerra y la Paz, por el logro general? ¿El alcance de la reacción actual? ¿La lucha? O tal vez no le sorprendería de ninguna manera.

Mientras promovía una "sociedad" internacional gobernada por la ley, no por la fuerza, bien pudo haber sido sorprendido que tomó otros 300 años de tramitación de tratados e inmensas sangres, coronados por dos guerras mundiales, antes de que la humanidad abrazara un sistema de derecho internacional. O, dicho de otro modo, la sola razón había demostrado ser insuficiente.

Sólo la muerte de unos 100 millones de personas en dos guerras mundiales y el Holocausto podría generar la voluntad necesaria para un cambio profundo. La humanidad había caído de un acantilado, sobrevivido, y, habiéndose asustado rígido, se hizo todo más sabio para ello. La perspectiva de la aniquilación nuclear también afiló el pensamiento de la posguerra. Y poco después, los Estados redactaron la Carta de las Naciones Unidas, reforzaron el derecho internacional, codificó el derecho internacional de los refugiados, elaboraron más el derecho internacional humanitario y crearon el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho penal internacional.

Precisamente estos cuerpos de derecho internacional están ahora en peligro.

Aunque en esta conferencia debo examinar todas las amenazas al derecho internacional público, desde la incautación y anexión de Crimea por parte de Rusia hasta la casi entusiasta derogación por parte de las potencias europeas de sus obligaciones en virtud de la Convención de 1951 sobre los Refugiados, Los actores de las instalaciones protegidas por el DIH -como las clínicas y los hospitales de Siria, Yemen y Afganistán- me limitaré por brevedad a las principales amenazas contra el derecho internacional de los derechos humanos y prestaré especial atención a la prohibición absoluta del uso De tortura. Al hacerlo, espero ilustrar cómo son sintomáticos de un cinismo más amplio emergiendo en desafío al derecho internacional en general.

Permítanme que primero vuelva a la lucha contra el terrorismo y cómo está siendo explotada por gobiernos de todo el mundo para revertir los avances en materia de derechos humanos. La restricción de las libertades de expresión y de asociación -que amenaza con acabar completamente con la disidencia en países como Egipto, Bahrein y Turquía- está cerrando lo que queda de un espacio democrático y todo bajo la bandera de la lucha contra el terrorismo. Y este contagio se está extendiendo, rápido.

Cuando hago hincapié en este punto, y resalto los excesos de la acción del gobierno, a veces se me acusa de mostrar simpatía hacia los terroristas, lo cual es escandaloso. Quiero ser claro. Yo condeno el terrorismo sin reservas. Nunca puede justificarse, sobre la base de cualquier queja, real o percibida.

La manifestación Da'esh, Al Qa'eda, Al Nusra, Al Shabab, Boko Haram tiene una ideología distinta, y debe ser desmantelada en la fuente. Si se quiere combatir desde una perspectiva de seguridad, a través de las redes de inteligencia y la fuerza militar, las acciones también deben ser extremadamente precisas. En otras palabras, la arbitrariedad y la imprecisión que son las características de la selección de objetivos por parte de los terroristas requieren una reacción diametralmente opuesta de los estados. La aplicación láser de la ley, consistente con las normas y garantías universales de derechos humanos, es el único antídoto viable si esta lucha tiene éxito.

La detención y, en algunos casos, la tortura de personas cuya asociación con un grupo terrorista es inexistente pero que, sin embargo, son acusadas en virtud de una ley de lucha contra el terrorismo, simplemente porque han criticado al gobierno, Es peligroso y totalmente contraproducente.

Transforma no sólo a un individuo, falsamente cargado, en una persona que odia al estado, sino también a sus familias, amigos, posiblemente incluso a sus comunidades. Algunos incluso pueden ir más allá del simple odio. La detención arbitraria sirve a los terroristas, no al Estado; Alimenta el reclutamiento. Y sin embargo, las detenciones arbitrarias son comunes en aquellos estados que luchan contra el terrorismo. De hecho, si usted cree la retórica de muchos gobiernos, cada abogado o periodista es casi por definición un terrorista, sobre todo si se centran en los derechos humanos. Presente empresa incluida!

Además, dado que las cárceles se convierten a menudo en fábricas para convertir a los pequeños delincuentes en extremistas violentos, la privación legal de libertad ordenada por los tribunales debe reservarse para los delitos más graves y los recursos no privativos de libertad solicitados por delitos menores. Esto no es lo que está sucediendo.

En cambio, vemos en los Estados Unidos un renovado recurso a penas de prisión muy largas para los condenados por delitos de drogas. Y en lugar de concentrarse en individuos potencialmente violentos impulsados ​​por la ideología Takfiri o cualquier otra ideología extrema, la Administración Trump está llevando a cabo sus órdenes ejecutivas sobre las prohibiciones de viajar hasta el Tribunal Supremo, a pesar de que fueron declaradas inconstitucionales en los tribunales inferiores .

Asimismo, en las semanas posteriores a los viciosos ataques terroristas de París, en noviembre de 2015, las autoridades francesas adoptaron un amplio objetivo y cerraron 20 mezquitas y asociaciones musulmanas, y realizaron unas 2.700 búsquedas domiciliarias sin orden judicial. En el Reino Unido, la Ley de Poderes de Investigación de 2016 constituyó uno de los regímenes de vigilancia de masas más amplios del mundo, permitiendo la interceptación, el acceso, la retención y la piratería de las comunicaciones sin necesidad de una sospecha razonable. Los refugiados y los migrantes eran cada vez más vistos como caballos de Troya por los terroristas. La histeria estaba en los círculos políticos de toda Europa, y los terroristas debían sonreír. Cuando se trataba de la gestión de la reacción del público, en lugar de adoptar un enfoque de sentido común, se estableció la fiebre.

Para superar el terrorismo, los gobiernos deben ser precisos en la persecución de los terroristas. Pretender sellar las fronteras - con o sin paredes decoradas con paneles solares - es una ilusión, y una desagradable. Los niños migrantes no deben ser detenidos. No debe haber refoulement. Tampoco debe haber retroceso colectivo, ni decisiones tomadas en fronteras por agentes de policía, en lugar de jueces. O, de hecho, vuelve a países que no son manifiestamente seguros.

El acuerdo de la UE con Turquía, en nuestra opinión, ha fracasado en varios de estos puntos clave; Sobre todo cuando se trata del derecho de cada solicitante de asilo a una evaluación individual. Junto con las medidas de urgencia que se están precipitando a través de una serie de parlamentos europeos, que también derogan la Convención de 1951 sobre los Refugiados, Europa, como centinela para la observación de las leyes de refugiados y derechos humanos en todo el mundo, se ve envuelta en una grosera hipocresía.

Los demagogos y populistas de toda Europa y de muchas otras partes del mundo, así como los tabloides de este país, han alimentado durante años sin rencor la xenofobia y el fanatismo, el combustible que dio lugar a estas políticas imprudentes. Y esto parecía estar dando sus frutos, con una ganancia inesperada de apoyo popular en su favor. Después del referéndum aquí en el Reino Unido, dominado por el temor a los extranjeros y las instituciones extranjeras, surgió el resultado de las elecciones estadounidenses, y el movimiento populista parecía estar en un rol imparable.

Estados partes también, total o parcialmente, desatendió sus obligaciones en virtud del artículo 14 de la Convención para la reparación y rehabilitación de las víctimas de tortura,

La condición predeterminada de la mente humana es, después de todo, el miedo. Miedo primordial. Ese mecanismo instintivo más interno que nos protege del daño, de la muerte. Una emoción que todos los extremistas, incluidos los populistas expertos, buscan aprovechar o estimular. Al manipularlo y borrar el razonamiento deductivo sacado del conocimiento, moldean con mayor facilidad los movimientos que llevan, y sus ambiciones políticas están bien servidas, al menos por un tiempo.

El mecanismo emocional en la mente de un defensor de los derechos humanos funciona de manera diferente. Hacer el bien en nuestras vidas, y no sólo para algunos, sino para todos; Para defender los derechos humanos de todos - esto requiere una inversión continua del pensamiento, donde los prejuicios naturales que se encuentran profundamente dentro de cada uno de nosotros deben ser mirados para fuera y rechazados cada día de nuestras vidas. El flujo por defecto en las mentes de la humanidad puede ser reptil; Pero la batalla interna para superarla es profundamente humana. Pensar en todos, trabajar para todos: son las dos lecciones fundamentales aprendidas por los que sobrevivieron a las dos guerras mundiales, tanto si hablamos en relación al comportamiento de individuos como de estados. Y están grabados en la Carta de las Naciones Unidas.

 Las dos palabras "derechos humanos" no fueron colocadas en el preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas por su autor final, Virginia Gildersleeve, como un florecimiento literario. Fueron escritos en el texto - casi al principio, en la tercera línea - porque los derechos humanos eran vistos como la única opción posible para ese primer golpe de un nuevo pulso. Porque el 26 de junio de 1945, el día de la firma de la Carta, el asesinato a una escala hasta ahora desconocida para los humanos acababa de terminar, con ciudades pulverizadas y fumando, monumentos a una inmensa maldad humana y estupidez.

Sólo aceptando los derechos humanos como piedra angular podría ser posible el resto del edificio - éxito en el desarrollo económico, paz duradera. Es un punto que aún hoy, quizás hoy en día, debe ser absorbido por los numerosos actores políticos que sólo ven los derechos humanos como una pesada limitación. De hecho, muchas personas que han disfrutado de sus derechos desde el nacimiento simplemente no se dan cuenta de lo que realmente significan estos principios. Al igual que el oxígeno, están más allá de nuestra percepción sensorial cotidiana, y sólo cuando de repente se nos priva de ella, nos damos cuenta de su enorme significado.

Defender los derechos universales de todos los seres humanos, todos los titulares de los derechos, es otra forma de decir que sólo trabajando juntos, tenemos la esperanza de librarnos de los flagelos de la violencia y la guerra.

Trágicamente, los reflejos nativistas que una vez más fueron vendidos por populistas y demagogos todavía parecen funcionar. Venden la supremacía y no la igualdad, sembran la sospecha en lugar de la calma, y ​​lanzan enemistad contra categorías definidas de personas vulnerables, fáciles chivos expiatorios y indignas de su odio. Este tipo de políticos parece más decidido a aprovechar el genuino temor de grupos específicos que promover el cuidado del bienestar del conjunto.

Afortunadamente, el cambio está en marcha. La ola populista o nacionalista-chovinista en el mundo occidental, que creció en los EE.UU., se ha roto por ahora, se desvaneció contra las urnas de Austria, los Países Bajos y Francia. Puede haber otras olas. Sin embargo, en Europa, el movimiento anti-populista, como algunos lo han llamado, ahora está en marcha.

En otras partes del mundo, las amenazas al derecho internacional y las instituciones que las respaldan no se ven afectadas por estos recientes acontecimientos más positivos.

Estados Unidos está ponderando hasta qué punto reducirá su apoyo financiero a la ONU y a otras instituciones multilaterales. Sigue decidiendo si debe retirarse del Consejo de Derechos Humanos e incluso se ha hablado en una etapa de su retirada de los principales instrumentos de derechos humanos de los que es parte.

El año pasado también se informó de que nueve estados árabes -la coalición encabezada por Arabia Saudí combatiendo a los rebeldes Houthi / Saleh en Yemen- hicieron la amenaza sin precedentes de una retirada de la ONU si se les enumeraba como autores en el anexo del informe del Secretario General Informe sobre los niños y los conflictos armados.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Corte Interamericana, el Tribunal de Desarrollo del África Meridional y la Corte Penal Internacional tampoco han sido salvadas de tales amenazas. Afortunadamente, en casi todos estos casos, o bien la amenaza de la retirada ha fracasado, o, incluso si uno o dos países se retiraron, no se produjo ninguna reacción en cadena. Pero la regularidad de estas amenazas hace que cada vez sea más probable que la hemorragia se produzca algún día, una retirada que cierra el libro sobre alguna parte del sistema del derecho internacional.

En este contexto, lo más preocupante para mí es el flirteo persistente del Presidente de los Estados Unidos, a lo largo de su campaña y poco después, con el retorno a la tortura. Ahora se nos dice que el manual de campo del Ejército de EE. UU. No será reformulado, y el Secretario de Defensa de Estados Unidos está guiando a la Casa Blanca sobre esto. Por ahora hay poco peligro de un retorno a la práctica de las llamadas "técnicas de interrogatorio mejoradas", un eufemismo que no duplica a nadie. El estado de ánimo en los EE.UU. podría por supuesto cambiar drásticamente, si el país estaba en algún momento de experimentar un horrible ataque terrorista. Y, consciente de cómo el público estadounidense, en los últimos diez años, ha aceptado mucho más la tortura, el equilibrio podría inclinarse a favor de su práctica y destruir la delicada posición en la que se encuentra la Convención contra la Tortura.

Cabe recordar que la Convención contra la Tortura, ratificada por 162 países, es la más inflexible de cualquier instrumento existente en el derecho internacional. Su prohibición de la tortura es tan absoluta que nunca podrá ser levantada, ni siquiera durante una emergencia que "amenace la vida de la nación". Y sin embargo, a pesar de su reconocimiento más amplio como jus cogens y de la claridad cristalina del artículo 2 de la Convención, La existencia de tantas víctimas supervivientes de la tortura, que siguen sin ser reconocidas, no apoyadas, se les niega la justicia o la reparación, constituye un testimonio vivo de la terrible persistencia de la tortura en todo el mundo.

Mientras que sólo un pequeño número de Estados parece practicar la tortura sistemáticamente, como parte de la política estatal, 20 países (y están listados en nuestro sitio web) no reconocen la competencia del Comité contra la Tortura bajo el Artículo 20. Por lo tanto, se niegan a priori Cualquier escrutinio de las presuntas violaciones generalizadas.

Un número mucho mayor de estados son anfitriones de actos aislados -o no tan aislados- de tortura y malos tratos. Disturbiosamente, los estados de este grupo simplemente no están tomando sus obligaciones lo suficientemente seriamente. Los niveles de impunidad son muy elevados, dado que la mayoría de las personas que se encuentran culpables se enfrentan a sanciones administrativas; Y la llamada evidencia obtenida bajo tortura permanece, en muchos estados, admisible en los tribunales.

Hay también un número de Estados -y este grupo posiblemente está aumentando- que, si bien no tienen constancia de practicar la tortura, están aceptando sin embargo, por ejemplo, haciendo caso omiso del principio de no devolución contenido en el artículo 3 de la Convención. Convención.

Otra gran mayoría de los Estados partes también, total o parcialmente, desatendió sus obligaciones en virtud del artículo 14 de la Convención para la reparación y rehabilitación de las víctimas, sin importar dónde ocurrieron las torturas o por quién fue perpetrado.

Hace once años se registraron progresos notorios con la entrada en vigor del Protocolo Facultativo, que permite que el Subcomité para la Prevención de la Tortura pueda realizar visitas preventivas en cualquier lugar de privación de libertad en cualquier momento. Se han creado unos cincuenta mecanismos nacionales de prevención y el Subcomité ha realizado 54 visitas. Sin embargo, muchos mecanismos nacionales de prevención carecen de recursos suficientes y no están facultados para ofrecer resultados reales.

La fragilidad de la Convención es subrayada por el hecho de que ningún país respeta todos sus términos. Ningún país admite públicamente que se dedique a la tortura, pero abundantes pruebas demuestran que la tortura es practicada sistemáticamente por al menos algunos estados - esa primera categoría a la que me he referido anteriormente.

Parecería que todos los gobiernos han estado participando en una pretensión teatral de conformarse con la Convención. Y esto puede ser más crucial de lo que inicialmente nos damos cuenta, porque implica un sentido de vergüenza. Considere la alternativa.

El presidente de Filipinas ha hablado abiertamente sobre asesinatos extrajudiciales. Y el presidente de los Estados Unidos de América ha dicho que la tortura puede ser necesaria en ciertas circunstancias. Ya no hay pretensiones. Están rompiendo tabúes largos. Si otros líderes comienzan a seguir el mismo curso retórico, socavando la Convención con sus palabras, la práctica de la tortura es probable que se amplíe, y eso sería fatal. La Convención se desbarataría y se eliminaría un pilar central del derecho internacional.

Por lo tanto, los peligros para todo el sistema de derecho internacional son muy reales.

Hoy, el 26 de junio, es el día internacional de apoyo a las víctimas de la tortura, y antes participé en un panel del King's College organizado por la Asociación Internacional de Abogados para sensibilizar sobre la prohibición absoluta de la tortura y la necesidad de Profesión a desempeñar un papel mucho más activo en la prevención de su uso.

El progreso humano nunca se desliza; Siempre se tambaleará ya veces incluso se derrumbará temporalmente. El esfuerzo común, por una causa común, dentro de un marco común de entendimiento y regulación, será siempre atacado por aquellos más comprometidos con la búsqueda de intereses personales o nacionales más estrechos. Estos practicantes extremos de la agenda asertiva y delgada son capaces de desechar muchas de las leyes internacionales de hoy y las instituciones de posguerra como anacronismos. Y porque, para el no abogado, el sistema de derecho internacional es tan complicado, el sistema de derechos humanos tan indescifrable para muchos laicos, es difícil reunir al público en general, que puede no ver ninguna amenaza inmediata a sí mismos.

Esto me lleva a la principal amenaza a los derechos humanos en la actualidad: la indiferencia. La indiferencia de una gran parte de la comunidad empresarial de todo el mundo, que seguiría buscando ganancias incluso a costa de un gran sufrimiento hecho a otros. La indiferencia de una gran parte de la comunidad de inteligencia y seguridad, para quien la búsqueda de la información eclipsa todos los derechos de los demás y describe los desafíos a las terribles prácticas discriminatorias como traición.

Algunos políticos, para los cuales los derechos económicos, sociales y culturales son escasos, son indiferentes a las consecuencias de la austeridad económica. Ellos ven los derechos humanos sólo como un irritante control de la conveniencia - la moneda del mundo político. Para otros, la indiferencia no es suficiente. Su rechazo a la agenda de derechos se expresa en términos llenos de desprecio total por los demás, un desfile de mezquindad.

Nuestro mundo está peligrosamente cerca de liberarse de un sentimiento de compasión, convirtiéndose lentamente no sólo en un mundo post-verdad sino también post-empático. Es muy difícil para nosotros ahora en la ONU generar las sumas necesarias para la acción humanitaria en todo el mundo. Nuestras solicitudes de fondos para los más necesitados rara vez se cumplen en niveles superiores al 50%; La cifra final suele ser mucho menor.

¿Qué nos está pasando?

Mi esperanza no radica principalmente en los gobiernos, sino en las personas que rechazan todas las formas de terrorismo, rechazan el antiterrorismo extremo y discriminatorio y rechazan los populismos de los límites ideológicos. Mi esperanza está en aquellos que eligen elegir a líderes políticos más iluminados. Los defensores de los derechos humanos, a menudo víctimas de violaciones que, armados de nada más allá de sus mentes y de sus voces, están dispuestos a sacrificar todo, incluso ver a sus hijos y sus familias, perder su trabajo, incluso Sus vidas, para salvaguardar los derechos, no sólo los suyos, sino los derechos de los demás.

¿Qué increíblemente hermoso es eso? Estoy emocionado por ellos. Todos deberíamos serlo. Son ellos quienes aseguran que conservemos nuestra ecuanimidad, y son ellos, no nosotros, los que soportan la mayor carga de defender esta parte crucial de nuestro sistema de derecho internacional. Son ellos los que nos salvarán, y nosotros, a su vez, debemos invertir todos los esfuerzos en su protección.

No creo que Grotius se sorprenda por nada de esto.

El impulso reptiliano del cerebro humano no es fácilmente superado, y la humanidad por siglos permanecerá indigna de confianza y poco fiable. Nuestro comportamiento, y el comportamiento de los estados, requerirán largo tiempo de andamios legales para mantener lo que reconocemos como civilización humana en su lugar. Grotius estaría agradecido de que todavía estamos luchando, de pie, por su sociedad internacional y tal vez incluso una sonrisa irónica al pensar en lo presciencia que era, hace cuatro siglos.

Te agradezco por tu atención."

Informa: Andrés González ®/©

ONU 35ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra

ONU República Centroafricana debe proteger a su población y aplicar justicia

ONU evaluara el impacto de las sanciones unilaterales impuestas por la Unión Europea

ONU Insta a Canadá a adoptar una línea más dura sobre abusos de derechos de las empresas

ONU El mundo necesita una revolución en atención de la salud mental

ONU insta a todos los gobiernos para salvar la biodiversidad Día Mundial del Medio Ambiente

ONU Gaza Condenamos ejecuciones por un llamado tribunal militar de campaña

ONU República Dominicana La estrategia turística debe centrarse en la protección del menor

No hay suficientes recursos disponibles para apoyar a cientos de miles de civiles que huyen de los conflictos violentos, los países deben aumentar la ayuda para mejorar las condiciones de vida de los refugiados.

DONAR AQUI UN FOUNDATION

Más recientes de Andres Gonzalez

ONU Insta a Venezuela a que utilicen únicamente medios pacíficos

ONU Insta a Venezuela a que utilicen únicamente medios pacíficos

Instamos a las autoridades a respetar los deseos de quienes desean participar en esta consulta y a garantizar los derechos de las personas a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica. a todo el país a que utilicen únicamente medios pacíficos para hacerse oír 14/07/2017

ONU República Centroafricana debe proteger a su población y aplicar justicia

ONU República Centroafricana debe proteger a su población y aplicar justicia

La República Centroafricana (RCA) está presenciando una situación "insostenible" en medio de la proliferación de grupos armados y el aumento de las violaciones de los derechos humanos, y el gobierno debe actuar ahora 20/06/2017

ONU evaluara el impacto de las sanciones unilaterales impuestas por la Unión Europea

ONU evaluara el impacto de las sanciones unilaterales impuestas por la Unión Europea

Visita oficial a la Unión Europea del 19 al 22 de junio, viajara a Bruselas para recabar información sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales sobre derechos humanos Impuestas por los miembros de la UE a otros Estados 16/06/2017

ONU insta a la acción pública para detener el abuso de ancianos por familiares

ONU insta a la acción pública para detener el abuso de ancianos por familiares

Insta a una mayor vigilancia y a una mayor notificación de casos sospechosos y exhortó a todos los que sospechan cualquier forma de abuso de ancianos, incluyendo abuso financiero, para reportar sus preocupaciones 16/06/2017

ONU recibe informes de asesinatos masivos de civiles que huyen por ISIL

ONU recibe informes de asesinatos masivos de civiles que huyen por ISIL

Los informes indican que más de 231 civiles que intentaron huir del oeste de Mosul han sido asesinados desde el 26 de mayo, incluyendo al menos 204 durante tres días la semana pasada 08/06/2017

Mostrando: 1-5 de 583