Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Christian Gistain escriba una noticia?

Perfil psicológico de José Luis Rodríguez Zapatero

10/02/2014 18:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El ex presidente de gobierno siempre se caracterizó por ser alabado por los suyos y repudiado por la oposición debido a su ambigüedad

Para muchos ha sido el peor presidente de gobierno de la historia de España, y sin embargo fue elegido en dos mandatos consecutivos por el electorado. Aunque parezca difícil de explicar, su rostro y sus conductas nos dan mucha información acerca de una personalidad extremadamente confusa y ambigua.

 

Anamnesis y biografía

José Luis Rodríguez Zapatero nació el 4 de agosto de 1960 en Valladolid (España). Allí tenía la consulta su abuelo, pediatra de reconocido prestigio. Sin embargo, residió en León porque su padre, abogado de profesión, era el director de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de León y decano del Colegio de Abogados. Su hermano Juan es cuatro años mayor que él.

Fue en 1976 cuando nació su interés por la política, tras asistir a un mitin de Felipe González en Gijón. Se afilió a las Juventudes Socialistas en 1979, llegando a ser secretario de organización en León. Conoció a su mujer Sonsoles en la manifestación del 24 de febrero de 1981 contra el intento del golpe de estado del día anterior. De este matrimonio, nacieron sus dos hijas, Laura (nacida en 1993) y Alba (nacida en 1995).

Tras los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004, ganó las elecciones que lo encumbraron como presidente hasta que por la situación crítica del país y la mala gestión de su equipo, se realizaron elecciones anticipadas el 20 de noviembre de 2011, siendo el partido opositor liderado por Mariano Rajoy, el vencedor.

Tras su derrota, José Luis Rodríguez Zapatero ha permanecido oculto y lejos de cualquier medio de comunicación o aparición pública.

 

Análisis de la conducta no verbal

Si observamos a Zapatero fuera de los grandes discursos, observaremos dos rasgos que lo identifican como una persona introvertida e incluso tímida. El primero de los gestos son las manos cruzadas y los hombros echados hacia delante, mostrando una necesidad de seguridad a la par que refugio.

El segundo de sus gestos típicos es la sonrisa falsa. Recordemos que una sonrisa verdadera suele aparecer junto con arrugas en los ojos y a causa de un comentario o suceso que a uno le hace gracia. En la figura del ex presidente, ésta solía aparecer con demasiada frecuencia, reflejando una tendencia a querer agradar y temor a reflejar su carácter natural.

Que sus cejas sean anguladas muestra un claro desapego emocional

 

Análisis del rostro

Sin duda alguna, el rasgo físico que define a Zapatero son sus cejas. Que sean anguladas muestra un claro desapego emocional. Son propias de mandos directivos, a los cuales no les interesa perder el tiempo y necesitan tener todo controlado. Suelen ser fríos y calculadores y nos les tiembla el pulso a la hora de tomar una decisión que perjudique a otros pero que les beneficie a ellos. Provocan intimidación y de ahí que se les asocie con figuras malvadas. Como ejemplo podemos tomar al actor Jack Nicholson en sus papeles de Joker en “Batman” o como protagonista de “El resplandor”. Si pensamos en figuras diabólicas, nos vendrán a la mente también este tipo de cejas y rasgos pronunciados.

Otro de sus rasgos característicos es su pequeño y hundido mentón. Es propio de personas que tienden más a la conciliación que al enfrentamiento. Necesita consultar todas las decisiones a su entorno próximo para así optar por lo que la mayoría decida, reflejando un claro espíritu comunitario y falta de decisión propia.

Con una frente amplia, puede catalogarse como una persona de grandes ideales. De ahí sus pretensiones de la ya famosa “Alianza de civilizaciones”.

Por último, sus mejillas. Al final de su mandato, podemos observar mayor flacidez en sus mofletes, algo más propio de personas mayores que transmiten bondad.

Como todo el mundo tiende a quedarse con lo bueno para lo que le interesa, podemos entender que Zapatero fuera alabado por sus votantes y odiado por la oposición. Presenta un rostro claramente dividido por una mitad superior que transmite temor, y una mitad inferior que transmite conciliación y pacificación.

 

Posibles rasgos de su personalidad

Con un rostro complicado, se suele tener una personalidad complicada. Zapatero presentaría lo que denominaría como efecto gato. Los gatos son vistos por muchas personas como un animalillo dulce, tierno y divertido, mientras que por otros son vistos como un animal esquivo y potencialmente peligroso. Y este hecho se debe a su mitad superior de la cabeza más angulada y a su mitad inferior más redondeada o débil.

Se puede decir que es una persona que ha tenido una vida fácil desde pequeño, sin demasiados contratiempos, encontrando éstos nada más y nada menos que ocupando ya el puesto de presidente de un país. Como anécdota que demuestra la veracidad de la ausencia de cualquier autoritarismo o liderazgo, podemos recordar el episodio en el que sus hijas decidieron ir vestidas de góticas a la Casa Blanca, una muestra más de falta de mandato (incluso en su propio hogar).


Sobre esta noticia

Autor:
Christian Gistain (30 noticias)
Visitas:
5950
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.